Vuelve la normalidad: Católica golea a O’Higgins y otra vez es líder del fútbol chileno

El plantel de Universidad Católica celebra el gol de José Pedro Fuenzalida. Foto: AgenciaUno.

El plantel de Universidad Católica celebra el gol de José Pedro Fuenzalida. Foto: AgenciaUno.

Tras un segundo tiempo brillante, la UC aprovechó los empates de Audax Italiano y Unión La Calera y venció por 3-0 al conjunto de Rancagua. Los goles de Lanaro, Fuenzalida y Gutiérrez devuelven al tricampeón a la cima del Torneo Nacional.


Universidad Católica volvió a la cima del fútbol chileno. Y lo hizo con goleada. El conjunto de la precordillera aprovechó los sendos empates de Unión La Calera y Audax Italiano y venció a O’Higgins de Rancagua por 3-0 en San Carlos de Apoquindo. Una victoria importantísima para el conjunto de Gustavo Poyet puesto que es el primer partido luego de la eliminación de la Copa Libertadores ante Palmeiras, en octavos de final.

El uruguayo dispuso de un mediocampo con solo Ignacio Saavedra como jugador de corte. La responsabilidad del juego recayó en Marcelino Núñez y Felipe Gutiérrez, a quienes les costó asentarse en el campo de juego en los primeros pasajes del partido.

Por el contrario, O’Higgins supo crear peligro recién iniciado el cotejo. En el 3′ Facundo Castró aprovechó un pivoteo de Arancibia y con tres dedos mandó el balón apenas desviado por el arco de Sebastián Pérez. Pese a que el visitante advertía de su capacidad ofensiva, esta ocasión fue la más clara que tuvieron en todo el partido.

Católica tomó el control del juego gracias a la aplicación de su defensa y la buena recuperación en el mediocampo. Sin embargo, en el aspecto ofensivo las cosas no anduvieron demasiado bien en el primer tiempo. Un cabezazo desviado de Gutiérrez y un remate de Valencia directo a la manos del arquero fue lo más peligroso para el cuadro de Las Condes. Y es que el cuadro de Poyet no tuvo sorpresa. Fue un equipo largo que apostó en demasía al centro.

Un gol con sello defensivo

La UC salió con todo en el segundo tiempo. Sabían de la posibilidad que estaban dejando pasar con el empate. El dominio del partido ya lo tenían: faltaban la claridad y precisión en la zona de ataque.

Zampedri personificó esos bríos renovados con un disparo al travesaño del que el portero solo fue testigo. El gol era cosa de tiempo para los Cruzados, quienes terminaron encontrándolo a través de la fórmula utilizada durante todo el primer tiempo: el centro.

Y la apertura de la cuenta tuvo sello defensivo. El córner servido por Felipe Gutiérrez dio en la cabeza de Valber Huerta, quien intentó apuntar al arco pero el balón dio en un zaguero rival. El rebote lo tomó Germán Lanaro, quien aprovechó la oportunidad y convirtió el primer gol de Católica después de 522 minutos sin anotar, sumando todas las competiciones.

O’Higgins sintió el gol en contra. No supo responder y Católica continuó presionando con afán. La diferencia es que ahora el equipo de Poyet contó con espacios que no tuvo en la primera mitad. ¿El problema? No supieron aprovecharlos. En el último tramo las malas decisiones de los mediocampistas universitarios se acumularon y no pudieron aumentar la ventaja justo cuando el equipo rancagüino estaba más vulnerable.

El Chapa aseguró la cima

Católica controlaba el partido, pero no podía conseguir el segundo gol que le diera la cuota de tranquilidad necesaria para enfrentar los últimos minutos. Poyet recurrió a Montes y a Leiva en desmedro de Valencia y Núñez, respectivamente, para conseguir ese ansiado tanto. Y le funcionó.

En el 78′, Leiva movió los hilos en el mediocampo para asistir a Gutiérrez, quien con un zurdazo remeció el vertical derecho del arco rancagüino. El mismo Gutiérrez rescató el rebote y en vez de volver a disparar, aguantó la pelota y se la dejó a Fuenzalida con un taquito. El Chapa recogió el pase y remató con dirección al arco y Matías Cahais, en su intento por sacar la pelota, la envió al arco. Autogol o no, el partido estaba sellado.

En tiempos de Olimpiadas, Gutiérrez y uno olímpico

Los endebles ataques de O’Higgins solo hacían que Sebastián Pérez se luciera en el arco cruzado. El partido estaba absolutamente controlado, pero Católica quería más. No pudo encontrarlo mediante los contragolpes; sí a través de un exquisito gol olímpico de Gutiérrez que sorprendió a todos. Goleada, fiesta y cima para el tricampeón del fútbol chileno.

FICHA DEL PARTIDO:

U. Católica: Pérez; Rebolledo, Lanaro, Huerta, Parot; Núñez (74′, Leiva), Saavedra, Gutiérrez (90′, Lezcano); Fuenzalida (90′, Buonanotte), Zampedri, Valencia (74′, Montes). DT: G. Poyet.

O’Higgins: Espinoza; Márquez, Torrealba, Cahais, Díaz; Rozas (69′, Romero), Seymur (81′, Belmar) y Fernández; Castro (81′, Meneses), Larrondo y Arancibia. DT: D. Giovagnoli.

Goles: 1-0, 50′, Lanaro; 2-0, 78′, Fuenzalida; 86′, 3-0, Gutiérrez, olímpico.

Árbitro: C. Droguett. Amonestó a Zampedri, Saavedra (UC); Márquez (OHI).

Estadio San Carlos de Apoquindo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.