¿Cómo funciona el ayuno intermitente?

Es una de las últimas tendencias para bajar o mantener el peso corporal y también para desintoxicar el orgnismo, pero como todas las dietas, no es para cualquier persona.




Es muy probable que en los últimos meses haya escuchado más de una vez el término “ayuno intermitente”. Cada vez más artistas, deportistas, influencer y rostros conocidos, cuentan del éxito que han obtenido con este modelo de alimentación.

“Este método más que una dieta es un programa de alimentación, donde más que preocuparte de qué comer es saber cuándo comer”, indica Dana Bortnick, nutricionista de Clínica Indisa. El ayuno intermitente consiste en alternar los períodos en los que se come y los que se ayuna. El período de comida se conoce como “ventana de alimentación”.

No se debe confundir el ayuno intermitente con el prolongado. “Los ayunos prolongados son cualquiera que tenga como ayuno sobre 24 horas, y estos pueden provocar importantes resultados adversos como paro cardíaco, arritmias y en casos más extremos, incluso la muerte”.

Hay diferentes tipos de ayuno, y estos son los más comunes:

16/8. En este se puede comer durante 8 horas y se debe ayunar durante 16 horas. Lo más común es saltarse el desayuno y que la primera comida sea al medio día y no comer más allá de las 20 horas.

5:2. Consiste en que durante dos días a la semana se reduzca la ingesta de calorías a un máximo de 500-600 calorías al día y los otros cinco días se puede comer lo que sea. Cabe destacar que estos dos días no tienen que ser consecutivos.

Comer, parar, comer. Acá se alternan días de ayuno con días de comer. Es decir, se come lo quiera durante 24 horas y al día siguiente no se come, solo se ingiere líquidos sin calorías. Esto se debe repetir una o dos veces a la semana.

La nutricionista explica que con el ayuno intermitente, “no solo logra la disminución de peso y la desintoxicación al forzar al organismo a utilizar las grasas de reserva como fuente de energía, sino que tiene múltiples beneficios”.

Entre estos beneficios, Bortnick destaca el retraso el envejecimiento y mejora la piel, la disminución de enfermedades cardiovasculares, la disminución del colesterol circulante, reducción de los triglicéridos, mejor control de la resistencia a la insulina, baja de la tensión arterial, disminución de la grasa visceral y el panículo adiposo y por tanto, disminución del peso corporal. Además, estimula el sistema inmune y ayuda al mejoramiento de algunas enfermedades reumáticas.

Cómo empezar

Hay que tener claro que es un método que requiere fuerza de voluntad y no porque se esté en las horas de comida, se debe abusar de la ingesta de calorías.

Es por eso que, junto a la nutricionista de Clínica INDISA, indicamos algunas consideraciones que se deben contemplar a la hora de comenzar con el ayuno intermitente:

● Mantén la hidratación. Debes beber mucha agua y bebidas sin azúcar, como tés de hierbas o café durante todo el día.

● Sigue una dieta saludable y equilibrada, evita los alimentos altos en azúcar, grasas y procesados. No exageres con las porciones de comida después de haber ayunado.

● Prefiere alimentos nutritivos, altos en proteínas, fibra y grasas saludables. Así, además, no se pierde masa muscular. Se recomienda comer legumbres, huevos, pescado, nueces y palta.

● Durante el ayuno, evita actividades extenuantes. Puedes practicar ejercicios más ligeros como el yoga o pilates.

“Como todos los planes alimenticios, no todos son recomendables para toda la población, es por eso que antes de comenzar y durante el ayuno intermitente se debe consultar con un especialista en nutrición, ya que puede provocar efectos adversos en gran parte de la población”, detalla Dana Bortnick.

De esta manera, personas con diabetes o con problemas alimenticios, se sugiere que opten por otro tipo de método alimenticio.

Ante todo, la nutricionista de Clínica INDISA recomienda que “lo más importante es ser cuidadosos y preocuparnos por alimentarnos de manera saludable. Se pueden ingerir todo tipo de alimentos, pero de manera balanceada y acompañado por actividad física. Más allá de seguir tendencias en alimentación, lo primordial es tener hábitos saludables y que permanezcan en el tiempo, esa es la mejor manera para mantenernos sanos y con un peso adecuado. Si no se sabe cómo empezar, lo mejor es acudir a un profesional en nutrición”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.