Chilenos crean una cabina “cero contacto” para realizar exámenes de coronavirus

El sistema funciona a través de guantes que sobresalen de la cabina, que permiten tomar y almacenar la muestra por quien está a cargo del test. De esta forma se protege al personal de salud durante la toma de muestras, sin riesgo de exposición al virus.




Considerando la cantidad de pruebas realizadas por cada mil habitantes, Chile supera al resto de los países de la región, con un promedio diario de 0,8 exámenes. Le siguen muy de lejos Uruguay, Colombia, Perú, Paraguay, Argentina y Bolivia.

Por ello lo importante del proyecto desarrollado por un grupo de académicos y alumnos de ingeniería de la Universidad Católica (UC), quienes diseñaron una cabina de exámenes para el coronavirus, que de acuerdo a su creadores, es de fácil uso en espacios abiertos, y evita totalmente el contacto entre el paciente y quien realiza el test.

“Durante las últimas tres semanas diseñamos esta propuesta, que permite aislar al personal de salud que está en su interior del exterior mediante una cabina que posee presión positiva, entregada por filtros de alta eficiencia, conocidos como HEPA”, adelantó el profesor Álvaro Videla, quien lidera el proyecto.

Estos sistemas son similares a los que se usan en los quirófanos, que eliminan el 99,9% de las partículas como bacterias y virus. Por lo tanto, precisan los ingenieros UC, estos filtros de aire impiden su transmisión al interior de las cabinas.

A través de unos guantes que sobresalen de la cabina, el profesional de salud puede deslizar sus manos desde el interior para realizar la prueba a la persona que se encuentra al otro lado del vidrio. Gracias a su diseño, el procedimiento se puede efectuar con total visibilidad y control. Una vez tomada y almacenada la muestra por quien está a cargo del test, se precede a desinfectar los guantes con amonio cuaternario para luego continuar atendiendo al siguiente paciente.

El proyecto iniciará su fase experimental esta semana en el Hospital de Temuco. En paralelo, los ingenieros están desarrollando otras cinco unidades, las cuales esperan ser entregadas durante este mes a otros centros de salud de la Región Metropolitana.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la empresa Morex, y fue en su inicio planteada por la Sociedad de Urgencia de Chile y el personal médico del Hospital de Temuco, es parte de la mesa de trabajo interdisciplinario que promueve la Vicerrectoría de Investigación UC, en conjunto con Medicina, el Centro de Innovación y otras facultades de la universidad, a través del aporte de nuevas ideas para enfrentar el peak de la pandemia.

Comenta