Saltos del Laja lucha contra la sequía: tras últimas lluvias muestra su mayor nivel de agua en 15 años

Saltos del Laja. Crédito: DGA

El curso de agua ubicado en la Región del BioBío registró una altura de 4,8 metros debido a intensas precipitaciones en la zona. Desde 2006 que no se producía un fenómeno similar.




Históricamente los Saltos del Laja tuvieron mucha agua. Conformado por cuatro cascadas del río del mismo nombre, el curso natural hídrico está ubicado en la Región del Biobío, 25 kilómetros al norte de Los Ángeles, en el límite con la comuna de Cabrero. Es una de las mayores atracciones turísticas del sur de Chile.

Sin embargo, durante la última década y debido a la megasequía que afecta al país, literalmente el salto se estaban “secando”, casi no tenían agua.

Pero llegó una buena noticia. Por causa de las intensas precipitaciones ocurridas en la Octava Región, en los últimos días, el río Laja aumentó su cauce, y de paso los Saltos del Laja. El primero alimenta al segundo.

El nivel del agua subió 4.8 metros. Crédito: DGA

La Dirección General de Aguas (DGA) informó que detectó un aumento en el nivel del agua, el que registró una altura de 4,8 metros. Se trata del mayor registro en los últimos 15 años, tras lo ocurrido en 2006 cuando el nivel bordeó los 6 metros.

Debido a lo anterior, la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi) decretó alerta temprana preventiva por amenaza de desborde. “La declaración de esta alerta, se constituye como un estado de reforzamiento de la vigilancia, mediante el monitoreo preciso y riguroso de las condiciones de riesgo y las respectivas vulnerabilidades asociadas a la amenaza, coordinando y activando al Sistema de Protección Civil con el fin de actuar oportunamente frente a eventuales situaciones de emergencia”, señaló el organismo.

Andrés Esparza, director regional Dirección General de Aguas (DGA) del Biobío, explica que hay “dos estaciones de medición, una que se junta con el río Tucapel y otra antes del salto. La Estación Tucapel es nuestro primer punto de información, donde el río es un poco más encajonado, por lo que siempre el nivel es más alto. Después, en el salto es más abierto, ahí la elevación es menor”.

Saltos del Laja en 2006, fecha en la que registró su mayor alza en el nivel de agua.

El peak máximo del nivel del agua (4,8 metros) fue en la madrugada del miércoles en la Estación Tucapel. “A nivel país tenemos un déficit de precipitaciones desde 2010, con un 30% menos de lluvias en la región. Todos los cursos de agua dependen de éstas y algunos de la nieve de la cordillera”, señala Esparza.

El aumento se debe al volumen precipitado entre lunes y miércoles. “En la alta cordillera cayeron en promedio 200 mm. Eso ayudó a que se recargara la laguna, y el resto del agua terminara en los cursos de agua que alimentan al río Laja”, añade.

Esparza explica que a pesar de lo ocurrido durante esta semana, “no pensamos que podría superar lo ocurrido en 2006. En esa oportunidad, las represas de las hidroeléctricas tuvieron que abrir sus compuertas para evitar el rebalse. Ahora, 15 años después, vimos que la intensidad de las precipitaciones no llegaron nunca a ese nivel”.

Saltos del Laja a fines del siglo XIX o comienzos del XX.

En 2006 fue una lluvia tan fuerte, se inundó casi toda la región, se desbordaron casi todos los ríos. “En este mismo punto el agua llegó hasta casi seis metros. Fue el registro más importante en los últimos 75 años. En la última década, después de 2010, en 2014 hubo una considerable, pero el nivel máximo llegó a 4.2 metros. La de ahora sería la segunda más importante”, señala Esparza.

En la zona, además es posible encontrar una interesante flora nativa, con especies como boldos, espinos, maitenes, peumos, corcolenes, quillayes, litres, arrayanes, helechos, nalcas, sauces y alisos.

Los Saltos del Laja, “son la postal de la región del Biobío, debido a la relevancia de la misma región”, finaliza el director regional Dirección General de Aguas (DGA).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.