El turno de Provoste: cómo la candidata de Nuevo Pacto Social intentará ordenar el apoyo de senadores al cuarto retiro

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Mientras la abanderada presidencial se tomaba un tiempo para definirse favorablemente ante este proyecto, cinco senadores de la oposición adelantaron su rechazo a esta iniciativa. Entonces, su primera misión será convencer y alinear al menos a los tres DC que consideran que un cuarto retiro es perjudicial para la economía: Jorge Pizarro, Ximena Rincón y Carolina Goic. ¿Será esta su oportunidad de subir del cuarto lugar en que la ubican las encuestas?




“Le entrego la batuta de este cuarto retiro a la senadora Yasna Provoste. Ella deberá ser la encargada de revertir una situación muy compleja en el Senado, y tendrá que ponerse a la cabeza de esta demanda”, indicaba anoche la diputada Pamela Jiles tras la votación del proyecto del cuarto retiro, que terminó siendo aprobado al filo de lo necesario, con 94 votos a favor, por la Cámara de Diputados.

De esta forma, la principal patrocinante de los retiros de los fondos previsionales le entregaba la posta -o bomba de tiempo- a la candidata de Nuevo Pacto Social, en una escena simbólica, pues estaba flanqueada nada menos que por diputados de ese bloque: Jaime Naranjo (subjefe de bancada del PS), Rául Soto (jefe de bancada PPD) y los DC Iván Flores y Miguel Ángel Calisto.

“Ya hemos conversado entre nosotros y nuestra posición está apoyada por una decisión bastante más amplia en el Senado”, indicaba hoy en radio Infinita la abanderada presidencial mirando el vaso medio lleno, porque lo cierto es que este camino está bastante cuesta arriba, especialmente cuando las encuestas la ubican en cuarto lugar en la contienda presidencial.

Provoste tardó bastante tiempo en definirse frente a este proyecto y cuando se pronunció a favor, ya habían surgido voces dentro de la oposición rechazando la idea, como los senadores PS Carlos Montes y José Miguel Insulza, y tres DC de los cinco que forman la bancada: Ximena Rincón, Carolina Goic y Jorge Pizarro.

Entre los principales argumentos está el hecho de que muchos hogares hoy reciben el IFE, ayuda que la misma Provoste impulsó con su agenda de mínimos comunes cuando llegó a la presidencia del Senado, y que la catapultó como candidata en detrimento de su camarada Rincón. En ese momento se hallaba implícita la idea de que si el gobierno accedía a esta petición, se cerraría la puerta a más retiros.

Con ese escenario, ahora la senadora tendrá que alinear al menos a la oposición en torno al cuarto retiro, un desafío similar al que enfrentó el candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, para el lado contrario. Este no sólo no obtuvo resultado óptimo porque 18 diputados de su sector más Pedro Velásquez terminaron apoyando la iniciativa, sino que además gatilló rencillas internas que al menos comunicacionalmente le afectaron.

“Cada senador tiene su criterio, pero yo buscaré la unidad de la oposición en lo que creo es mejor para el país, con argumentos y propuestas, no con prepotencia ni amenazas”, sostuvo Provoste.

Desde el entorno de la parlamentaria señalan que no está en agenda que ella se reúna con los parlamentarios de su sector para tratar formalmente el tema del cuarto retiro. Por ahora, el lugar de coordinación es el almuerzo de los martes en el Senado. De hecho, ella ayer y hoy nuevamente se conectará en forma telemática a la sesión de sala de la tarde.

Todos admiten que la tarea no será fácil, y así también lo observan desde la bancada, cuyo almuerzo de ayer estuvo centrado en este punto. Los diputados miran con preocupación las posturas anticipadas por los senadores de su partido que creen deberían ser fuente de respaldo, no de discordancia. Indican que en esta iniciativa Provoste se juega su imagen de gobernabilidad como un segundo IFE cuando articuló una oposición que estaba fragmentada, pero si no lo logra, sería un fracaso, advierten.

Dentro de este grupo esperan que Pizarro y Rincón se cuadren con la candidata, admitiendo que la “más dura” sería Goic, quien terminó impactada con la decisión de Provoste de apoyar a la senadora de El Maule para sucederla en la mesa del Senado.

Pizarro, el más cercano a Provoste dentro de su bancada, insistió hoy en su postura: “He dicho que el cuarto retiro no es bueno para las pensiones futuras y es una mala señal para la economía”. Esta declaración provocó una dura respuesta del subjefe de bancada, Gabriel Silber: “Cuando se genera un liderazgo, el tema de la gobernabilidad importa y por tanto espero que el senador Pizarro se cuadre con la candidata. Hoy día debe explicitarse todo el apoyo y los senadores de la DC no deben ser tibios ni amarillar su votación”.

Desde el PS precisan que no hay que mirar con ansiedad este tema, porque aún queda tiempo. Si bien hoy el senador Insulza en radio Duna insistió en su rechazo al proyecto, se abrió a que en ciertas condiciones las personas pudiesen retirar, como en caso de pagar deudas o embargo. “He dicho varias veces que este proyecto es muy perjudicial para la economía del país y eso es muy claro, aunque si me dicen que sería para quienes tienen deudas y van a sacar la plata para ello, estaría dispuesto a pensarlo”.

Por otro lado, los senadores Rabindranath Quinteros (PS) y Guido Girardi (PPD) ya anticiparon su voto favorable. Es más, este último explica que el liderazgo de Provoste no se juega en este proyecto: “Hay dos maneras de expresar su liderazgo, que ella convenza a todos en la oposición, o por el otro lado, que no lo logre, pero que independiente de la opinión del clan, siga defendiendo la salud de las personas sobre la economía. Eso también es una señal sobre sus prioridades”.

En cuanto a los tiempos, si bien el gobierno ya anticipó que calificaría el proyecto con discusión inmediata, el vicepresidente del Senado sostuvo que espera que lo vean las comisiones de Constitución, Trabajo y Hacienda. Por lo pronto, el titular de la primera, senador Pedro Araya, afirmó que el próximo miércoles lo colocará en tabla, e invitará a todos los actores incumbentes con una sola finalidad: “Generar un acuerdo que le permita dar viabilidad al proyecto. Nuestro objetivo es convencer a quienes están indecisos”.

De analizarse en todas las comisiones, es probable que el texto esté en sala del Senado en la última quincena de octubre.

Analistas divididos

Tampoco hay una sola mirada desde el punto de vista más político frente a la duda de si el destino del cuarto retiro será decisivo para la candidatura de Provoste.

“No creo que eso sea relevante. En realidad, lo mejor para ella habría sido que no llegara al Senado. Ella siguió a Boric en su decisión de aprobarlo, y no la veo apuntando a ese electorado, sino compitiendo sin éxito con Boric”, acota el diputado Pepe Auth.

Mientras que para Mauricio Morales el impacto es distinto. “La senadora se juega muchísimo. Si consigue cuadrar a su sector y adicionalmente convencer a tres senadores más, la impulsará como una candidata seria no sólo para avanzar a la segunda vuelta, sino que también para gobernar Chile”, comenta el académico de la Universidad de Talca, al remarcar que el panorama se complicaría si no logra alinear a su propio sector.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.