Otra polémica remece a CLC: médico renuncia por aplicación de quimioterapia con genéricos y paciente reclama compensación

Clínica Las Condes: lo que hay detrás del conflicto con sus médicos

La aplicación de medicamentos genéricos detonó que el especialista en hematología Hernán López presentara su dimisión a Clínica Las Condes. Esto, luego de que ni a él ni a su paciente se les informara que estaba recibiendo medicamentos genéricos, pese a haber acordado los pagos por los originales por una alta suma de dinero. El suministro de estos insumos se enmarca en un fuerte plan de ahorro en costos que lleva adelante el recinto privado, lo que se ha traducido en un extremo cuidado de los recursos, despidos y externalización de sus servicios.




El miércoles de la semana pasada el doctor Hernán López Vidal (40), especialista en hematología, presentó su renuncia a la Clínica Las Condes (CLC) luego de enterarse que sus pacientes estaban recibiendo medicamentos genéricos en tratamientos de quimioterapias contra el cáncer, pese a haber acordado el pago de remedios originales.

Su salida se produce a pocos días de que el presidente del recinto médico, Alejandro Gil Gómez (73), se aplicara una tercera dosis de la vacuna de Pfizer-BionTech, provocando una ola de críticas en su contra y un sumario por parte de la autoridad sanitaria. Además, las subsecretarías de Salud y Prevención del Delito interpusieron una denuncia ante la Fiscalía Oriente por “apropiación indebida” en contra del mandamás de la compañía.

Gil es pareja de la accionista controladora de CLC, Cecilia Karlezi Solari (56), a través de grupo Auguri, la cual mantiene el 50,05% de los títulos de la sociedad. Sin embargo, un grupo de accionistas busca imponerse y sacar a Gil de la presidencia debido al episodio de la tercera dosis y la serie de discrepancias desde su arribo, lo que será abordado mañana en reunión de directorio.

El doctor Hernán López, que se desempeñó durante cuatro años en CLC y llegó durante la gestión del doctor Tomás Regueira, exjefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), explicó a La Tercera PM que “renuncié a Clínica Las Condes luego de una larga reflexión, en la que consideré todos los recientes eventos, además, al entender que la clínica a la que ingrese ya no volvería a ser la misma. El día miércoles pasado, efectivamente, me enteré de que uno de mis pacientes estaba recibiendo quimioterapias genéricas, cuando no se me informó a mí ni a mi paciente de este cambio”.

Consultado si el resto de sus pares que integran las unidades de hematología y oncología sabían que a sus pacientes se les entregaba quimioterapias genéricas, respondió: “La jefatura estaba enterada, el resto de mis colegas, según lo que me informaron, no”.

López en 2017 pasó a formar parte del equipo de hematólogos que integran los médicos Paola Aravena, Patricia Fardella, María de Los Ángeles Rodríguez y Carlos Regonesi. Además de los especialistas en oncología Laura Itriago, José Miguel Reyes, Luis Cereceda y Mariano Puga. A ellos se sumaba el coordinador de trasplante de médula ósea, Alejandro Majlis, quien fue despedido a finales de junio y quien cuestionó duramente la administración de Gil y el episodio de la tercera vacuna.

El paciente al que aludía López era otro médico del recinto de salud. Se trata del ginecólogo Mario Montoya García (65), quien sufre un cáncer a la médula ósea y que afecta a las células plasmáticas. Si bien él continúa ejerciendo su profesión y no ha dejado de atender a sus pacientes, hoy se enfrenta a CLC por haber recibido medicamentos genéricos en dos de sus ciclos de quimioterapia.

A él se le prescribieron los medicamentos lenalidomida, bortezomib y dexametasona y obtuvo dos ciclos de remedios genéricos. Cada ciclo tiene un costo de $ 6 millones en Clínica Las Condes y si hubiese pagado por genéricos el costo para el paciente habría sido mucho menor. El paciente le pagó a CLC y confiaba en que recibiría los originales.

