Deltas Acuáridas: la fascinante lluvia de estrellas fugaces que será visible esta noche en Chile

Imagen referencial. Reuters

El fenómeno alcanzará su mayor expresión a la 1 de la madrugada. Será visible en dirección este, hacia la cordillera de los Andes.




Esta noche en los cielos de Chile y el mundo, será visible un fascinante fenómeno astronómico. Se trata de la lluvia de estrellas de las Deltas Acuáridas, el que nos permite ver meteoros o estrellas fugaces, en mayor cantidad que lo habitual. Podremos ver uno cada dos o tres minutos aproximadamente.

Para observar el detalle, las personas deben mirar hacia el este a partir de las 8 o 9 de la noche, aunque la hora de mayor visibilidad, es a la 1 o 2 de la madrugada.

Las Deltas Acuáridas provienen del cometa 96p/Machholz, descubierto el 12 de mayo de 1986 por el astrónomo aficionado Donald Machholz en California, Estados Unidos. Viajan a una velocidad de 15.000 km/h.

Juan Carlos Beamin, astrónomo y coordinador científico del Centro de Comunicación de las Ciencias de la Universidad Autónoma, señala que el fenómeno “nos permitirá ver un poco más de meteoros, más conocidos como estrellas fugaces, cuya máxima intensidad será a partir de esta noche. Lo bueno es que para observar este fenómeno no se necesitan telescopios, ni binoculares, basta con mirar al cielo, cerca de Júpiter”.

Es fácil distinguirlo, “porque será el punto más brillante del cielo en la parte este (cerca de las montañas en Santiago). La mejor hora para observar la lluvia es cuando el cielo es un poco más oscuro y la constelación desde donde “aparecen” los meteoros es más alta en el cielo”, añade Beamin.

Para observar mejor este tipo de fenómenos, Beamin señala que lo ideal es verlo de madrugada, sin nubes y baja o nula iluminación artificial. “En Santiago, por ejemplo, se van a ver muy pocas, porque como hay tanta luz, los meteoros más pequeños no se logran divisar”.

El problema de Santiago es que “la contaminación lumínica es tan grande que los meteoros más débiles no se pueden apreciar bien. En general es el problema de todas las grandes ciudades, por tanto, las personas que viven en zonas rurales y alejadas de las grandes ciudades son los más privilegiados pues poseen cielos limpios y pueden ver mayor cantidad de estos meteoros o estrellas fugaces”, argumenta el astrónomo de la U. Autónoma.

Las Deltas Acuáridas provienen del cometa 96p/Machholz, descubierto el 12 de mayo de 1986 por el astrónomo aficionado Donald Machholz en California, Estados Unidos.

Beamin explica que el concepto correcto es meteoro, y no meteorito. “Estos últimos son cuando llega la roca hasta el suelo”.

Las lluvias de estrellas permiten a todas las personas acercarse al cielo. “Es un fenómeno que además de bonito, nos iguala y conecta con el cielo y nos recuerda porque debemos cuidarlo para poder seguir observando y aprendiendo del universo”, añade.

Las Delta Acuáridas se producen una vez al año (entre el 12 de julio y el 23 de agosto). “Cada lluvia de estrellas se repite en las mismas fechas porque es la Tierra la que pasa por la “huella” que ha dejado algún cometa, y esas huellas son pequeñas partículas o rocas minúsculas que quedan flotando y orbitando. Cada vez que la Tierra se cruza con ellas algunas entran a la Tierra y se queman, dando lugar a los meteoros o estrellas fugaces como se les conoce coloquialmente”, establece Beamin.

Según señala la Nasa, si bien el fenómeno es visible en gran parte del orbe, la mejor vista está en los trópicos del hemisferio sur y norte.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.