El día en que Stephen Hawking alertó sobre el riesgo que representan los virus para la humanidad

Stephen Hawking, fallecido este miércoles a los 76 años, solía hablar sobre las amenazas existenciales contra la humanidad.

El destacado físico británico en octubre de 2001 aseguró en una entrevista al diario británico The Daily Telegraph, que sería un virus y no una bomba atómica lo que acabaría con la población de la Tierra.




El 14 de marzo de 2018 falleció el destacado físico británico Stephen Hawking, que investigó sobre la relatividad general y los agujeros negros. La enfermedad de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que le fue diagnosticada a los 21 años, fue la que terminó con su vida.

Más allá de todas las probabilidades médicas, el célebre científico vivió hasta los 55 años. Su carrera permitió contar con elementos importantes para la comprensión del universo, la cual desarrolló brillantemente pese a que gradualmente la enfermedad lo confino a una silla de ruedas, paralizando sus músculos y haciéndole incapaz de hablar.

stephen-hawking
El 14 de marzo de 2018. falleció el destacado físico británico Stephen Hawking.

Junto con el reconocimiento que logró en su área científica, durante su vida en varias oportunidades resaltó lo que el llamaba ‘amenazas existenciales’ para la humanidad en las próximas décadas. Declaraciones que resultaron controvertidas en su momento, pero que hoy, en pleno escenario de coronavirus, retoman importancia.

Una de esas advertencias, fue la que indicó en una entrevista que le realizaron desde el periódico británico The Daily Telegraph, en octubre de 2001, en donde Hawking aseguró que sería un virus y no una bomba atómica lo que acabaría con la población de la Tierra.

El autor de Una breve historia del tiempo declaró en esa oportunidad “estar más preocupado, a largo plazo, por la biología que por las armas nucleares”.

Hawking destacó que su inquietud era que la humanidad estaba poniendo todos nuestros huevos en una canasta. Esa canasta era la Tierra. La alternativa, planteaba, era comenzar un proceso de establecer permanentemente colonias de humanos en otros planetas.

El peligro, explicó Hawking en esa entrevista de 2001, “es que, accidental o voluntariamente, se cree un virus que destruya a la raza humana”.

Imagen de la entrevista al periódico The Daily Telegraph, de octubre de 2001, en donde Hawking aseguró que sería un virus y no una bomba atómica lo que acabaría con la población de la Tierra.

Pero los virus no eran lo único que el físico de la Universidad Cambridge consideraba como una amenaza para la humanidad. También advertía sobre el calentamiento global como una de las mayores amenazas para la vida en el planeta.

Hawking se manifestaba particularmente preocupado de el punto de inflexión, donde el calentamiento global se volvería irreversible. “Estamos cerca del punto de inflexión en el que el calentamiento global se vuelve irreversible. La acción de Trump (de retirarse del Acuerdo de París) podría llevar a la Tierra al límite, a convertirse en Venus, con una temperatura de 250 grados y lloviendo ácido sulfúrico”, señaló a la BBC en 2016.

Hawking era también parte de un pequeño pero creciente grupo de científicos que hace décadas expresaba su preocupación por la inteligencia artificial (IA), inteligencia que podría igualar o superar la de un humano.

“El desarrollo de la inteligencia artificial completa podría significar el fin de la raza humana”, declaró Hawking a la BBC en diciembre de 2014. La declaración fue en respuesta a una pregunta sobre un nuevo sistema de síntesis de voz de IA que el físco había utilizado.

Si todos esos aspectos debían ser considerados peligros, el físico siempre destacó también que el hombre era la principal amenaza: “La falla humana que más me gustaría corregir es la agresión. Puede haber tenido una ventaja de supervivencia en los días de las cavernas, para obtener más comida, territorio o pareja con quien reproducirse, pero ahora amenaza con destruirnos a todos”, informó The Independent en 2015.

Comenta