Feminismo, el siguiente paso: las razones tras eco universal de Lastesis

LastesisWEB

Poder decir públicamente, el que sin importar dónde, ni cómo vista la mujer, la culpa nunca es de ella, ante un abuso, violación o femicidio, es una de los motivos que explican, sostiene expertas, su gran adhesión. Un hito dentro del movimiento feminista, que al igual que el Me Too, hermana a las mujeres transversalmente en contra de la violencia.




Una idea conceptual, el llevar las tesis de autoras feministas al trabajo escénico, es lo que se propuso el colectivo interdisciplinario de mujeres Lastesis (razón de su nombre).

A través de una performance, y con un lenguaje cotidiano, música electrónica y elementos visuales (ojos tapados con un pañuelo negro), buscaban transmitir aspectos que no siempre son conocidos en el debate público de la violencia de género. El más potente, el que sin importar dónde, ni cómo vista la mujer, la culpa nunca es de ella, ante un abuso, violación o femicidio.

La performance comenzó a difundirse el lunes 25 de noviembre. Ese fue el Día Internacional de Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, y el punto de inicio de las intervenciones originales en Santiago y Valparaíso.

Los videos e imágenes de esas presentaciones, rápidamente comenzaron a ser difundidas por redes sociales, con la frase que se repetía: "Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía. El violador eras tú".

https://www.youtube.com/watch?v=aF9ECnXiVNY

"Un violador en tu camino", es el nombre con el cual Lastesis, conformada por Daffne Valdés Vargas, Sibila Sotomayor Van Rysseghem, Paula Cometa Stange y Lea Cáceres Díaz, nombraron su intervención. La que se replicó con fuerza en Chile y ciudades del mundo como París, Londres, Barcelona, Nueva York, Ciudad de México, Estambul, Madrid, Berlín, Bogotá, entre muchas otras.

Todas

Pero no solo traspasaron fronteras, también espacios y generaciones. En colegios, por ejemplo, en redes sociales se pueden ver videos de estudiantes que han realizado la performance en los patios de sus colegios, al igual que organizaciones de vecinas. Y para el miércoles 4 de diciembre, se espera una multitudinaria convocatoria de LasTesis senior, un llamado para mujeres de 40 años y más.

https://www.instagram.com/p/B5YpDhoFHsU/?utm_source=ig_web_copy_link

¿Cómo entender la fuerza que ha logrado en pocos días? Que cada vez sean más las que busquen sumarse, tiene un importante trasfondo, destaca Lorena Fries, abogada de Corporación Humanas, "uno de ellos claramente es que las mujeres sufrimos, todas en todas partes, de discriminación".

Aún cuando las expresiones de la violencia de género pueden ser distintas, indica Fries,  todas las mujeres sufren discriminación. "Por eso, así como nos hermanamos en su minuto con el Me Too , nos hermana hoy 'el violador eres tú'. Un hito después del tremendo esfuerzo para visualizar todas las expresiones de la violencia desde los 90, que no se reproducen sólo en lo privado, sino en todas partes, hasta la violencia del Estado y la violación de los derechos humanos de las mujeres, o en la calle, o en el trabajo cuando te toca un empleador acosador, etc."

La intervención del colectivo las tesis marca un hito que se venía germinando desde hace tiempo y que se vio con fuerza en pasado 8 de marzo de este año, Día Internacional de la Mujer, agrega Constanza Valdés, licenciada en derecho, activista trans y feminista."De hecho, creo que la mayor visibilización de la temática y discusión seria sobre el feminismo en un nivel amplio, ha provocado que más mujeres ahora alcen la voz y exijan sus derechos".

Para Hillary Hiner, académica de la Escuela de Historia de la Universidad Diego Portales y miembro de la Red de Historiadoras Feministas, corresponde a una continuación respecto a los movimientos anteriores, desde el llamado "mayo feminista" de 2018.

