Roberto Navajas: “Bravo también me quiso llevar a la Selección”

El preparador de arqueros español, quien trabajó con el capitán de la Roja en la Real Sociedad, revela que tuvo acercamientos con Pizzi, gracias a la gestión de su expupilo.


Roberto Navajas (50) se autodefine como formador, entrenador y potenciador de arqueros. Su método lo han conocido figuras como el argentino Gerónimo Rulli y el mexicano Guillermo Ochoa. El azteca fue figura en el Mundial. A Chile lo acerca el nombre de Claudio Bravo, a quien preparó en la Real Sociedad. Por esa época, ya aplicaba ideas revolucionarias como la que empieza a utilizar en Chile (ver nota secundaria). “La tecnología es un medio, no la varita mágica. Creo más en la metodología y el análisis, en la conexión. Los entrenamientos de Bravo los grababa, utilizaba un radar”, recuerda a La Tercera, antes de dialogar acerca de su exdirigido.

Hace unos meses, Claudio Bravo exigió un buen trabajo para arqueros en la Selección, de la que se marginó ¿lo supo?
La verdad es que no. No hablamos de ese tema. Claudio es una persona con una gran inquietud, con una pasión por ser mejor. Adora a la Selección y quiere aportar para que sea la mejor del mundo. Conociendo esa inquietud, no dudo de que lo hizo con la mejor intención.

¿Le planteó la posibilidad?
Alguna vez hablamos sobre eso. También me quiso llevar a la Selección. Estuve con él en Estados Unidos y después, también. A veces tenemos que entender por qué proponemos las cosas. Si fuese para algo positivo, todas las opiniones son válidas. Claudio lo dice con toda la actitud positiva. Quiere ser el mejor en lo que hace. Esa ambición es lo que lo hace crecer. Me ha hablado de Chile durante años. Antepone a su país sobre todo.

¿Lo habló con alguien más?
Se llegó a hablar con Pizzi y él quiso, para que fuera yo. Pedía opiniones a sus pupilos para ofrecerles lo que necesitaban. Quedó en la intención. No sé por qué no se concretó.

¿Cómo se trabaja con un arquero de alta competencia, como Bravo?
Cada persona es diferente y tiene que trabajar de forma diferente, por experiencia, edad. Si queremos sacar el máximo, hay que trabajar de manera individualizada. En Europa y en Chile. No es cuestión de medios. Claudio es un portero de élite que todo lo ha conseguido con pasión y nivel. Hay que evaluar qué se necesita para sacar el mejor rendimiento de cada arquero. Esto es un deporte de acción, colaboración y oposición, pero también hay suerte y error. Teniendo en cuenta eso, hay que ver qué se hace después del fallo, pero no se pueden dejar vacíos ciertos elementos en el portero.

¿Chile se puede dar el lujo de no contar con Bravo?
¿Qué equipo se puede permitir no contar con Claudio? A veces hay conflictos, opiniones contrarias que no pueden gustar, pero su carácter competitivo es muy difícil de encontrar. En los cinco años que estuvimos, ese carácter fue fundamental para ir a Champions y para que Griezmann creciera, para que llegara a ser el jugador que es. Ya no se habla de un portero, sino de personalidad y de carácter.

¿Le ha dicho si volverá a la Roja?
No me lo ha dicho Claudio, pero la pregunta es ¿se puede pensar que no quiere volver a Chile cuando ama a su Selección, cuando es pura pasión? Lo que pasa es que es muy exigente. Quiere método, lo mejor. No es un capricho de alguien que no sabe lo que quiere. ¿Cómo no va a querer lo mejor para su país? Es imposible. A mí me tiene enamorado Chile por todo lo que me hablado Claudio de Chile

¿Le ha comentado acerca de su lío con Arturo Vidal?
No, pero, igual que todo enfrentamiento o discrepancia puede generar un alejamiento, yo creo mucho más en los reeencuentros llegando a acuerdos. Esa es una de las capacidades que debemos tener. Buscar el acercamiento y el diálogo. Cuando somos un poco impulsivos, hay que buscar la coherencia. En España ha habido eso en el Mundial y, finalmente, fue un fracaso.

¿Conoce otros arqueros chilenos?
A Toselli, Herrera, Collao. Hace tres años seguía a Castellón, que me parecía interesante, pero estaba en esa fase de crecer y desarrollarse. Hace un año que no le veo nada. Es importante que continúen saliendo arqueros. Hay que cuidarlos, ofrecerles lo mejor.

¿Ve algún sustituto para Bravo?
Encontrar es difícil. Eso no se encuentra, se desarrolla. No sale por generación espontánea. Claudio es por trabajo, por desarrollar el talento que tiene. Sin trabajo no habría llegado a ser lo que es.

¿Bravo debería esperar una opción en el City o irse y buscar continuidad?
Claudio tiene que saber qué objetivos tiene y eso es lo que tiene que hacer. No soy nadie para dar consejos. Tiene que ser feliz.

¿Por qué cree que Guardiola lo utiliza tan poco?
Eso lo puede saber Guardiola. Mi intuición es que pasa factura la injerencia de un estilo de fútbol en una mentalidad británica bastante cerrada. Ellos defendían a Hart. Claudio pudo cometer algunos errores. A Guardiola también lo señalaban por sacar a Hart. La prensa inglesa buscaba culpables para explicar la salida de Hart. Los errores de los arqueros son inevitables, pero los ingleses consideraban a Hart el mejor arquero del mundo y no lo era.

Seguir leyendo