Frustración de Champions: Inter de Milán hace el gasto y Real Madrid pone la conquista

Rodrygo se lleva las silbatinas de San Sito tras anotar el 1-0 de Real Madrid ante Inter de Milán, a un minuto del final, en el estreno de Champions. FOTO: AP.

El cuadro italiano fue inmensamente superior a los españoles, donde el meta Thibaut Courtois fue la gran figura. Sin embargo, un tanto de Rodrygo en el epílogo del partido permitió el triunfo de 1-0 para los merengues. Sólo Arturo Vidal vio acción en este debut del torneo, al ingresar a los 65 minutos, donde los italianos mostraron un mejor semblante aunque sin gol.


No hay caso con el Inter de Milán. Pese a que hizo un partido de antología ante Real Madrid, pero se llevó una derrota en San Siro. Un tanto de Rodrygo en el minuto final permitió que los españoles se llevaran el triunfo de 1-0 en este estreno de Champions.

Ambos rivales asumieron que la batalla sería muy diferente a la versión del año pasado, cuando los merengues ganaron tanto en Italia como en España. Un Madrid diferente, más defensivo y paciente. Al otro lado, el moderno cuadro de Simone Inzaghi, más frontal y directo.

Precisamente, esas fueron las determinantes de un partido que no defraudó ante las expectativas. Sin embargo, fue el campeón italiano el que convirtió al meta blanco, Thibaut Courtois, como la gran figura del encuentro.

Antes de los 10 minutos, el ex meta del Aleti ya le había sacado un remate al bosnio Edin Dzeko y, diez minutos más tarde, ahogó el tanto de Lautaro Martínez. Porque los neroazzurri fueron superiores, al menos en el primer tiempo.

En la otra esquina, el elenco de Carlo Ancelotti se limitaba a repeler la insistencia del local, aunque el cabezazo de Eder Milita a los 35 minutos, después de un córner, pudo dar la sorpresa.

En los diez minutos finales del primer tiempo, el Inter apuró la marcha. Pero Lautaro, Dzeko y Marcelo Brozovic fallaron por poco en cada una de sus respectivas intervenciones.

Gol en el final

Pero en el segundo tiempo cambió la postura de los españoles. Una actitud más decisiva, que le permitió controlar el balón y abrir el juego para Vinicus Junior en la izquierda y, en menor medida, al tándem de Lucas Vázquez y Dani Carvajal en la derecha.

Aunque el cuadro de los chilenos (Alexis Sánchez lo vio desde el banco de suplentes) siguió fiel a su libreto. Intentó salir jugando corto desde el fondo y marcó la diferencia en el mediocampo para inquietar a los blancos. Pero la mejor ocasión salió de un tiro de esquina, cuando el mismo delantero bosnio de los italianos puso otra vez a prueba los reflejos del arquero belga del Madrid.

A los 65 minutos, el entrenador del monarca italiano decidió mover las piezas. Así se explica con el ingreso del chileno Arturo Vidal, quien reemplazó al turco Hakan Calahanoglu, quien parece ser el rival del líder de la Roja en el mediocampo de Inter.

Al bicampeón de América le costó tomar el ritmo. Se instaló desde el medio la izquierda en la línea de volantes, pero justo coincidió con los mejores momentos del club madrileño.

Pese a ello, el propio Vidal pudo abrir la cuenta a los 77 minutos, después de una jugada combinada con Nicoló Barella. Sion embargo, su remate fue rechazado por Eder Militao.

Pero Real Madrid tiene esas cosas, esa jerarquía, que le permite ser el más ganador de la historia. Cuando ambos equipos ya se conformaban con un empate en blanco, una habilitación del recién llegado Eduardo Camavinga permitió que Rodrygo anotara el único tanto del partido, a un minuto del final del tiempo reglamentario.

No hubo tiempo para más. Un frustrado Inter de Milán hizo todo el gasto, pero fue el visitante el que celebró el triunfo. Casi como una historia repetida.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.