¿Por qué la ONU dice que dietas vegetarianas son clave para el futuro del planeta?

verdura

Algunos patrones alimentarios requieren más agua y tierra y provocan, en comparación con otras alternativas, más emisiones de gases que atrapan el calor, destaca organismo.




La tierra es un recurso decisivo para la solución al cambio climático. Eso es lo que subraya el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado hoy.

Destaca también el reporte que la agricultura, la desforestación y otros usos de la tierra son responsables de cerca del 25% de las emisiones de gases de invernadero relacionadas con la acción humana.

El panel de la ONU reconoce a su vez, que una transición a dietas vegetarianas es clave para el futuro, debido a la alta degradación de los suelos y emisión de metano que está asociada a la industria ganadera.

¿Por qué la ONU pide pasar a dietas vegetarianas? "Algunos patrones alimentarios requieren más agua y tierra y provocan, en comparación con otras alternativas, más emisiones de gases que atrapan el calor", destacó Debra Roberts, copresidenta del Grupo de Trabajo II del IPCC.

"Las dietas equilibradas con alimentos de origen vegetal, como cereales secundarios, legumbres, frutas y verduras, y alimentos de origen animal producidos de manera sostenible en sistemas con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, presentan grandes oportunidades para adaptarse y limitar el cambio climático", dijo Roberts.

Agricultura eficiente

Francisco Meza, doctor en Ciencias Atmosféricas y académico de la Pontificia Universidad Católica, resalta que la agricultura tiene mucho que aportar al problema del cambio climático, en la medida en que sea "regenerativa, trabajando en rotaciones razonables, prácticas de conservación de aguas y suelos, utilización de residuos para generar materia orgánica. Todas son herramientas que combaten la degradación de tierras y contribuyen capturando carbono, logrando una reducción de gases de efecto invernadero".

Din embargo, la clave está en reducir las emisiones de los combustibles fósiles, detalla, Fernando Santíbañez, doctor en Ciencias Naturales y académico de la Universidad de Chile."Una agricultura eficiente, menos emisora, ayuda a mitigar gases de efecto invernadero, sí, pero si consideramos que el planeta puede absorver solo el 30% de las emisiones que como humanos emitimos, por mucho que aumentemos la eficiencia de los sistemas productivos, no vamos a lograr la meta, tenemos que actuar en reducir las emisiones de generación eléctrica, transporte, industrias, minerías".

Comenta