[caption id="attachment_653594" align="aligncenter" width="900"]

El feminismo ha provocado que más mujeres alcen la voz y exijan sus derechos, destacan las especialistas. Foto: Mario Téllez / La Tercera[/caption]

Junto con la temática de la violencia hacia la mujer en distintos espacios, y no solo en el privado (violencia intrafamiliar), dice Hiner, "Lastesis hablan de la violencia política sexual que se ha visto en las manifestaciones, por eso muchas de las perfomances se hacen frente a las comisarias o en los tribunales, porque se hace referencia a la violencia política y sexual en nuestro contexto". Es así, señala Hiner, que el uso de la venda se refiere a la falta de justicia en todos los ámbitos.

Que mujeres en el globo pudieran mostrar su solidaridad, señala Diana Aurenque, académica de Filosofía de la Universidad de Santiago, es porque la afirmación que la performance hace es muy fuerte, "reconoce que hay criminales que están saliendo impunes, lo que junto con la parte de que 'no importa dónde estaba y cómo vestía',  genera una comunidad de mujeres que apoyan todo lo que sea abusivo".

A nivel global, el mundo está atento con el feminismo, y sin duda, dice Aurenque, se sitúa dentro de ese contexto, y por eso se visualiza, porque hay un público receptivo. "Es un hito dentro del feminismo, pero que se enmarca en un movimiento social más grande, es hasta contraproducente mirarlo solo desde el feminismo, porque así como Chile despertó, las feministas también quieren ser parte de este nuevo Chile y quieren tener una voz. Este movimiento social es muy amplio y ninguno actor es tan representativo de todos, pero es transversal el llamado a que los abusos no pueden seguir", señala.

Es una expresión importante, agrega Aurenque, de algo que fue un estadillo y que empieza a racionalizarse, a mostrar como pequeños grupos son capaces de organizarse y plantear demandas. "Para los que crean que el movimiento es pura rabia e irracionalidad, y  no reconocen que hay más, hay un genuino deseo de organizarse y plantear demandas", destaca la académica de la Usach.

Reparación

Participar en la performance es además una posibilidad de reparación, señala la historiadora, "algo que no logramos en 20 años de políticas públicas". Esto en un escenario en que se sabe, dice, que muchas denuncias de violencia sexual no prosperan en la justicia. "El Estado no se mueve con estas causas, hay algo reparatorio en ir y participar y decir esas palabras tan fuertes con las cuales las mujeres se reconocen de 'no era cómo estaba y cómo vestía', que ha hecho a muchas denunciar en redes sociales las violencias sexuales que vivieron, muchos casos de abuso sexual infantil en entornos de familia que salieron a la luz 20 a 30 años, después. Poder publicar eso y liberarse del peso del secreto es muy poderoso", destaca.

Aurenque destaca que el mensaje de la performance visualiza además, como siempre se ha culpado a la víctima. "Culpar a la mujer de que la violen, es una forma muy típica chilena de culpar a la víctima. Y esto educa en dejar de culpar a la víctima, y es posible que en otros países tenga un discurso similar, pero expresado de otra forma".

Esta intervención se ha replicado en otros países, "por la potencia del mensaje, en contra del machismo y la violencia sexual que se ejercen en todos los países", dice Valdés.

[caption id="attachment_915662" align="aligncenter" width="900"]

Quiénes son el colectivo Lastesis, el canto feminista que se volvió viral

Expertas destacan el aporte de la performance de educar en dejar de culpar a la víctima en casos de violencia contra las mujeres.[/caption]

Un fenómeno que adquirió fuerza gracias a la creatividad con la que se ha hecho, indica Fries, lo que hace atrae a mucha gente, y a mujeres de distintas edades. "Mañana están convocadas las senior, yo voy a estar. En nuestra vidas costó mucho más sacar esto a la luz pública, cuando eramos jóvenes no había tanta conciencia de género, las mujeres adultas queremos apoyar este movimiento, por un Estado solidario y democrático".

"Como feminista, hay algo muy hermoso en lo que hicieron Lastesis y en cómo se han tomado las calles, cómo las mujeres participan y mujeres de distintas generación y no solo en Chile. Expresarse en publico, participar, sentirse reconocida, es muy poderoso, hay algo profundamente feminista", destaca Hiner.

Comenta