Los lazos de La Moneda con “Aprueba x Chile”, la campaña en redes que se activó a fines de mayo

A mediados de mayo -e instalando la "A" como logo- comenzó a circular una de las campañas favorables a una nueva Constitución. Detrás del despliegue gráfico y audiovisual está la cooperativa "Cuarto de guerra", agencia que desarrolló toda la campaña (desde la recolección de firmas para la primaria) del Presidente de la República. Como puente de coordinación entre las organizaciones sociales y Aprueba x Chile, también asoma el abogado Felipe Heusser, quien fue jefe de comunicaciones durante la primaria en la que Boric se enfrentó a Jadue.




“Con la misma ‘A’ que aprobamos, avancemos a un Chile mejor”, dice el primer video de Aprueba x Chile liberado el pasado 19 de mayo. La campaña por una opción favorable a una nueva Constitución -que hasta ahora se ha concentrado principalmente en redes sociales- reúne a más de 100 organizaciones sociales, movimientos y fundaciones, según consta en su página web. Aunque poco se sabe de quiénes elaboran el relato tras la campaña, que ha tomado la “A” como su logo, con distintas piezas gráficas colaborativas y registros audiovisuales de alta factura técnica.

Detrás de la estrategia comunicacional está la cooperativa Cuarto de guerra (CDG) -creada hace 3 años-, mismos autores de parte importante de la campaña de Gabriel Boric, y cuyos miembros siguen manteniendo fuertes lazos con La Moneda. El nombre, de hecho, repite la nomenclatura que en el equipo del entonces candidato presidencial se utilizaba para denominar al verdadero núcleo de poder de la misma, y que integraban la jefa de campaña, Izkia Siches, el encargado político, Giorgio Jackson, el líder de estrategia, Sebastián Kraljevich, y el propio Boric. Este “cuarto de guerra” concentraba el poder político de la campaña y se conformó en medio del proceso de reestructuración del comando tras la primera vuelta.

“Dirigimos la estrategia de la precampaña de recolección de firmas de Gabriel Boric, que logró superar todas las metas en tiempo récord. Posteriormente, nuestro equipo integró el área de estrategia y la coordinación de comunicaciones de la campaña presidencial en primera y segunda vuelta, logrando la victoria con el candidato más joven en la historia del país”, destacan en su sitio.

En lo concreto, y según detalló parte del equipo -los periodistas y consultores Tito Bofill y Nicole Otazo- en una entrevista a un medio español en febrero pasado, el CDG estuvo a cargo de la estrategia digital, línea gráfica, diseño de propaganda, análisis de audiencias y de relato estratégico, entre otros aspectos.

“La explosión en las redes fue tal, que la gente comenzó a apropiarse de los símbolos de la campaña llegando a las calles con afiches, stickers, gigantografías pegadas y al comercio con poleras, pines, calendarios, banderas, hasta incluso ropa interior amarilla para Año Nuevo. Ahí nos dimos cuenta que el trabajo digital se había trasladado a las calles, transformando la figura de Gabriel Boric en un personaje de la cultura pop chilena”, señalaron en esa ocasión.

Y en parte, es la misma tónica que se busca republicar en la campaña desarrollada para “Aprueba x Chile”: el sitio tiene un link que redirige hacia un portal con material gráfico descargable para que cualquier persona pueda imprimir afiches. Incluso, en las redes sociales de la campaña se subió un tutorial de cómo hacer stickers con el logo de la “A”.

Los vínculos del gobierno con esta iniciativa están marcados precisamente por el rol central que ese núcleo comunicacional tiene en la campaña y por el desembarco de personeros clave de CDG en la administración de Boric. La propia Otazo, de hecho, entró en la Secretaría de Comunicaciones (Secom) del gobierno en marzo, como encargada del análisis de redes sociales. Otro de sus miembros, Francisco Villarroel (abogado), se desempeñó como coordinador de comunicaciones en el comando de Gabriel Boric, apoyando la labor del otrora periodista de Boric, Felipe Valenzuela, ahora director de Comunicaciones de La Moneda.

Incluso, rondó la versión de que Villarroel apoyó en la preparación de la cuenta pública al Presidente Boric -pues posteó fotografías al interior de La Moneda-, situación que fue descartada por la Secom, desde donde aclararon que esa tarea estuvo a cargo solo de los equipos internos.

La agencia -que se define como “la primera cooperativa de comunicación estratégica de Chile”- fue también la responsable de la campaña a constituyente del exvicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa.

Tras la campaña presidencial, señalan cercanos a miembros del CDG, la cooperativa había entrado en un “receso creativo”. Sin embargo, a inicios de abril se reactivó, estableciéndose en una oficina en el barrio Bellas Artes y con el plebiscito en el horizonte. Allí, de hecho, recibieron al dirigente español Pablo Iglesias, quien hace algunas semanas visitó el país y fue invitado hasta la cooperativa “para intercambiar experiencias sobre campañas políticas”, según cuentan las mismas fuentes.

En “Aprueba x Chile” también está presente una pieza clave de la campaña de Gabriel Boric: el abogado de la PUC y militante RD Felipe Heusser, quien además es pareja de la convencional Giovanna Roa (RD).

Desde la campaña explican el rol de quien fuera jefe de comunicaciones de Boric durante las primarias que enfrentaron al Presidente con el alcalde Daniel Jadue: “Está vinculado al área de organizaciones de esta precampaña como uno de los fundadores de Ciudadanía Inteligente. Su experiencia contribuye a la articulación y coordinación de las organizaciones que son parte de Aprueba x Chile”.

En el último video lanzado por este comando (”Borrador ambulante”, y que fue compartido por Heusser) aparecen dos vendedores ambulantes promocionando el texto constitucional que ya se ha popularizado en la venta informal en las calles. “Para que la gente se informe, porque está muy interesada”, dice uno de quienes aparece en el video.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.