Confinamiento por coronavirus provoca la caída más grande en los niveles de CO2 desde la Segunda Guerra Mundial

chimeneas, contaminación

Un estudio en base a 69 países revela que la caída es similar a los niveles de hace 15 años, incluso cercanos a lo requerido para los acuerdos de París. Sin embargo, ven poco probable que se mantengan hasta fin de año.




Aunque la pandemia de coronavirus continúa su curso y al día de hoy se cuentan casi 5 millones de infectados y 322 mil fallecidos en todo el mundo, el confinamiento de millones de personas ha dejado su marca en el planeta.

Así lo evidencia un estudio publicado hoy en Nature Climate Change, que afirma que las emisiones globales de dióxido de carbono se han reducido en casi un quinto en comparación con 2019, llegando al mismo nivel de 2006 y además, resultando la caída más significativa desde la Segunda Guerra Mundial.

Según el documento, las emisiones alcanzaron su declive máximo el 7 de abril, con una disminución del 17% en comparación con la misma época del año pasado, revelando una caída de alrededor de 18,7 millones de toneladas de dióxido de carbono, con estimaciones basadas en datos de emisiones diarias promedio entre 2017 y 2019.

El análisis fue realizado tomando a 69 países, 50 estados de EE.UU. y 30 provincias chinas, que representan el 85% de la población mundial y el 97% de las emisiones globales de CO2. Se cubrieron sectores como energía (44.3% de las emisiones globales de CO2 fósil), industria (22.4%), transporte de superficie (20.6%), edificios públicos y comercio (4.2%), residencial (5.6%) y aviación (2.8%).

“Durante la fase de confinamiento temprana alrededor del Año Nuevo chino en China (25 de enero de 2020), alrededor del 30% de las emisiones globales se produjeron en áreas bajo cierto confinamiento. Esto aumentó al 70% a fines de febrero, y más del 85% a mediados de marzo, cuando comenzó el confinamiento en Europa, India y Estados Unidos, mientras China relajaba el confinamiento. En su apogeo a principios de abril, el 89% de las emisiones globales se encontraban en áreas bajo cierto confinamiento”, apunta el estudio.

“Los datos muestran que los cambios en las actividades diarias a nivel de país, estado o provincia fueron mayores en el sector de la aviación, con una disminución en la actividad diaria promedio de –75% durante el nivel de confinamiento. El transporte de superficie redujo su actividad en un –50%, mientras que la industria y los sectores públicos redujeron su actividad en un –35% y un –33%, respectivamente. La energía vio disminuir su actividad en un modesto –15% y el sector residencial vio aumentar su actividad en + 5%”, añade.

Los autores indican que la disminución diaria máxima no ocurrió durante el mismo día en todos los países y, por lo tanto, las disminuciones de los países son más pronunciadas que la disminución diaria máxima global.

Asimismo, la investigación sostiene que las emisiones podrían disminuir hasta un 7,5% en comparación a 2019 si es que a fin de año se mantienen algunas restricciones, algo que sería el equivalente a lo requerido para los acuerdos climáticos de París. Sin embargo, este último punto también lo ven poco probable considerando que al menos en China, desde la apertura de las medidas de confinamiento los niveles aumentaron por encima de lo visto el año pasado.

“El cambio para el resto del año dependerá de la duración y el alcance del confinamiento, el tiempo que tomará reanudar las actividades normales y el grado en que la vida reanudará su curso de preconfiguración”, puntualiza.

Comenta