El milagroso regreso de los huemules al sur de Puerto Montt

Un proyecto entre Puelo Patagonia, Tompkins Conservation y National Geographic Society, utilizando cámaras trampa, logró evidenciar el regreso de la especie a la cuenca del río Puelo.


En la cuenca del río Puelo, en la Región de los Lagos, existían escasos registros de la presencia del huemul. Solo algunos relatos de pobladores indicaban haberlos visto en la zona. Con el fin de develar la real situación de este icónica especie en la Patagonia norte, se creó una alianza entre la Corporación Puelo Patagonia, Tompkins Conservation y National Geographic, la cual ha permitido iniciar un estudio de monitoreo para comprobar su existencia en el área cordillerana de la región.

Gracias a la instalación de cámaras trampa, los expertos lograron tener el primer registro científico de esta población de huemules y determinar su ubicación, la cual era incierta dado que este ciervo nativo del sur de Chile y Argentina ha ido escapando de su hábitat natural, debido a diversas amenazas como el ganado, los perros y jabalíes.

Andrés Diez, coordinador de proyectos de la ONG Puelo Patagonia, dice que haber registrado las primeras poblaciones de huemules en la comuna de Cochamó "es sin duda un hallazgo muy importante, sobretodo considerando que es una especie en extremo peligro. Sin embargo, no podemos quedarnos hasta acá, ahora es de vital importancia orientar esfuerzos públicos y privados que nos permitan asegurar la conservación de esta población de huemules en el largo plazo".

Por ello, dice que  la cuenca del río Puelo sigue demostrando que es uno de los lugares más representativos de la biodiversidad de los andes australes y que si la protegemos, estamos asegurando la conservación de una de las especies más emblemáticas de nuestro país".

[caption id="attachment_673627" align="alignnone" width="900"]

Uno de los huemules, junto a su cría, captado por una de las cámaras trampa. FOTO: Proyecto Huemul/NatGeo/ Puelo Patagonia/ Tompkins Conservation[/caption]

Este estudio ha sido posible gracias al uso de moderna tecnología bajo la dirección técnica del equipo de Vida Silvestre-Rewilding de Tompkins Conservation, fundación que ha desarrollado un exitoso programa de Vida Silvestre desde 2005 en el Parque Nacional Patagonia.

Cristián Saucedo, administrador del Programa de Vida Silvestre de Tompkins Conservation, explica que a través de las cámaras trampa se han logrado imágenes de diferentes huemules adultos, machos, hembras y crías siendo amamantadas. "Estos hallazgos corresponden a los primeros resultados de esta iniciativa, la que continuará desarrollándose durante este año y que pretende describir la existencia de la especie en la zona y proponer estrategias de conservación con un enfoque transfronterizo, pues huemules, cóndores y otras especies son parte integral del ecosistema andino patagónico que comparten Chile y Argentina".

La población actual de huemules se estima en menos de 2 mil individuos repartidos entre Chile y Argentina, cada vez más restringidos a sectores remotos y de difícil acceso. He ahí la importancia de tener datos científicos sobre su comportamiento y desarrollar planes de conservación con un enfoque transfronterizo en conjunto con organizaciones no gubernamentales, el Estado y las comunidades locales.

Comenta

Imperdibles