Viruela del mono sigue expandiéndose: ahora detectan casos en Australia, Alemania, Francia y Bélgica

Una persona con viruela del mono en la República Democratica del Congo, 1996, donde la enfermedad ya es endémica. Foto: Reuters

Con esto, salvo Asia, todos los continentes del planeta tienen al menos un caso confirmado.




Australia informó este viernes su primer caso de viruela del mono en un viajero que regresó recientemente de Gran Bretaña, mientras que se identificó ptro probable caso de infección y se están realizando pruebas para confirmarlo.

Un hombre de unos 30 años que llegó a Melbourne el lunes tiene el virus, dijo el departamento de salud del estado de Victoria, mientras que el caso probable se identificó en Sydney en un hombre de unos 40 años que había viajado recientemente a Europa.

Ambos hombres desarrollaron una enfermedad leve después de regresar a Australia con síntomas clínicamente compatibles con la viruela del mono, dijeron funcionarios de salud.

“Solo para tranquilizar a la comunidad, no es el mismo mecanismo de propagación que el Covid o la gripe, donde es más fugaz”, dijo a los periodistas el jefe de salud del estado de Nueva Gales del Sur, Kerry Chant.

Se han identificado casos de viruela del simio en varios países no endémicos en las últimas semanas, incluidos Gran Bretaña, Italia, Portugal, España, Canadá y Estados Unidos.

La viruela del mono, que ocurre principalmente en África occidental y central, es un virus raro similar a la viruela humana, aunque más leve. Se registró por primera vez en la República Democrática del Congo en la década de 1970. Los casos en África occidental han aumentado en la última década.

Imagen microscópica del virus de mono. Foto: Reuters

Los síntomas incluyen fiebre, dolores de cabeza y erupciones en la piel que comienzan en la cara y se extienden al resto del cuerpo. Las personas pueden contraer la viruela del mono a través del contacto muy cercano con personas infectadas con el virus.

Los funcionarios de salud australianos han tomado medidas para identificar y manejar cualquier caso de viruela del mono, incluidas alertas clínicas a médicos y hospitales, dijo Chant.

Más casos en Europa

La confirmación de en salud belgas se iban a reunir el viernes después de que el país detectara sus dos primeros casos de viruela símica, dijeron las autoridades.

Los casos fueron diagnosticados en diferentes ciudades, aunque la emisora flamenca VRTNWS dijo que ambos pacientes habían asistido a la misma fiesta en un lugar no revelado. Reuters no pudo confirmar esto de inmediato.

Una persona contagiada con la viruela del mono en Republica Democrática del Congo. Foto: Reuters

Un destacado virólogo dijo que la cantidad de casos en el país probablemente aumentaría.

“Espero más casos”, dijo Steven Van Gucht del Instituto Nacional de Salud Pública Sciensano. Sin embargo, tal como estaban las cosas, confiaba en que Bélgica podría controlar la propagación del virus, dijo a Reuters.

La primera persona infectada, diagnosticada en Amberes pero cuyo lugar de residencia no fue informado, no estaba gravemente enferma y tanto ellos como su pareja estaban aislados, dijo un portavoz de la Agencia de Atención y Salud de Bélgica.

El segundo caso fue un hombre de la región de Brabante Flamenco, dijo en Twitter un virólogo con sede en Lovaina, Marc Van Ranst. Ese paciente tampoco estaba gravemente enfermo, según los medios belgas.

En Francia, un hombre de 29 años y que no ha viajado en los últimos meses por países donde circula el virus. Ha sido hospitalizado pero ante la ausencia de gravedad en su caso fue enviado a su domicilio para aislarse.

En Alemania, el otro país donde ya hay un caso confirmado, se trata de un hombre que presenta lesiones cutáneas características del virus, según el Instituto de Microbiología de las Fuerzas Armadas.

Todavía no se sabe si hay una conexión entre los casos individuales del brote actual, aunque hasta el momento llama la atención que muchos de los afectados son hombres que tiene relaciones sexuales con hombres, agrega el comunicado alemán.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.