Pandemia de coronavirus agravaría la salud bucal de la población

Estudios revelan que muchos chilenos han sufrido problemas dentales durante la pandemia, afectando su calidad de vida en medio del pandemia. Expertos aseguran que esto podría derivar en periodontitis, aumentando casi 9 veces la probabilidad de muerte al contraer covid-19.




En el Día Mundial de la Salud Bucodental (WOHD, por sus siglas en inglés), que se celebra este sábado 20 de marzo, la Federación Dental Internacional (FDI) y sus miembros, entre ellos el Colegio de Cirujano Dentistas de Chile, alertan que en todo el mundo se están evidenciando los terribles efectos que la pandemia ha provocado en la salud dental y gingival de la población.

A lo largo del mundo, en los primeros dos o tres meses de pandemia, las consultas dentales se vieron obligadas a cerrar sus puertas, se cancelaron o reprogramaron todas las consultas dentales, a excepción de las que requerían tratamiento impostergable, urgente o de emergencia.

Entre la primera y la segunda ola, los consultorios dentales de numerosos países volvieron a abrir sus puertas. Sin embargo, los dentistas siempre se han regido por protocolos de prevención y control de infecciones estrictos, además de ceñirse a las medidas de bioseguridad ordenadas por los Gobiernos durante la pandemia de la COVID-19. Esto se vio respaldado por los resultados de una encuesta de la American Dental Association (ADA), publicados en octubre de 2020, que mostró que menos del 1% de los dentistas estadounidenses habían contraído el virus.

Pese a esto, muchas personas dejaron de ir a sus revisiones rutinarias y solo asistieron cuando el dolor que sentían llegó a niveles extremos. Por eso, mucha gente ha desarrollado caries avanzadas y complicaciones relacionadas, entre ellas infecciones, que dificultan el tratamiento.

“Estamos frente a una catástrofe dental”, afirmó el Dr. Gerhard Konrad Seeberger, presidente de la FDI. “Sin duda, las restricciones impuestas han tenido algo que ver en esa reticencia que existe en lo relacionado con la salud bucodental, si bien no cuentan toda la historia”, agregó.

Seeberger hizo hincapié en que, por miedo al contagio, “la gente no debe tener miedo de ir al dentista. Proteger la salud bucodental resulta crucial para garantizar una buena salud general, el bienestar y una buena calidad de vida”.

También en Chile

La situación coincide con los resultados de la Encuesta Odontología en pandemia COVID-19, realizada por el Colegio de Cirujano Dentistas de Chile y el Centro de Epidemiología y Vigilancia de las Enfermedades Orales (Ceveo), de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile.

Según la encuesta, un 44% de los encuestados sufrió un problema dental durante la pandemia. De ellos, 71% consideró que la enfermedad dental afectó su calidad de vida y el 62% declaró que su problema no fue resuelto.

Entre las razones por las que las personas no resolvieron sus problemas dentales, destacaron el miedo al contagio, la situación económica y no haber podido conseguir atención.

Todo esto deriva en problemas como la periodontitis, una enfermedad de las encías de naturaleza inflamatoria producida por bacterias que entran a los tejidos blandos, específicamente en los espacios que se generan entre encías y dientes, la que sin tratamiento puede generar la pérdida de huesos, encías, movilidad dentaria o incluso se pueden perder dientes.

De acuerdo a un estudio publicado por el Journal Clinical of Periodontology, la periodontitis, también llamada “enfermedad de las encías”, podría aumentar casi 9 veces la probabilidad de muerte al contraer covid-19, una razón más para no despreocuparse de la salud dental durante la pandemia.

“Las personas que tienen periodontitis tienen una alteración y un aumento en la respuesta inmune y en los síntomas debido al síndrome inflamatorio sistémico, el que consiste en una alteración en la respuesta defensiva del organismo y genera una mayor probabilidad de desarrollar una respuesta inmune que se llama tormenta de citoquinas”, explica Valentina Robles, jefe clínico de Clínica Santa Blanca.

Esta última es la responsable del rápido deterioro de los pacientes que tienen covid, ya que aumenta la probabilidad de complicaciones como una neumonía más grave, necesitar ventilación mecánica e incluso la muerte. Es por ello que los profesionales del área de la salud dental hacen un llamado a no despreocuparse de ella.

En tanto, el presidente nacional del Colegio de Cirujano Dentistas de Chile, Dr. Patricio Moncada, advirtió que ante el aumento en las afecciones dentales, además de la responsabilidad de cada persona, tiene que haber un mayor compromiso de las autoridades con la salud oral de los chilenos y chilenas.

“Deben proveer lo necesario para atender las necesidades de salud de la población en el sistema público. Necesitamos incorporar más dentistas, más especialistas”, aseveró el presidente del gremio dental, quien recordó que la lista de espera dental suma casi medio millón de personas.

“Se deben destinar los recursos necesarios para que las enfermedades que afectan a la boca sean adecuadamente atendidas en el sistema público de salud, porque hay mucha gente que no logra acceder”, sostuvo.

“Es vital, también, que todos quienes cotizan en Fonasa o en Isapre tengan cobertura para sus tratamientos odontológicos. Así como las personas pueden comprar un bono para ir a ver a un médico, también puedan comprar un bono para ir a ver al dentista. Durante muchos años se ha pensado que los dentistas no quieren atender por Fonasa. Y eso no es así. Nosotros estamos deseosos de poder incorporarnos a este sistema y que la gente a través de un copago acceda a un tratamiento odontológico, que es clave en la salud general de cada persona”, añadió.

Clínica móvil

Las ya mencionadas razones para postergar las atenciones dentales permitieron que surgieran iniciativas que facilitan el acceso a este tipo de tratamiento, como la “Clínica Nómade”.

La idea nació hace cuatro años, cuenta Valentina Jadue, jefe Comercial Corporativo de Clinicanomade.cl. “Buscando la forma de poder llegar con salud dental de calidad a todos los lugares donde no llegan las clínicas convencionales, evaluamos la idea de crear una clínica móvil y la presentamos a CORFO, ganando así nuestro primer premio”.

La iniciativa, que trabaja con empresas, municipalidades y además realiza operativos solidarios, es el primer sistema inteligente de centros médicos dentales móviles para la ciudad y cuenta con una red de respaldo a lo largo de Chile a través de la clínica Santa Blanca, lugar al que pueden derivar dependiendo de cada caso.

“Muchas veces encontrar horarios para poder ir al dentista o conseguir permisos en el trabajo son también una dificultad para asistir al dentista, es por esto, que también trabajamos con empresas y acercamos el servicio odontológico a sus colaboradores”, sostiene Jadue.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.