La asombrosa historia del abuelo, el padre y el hijo chileno que rompieron un récord mundial de aviación

pilotos chile

La familia Díaz dio la vuelta al mundo en un avión de un solo motor, un viaje inédito en la historia de la aviación. Ahora postularán al libro de Récord Guinness.




Patricio Díaz (89), Sebastián Díaz (53) y Sebastián Díaz (23), abuelo, padre e hijo, son pilotos privados. Los tres son amantes de la aviación desde chicos, y se plantearon un desafío en grande. Querían dar la vuelta al mundo en un avión de un solo motor. Y lo consiguieron.

La historia partió de Patricio, que tenía la idea de viajar a la Antártica con su hijo y nieto, a lo que se sumó la de Sebastián (padre), que pretendía recorrer ambos polos, Norte y Sur. Luego el viaje creció y consideró llegar a otros continentes, incluido parte de África.

El viaje, que se comenzó a planificar en 2017, lo lideró Sebastián (padre), que iba como piloto al mando, mientras que Sebastián (hijo) y Patricio, viajaron en modo de tripulación como segundos pilotos. "Fue un tremendo desafío. Aquí hay una planificación de por medio, desde los permisos, la logística y los aspectos meteorológicos. Fue un proyecto en común, donde todos formamos parte, las decisiones las tomábamos los tres, con roles distintos cada uno. Íbamos preocupados de la parte técnica del avión, si seguíamos de noche o no. Hay decisiones que se tomaban en el minuto y esa complicidad, fue una experiencia de vida", señala Sebastián padre.

[caption id="attachment_810968" align="alignnone" width="741"]

Sebastián Díaz, uno de los tres integrantes del viaje, mientras piloteaba el avión.[/caption]

Debido a que se trataba de un avión pequeño mono-motor (Socata TBM), el combustible que utiliza no alcanzaba, por lo que debieron llevar gasolina adicional en el mismo avión, para poder ir cargando mientras viajaban. Eso les permitió hacer trayectos más largos de viaje, sin tener que parar.

La expedición se dividió en dos trayectos. "El primero (en enero), comenzó desde el Aeropuerto Arturo Merino Benitez, en dirección a la Antártica, a la Base Frei de la Fuerza Áerea. "Después seguimos hacia el Paralelo 75 Sur, cerca del Polo y volvimos", relata Sebastián padre.

[caption id="attachment_811840" align="alignnone" width="721"]

Recorrido de la familia Díaz.[/caption]

"La segunda etapa fue en agosto, esta vez al Paralelo 75 Norte, que incluyó Brasil (Recife), la Isla Santa Elena, luego Angola y Tanzania, entre otros. En total fueron 20 días. Esos dos tramos conforman lo que para la Federación Aeronáutica Internacional (FAI) se considera la vuelta al mundo. "Imagínate que solo el primer trayecto fueron 45 mil kilómetros, y la circunferencia de la Tierra, son 40 mil. Dimos más de una vuelta", dice Díaz de 53 años.

Finalemente, el 10 de agosto de 2019 aterrizaron de vuelta en Chile, culminando el viaje.

Récord Guinness

El trayecto realizado por la familia Díaz representa un récord, y posiblemente entre en el libro de Récords Guinness. Este viaje se había realizado por dos personas con las reglas anteriores, sin embargo, éstas cambiaron, por lo que los chilenos se convirtieron en los primeros en realizar el viaje con las normas actualizadas.

Ahora el reglamento indica que debes pasar por el 75° Sur, 75° Norte y el Ecuador con 90° de diferencia.

[caption id="attachment_810980" align="alignnone" width="781"]

Patricio Díaz, el más experimentado del viaje, mientras hacían escala en Brasil.[/caption]

La posibilidad de registrar el récord tiene dos aristas. Por un lado está el viaje en sí mismo que ya representa una hazaña, y por otro, que lo hayan hecho tres personas de la misma familia juntas, con el piloto más joven y el de más edad, lo que podría darle un elemento adicional al récord.

Antes de postular al Guinness, los viajeros deben esperar la respuesta de la Federación Aérea Internacional de Suiza, que emite el certificado oficial por haber realizado el viaje y son los encargados de regular este tipo de expediciones.

[caption id="attachment_810995" align="alignnone" width="739"]

Hace unas semanas, la familia Díaz arribó a Santiago.[/caption]

"Si la Federación aprueba el viaje, nos da un reconocimiento. Ya mandamos los papeles, pero es súper lento, se puede demorar hasta seis meses, porque tienen que certificar. Técnicamente cumplimos. El hecho que hayamos viajado tres generaciones diferentes, lo hace más interesante. Son tres generaciones de pilotos con licencia al día, fue algo especial. Mi papá hizo todo el viaje, no arrugó en ningún minuto, disfrutó mucho", cierra Díaz padre.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.