Mejorar la salud de las personas a través de un modelo médico digital


Uno de los aspectos menos analizados de la pandemia por Covid-19, fue el alto porcentaje de pacientes que vieron retrasados sus exámenes clínicos y tratamientos médicos, debido a la crisis sanitaria que puso en jaque a los sistemas de salud mundiales.

Tras un descenso estimado del 50% al 70% en el volumen de imágenes médicas durante el peak de la pandemia, los departamentos de imagenología vuelven a estar a prueba en la medida que los centros clínicos reanudan su normal funcionamiento, retomando las atenciones periódicas a pacientes con cáncer, enfermedades cardíacas y otras afecciones, al tiempo que continúan proporcionando cuidados críticos de Covid-19.

En ese contexto, no es de extrañar que aproximadamente el 47% de los radiólogos indique estar sufriendo de estrés y problemas asociados, causados por el alto nivel de trabajo durante los más de 2 años de pandemia. Esta problemática, entre otras, la pude apreciar durante mi participación en el conversatorio Philips Innovation Night, desarrollado durante el Congreso Chileno de Radiología, instancia en la que conocí de primera fuente los principales retos de nuestros profesionales de la salud, los que están estrechamente vinculados con el adecuado manejo de los pacientes, el acceso a nuevas y mejores tecnologías médicas, la precisa y oportuna capacidad para diagnosticar a las personas, el perfeccionamiento profesional y la gestión hospitalaria.

Para entregar una respuesta eficaz a estos temas y ayudar a descongestionar la carga laboral de los departamentos de imagenología, es necesario adoptar un modelo médico digital basado en una infraestructura robusta, resiliente y sostenible, que esté apoyada por soluciones de software especializadas, capaces de garantizar resultados de gran calidad y en menor tiempo.

Esta infraestructura debe estar implementada y organizada de principio a fin en torno a los pacientes, con el objetivo de brindarles una experiencia agradable y acogedora, junto con entregarles mejores y más rápidos estudios, los que serán posibles en la medida que desarrollemos un sistema interconectado donde la telemedicina sea uno de los pilares fundamentales y, además, se fortalezca el intercambio de información clínica del paciente, permitiendo de esta manera agilizar y facilitar la labor de los equipos médicos.

Al optimizar los flujos de trabajo, generando en forma oportuna y clara la data médica, no sólo estaremos aportando a mejorar la dinámica diaria de los centros hospitalarios, sino que también la experiencia laboral de los profesionales de las áreas de imagenología y, de paso, continuaremos apoyando a los pacientes en la obtención de una experiencia de calidad, oportuna y en tiempos adecuados.

*Representante de país para Philips Chile.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.