Mientras, el doctor Montoya exigió el viernes a la administración de CLC una compensación por lo ocurrido. Según cuentan sus cercanos, el facultativo es uno de los fundadores del recinto médico y acumula más de 15 años ligado a la compañía.

Sin embargo, la aplicación de medicamentos genéricos provocó una fuerte molestia a él y su familia. Sus ciclos son cada 21 días, desconocía que recibía medicamentos genéricos y su sorpresa fue mayor cuando se enteró que el cobro era por un medicamento original.

A tal nivel llegó el enojo del médico y su familia, que se reunió con ejecutivos de la administración que lidera el gerente general, Jerónimo García. A ellos le solicitó una compensación por lo ocurrido y, según trascendió, este martes quedaron en presentarle una propuesta.

Eficiencia en costos

Desde su arribo en diciembre de 2019 a CLC, Alejandro Gil puso en marcha un plan de ahorro en costos muy fuerte y la hoja de ruta le ha dado resultados. En el primer trimestre de este año, CLC registró “los mejores resultados en la historia de la última década”, según dijo su gerente general a Diario Financiero. En efecto, el recinto médico obtuvo una utilidad de $ 7.713 millones en los primeros tres meses del año, dejando atrás las pérdidas por $ 2.602 millones que sufrió en el mismo periodo del año anterior.

En el mismo lapso comparado, CLC registró un alza en sus ingresos del 16,2%, totalizando ventas por $ 60.460,9 millones al 31 de marzo de 2021. Entre los motivos que impulsaron sus resultados está el aumento en las atenciones de urgencia y las alzas en imágenes y en el área de laboratorio. Esto, debido al incremento en las prestaciones asociadas a perfiles bioquímicos y exámenes de PCR.

La mayor eficiencia en la gestión se produce en medio de la pandemia y el cuidado en los insumos ha traspasado no sólo al área de oncología. A modo de ejemplo, el presidente del Sindicato de Enfermeras de Urgencia y Rescate CLC, Michael Díaz, explicó que existe un estricto control de los medicamentos que se utilizan. “Hay un registro de planilla y nos dan las cosas casi contaditas. Esto es lo que tienes que usar y ojalá lo uses lo menos posible. En una unidad de urgencia, no piensas mucho en escatimar en decirle al personal ocupe esto o trate de ocuparlo allí. Se lleva un control, pero ahora el control es mucho más férreo”, explicó.

A los masivos despidos ocurridos durante 2020 y lo que va del presente año, se suma que desde enero de este año la mayoría de las contrataciones de enfermeras, TENS y personal de aseo son efectuadas a través de empresas externas, como Manpower y Adecco.

Discusión interna

A raíz del caso del doctor Montoya, hoy a eso de las 8.30 horas un grupo de médicos del área de hematología se reunió para abordar lo ocurrido y acordaron hacer público su malestar este miércoles por medio de una carta que enviarán a la gerencia de CLC. Ello, en línea con las opiniones colectivas que ha manifestado el cuerpo médico. Al encuentro también asistió la coordinadora de la Unidad de Cuidado Integral y Medicina Paliativa, María Cristina Gastó.

Una de las especialistas de CLC que solicitó no ser identificada y que participó de la reunión explicó que el asunto es “complejo”. ¿La razón? En paralelo al caso del doctor Montoya, en el Congreso se discute la Ley de Fármacos 2, la cual busca bajar el precio de ciertos medicamentos, dando una mayor relevancia al uso de remedios genéricos.

Por lo mismo -dijo- “se ha hablado de relación de los médicos con los laboratorios de nuestra sociedad, que debe mantener la transparencia en estos temas, y nuestra postura es esa: con genéricos certificados no vemos problema”. “El tema es más complejo, pues para ser genérico debe haber estudios que lo avalen, si no se trata de copias, por ello hay que disponer de información seria acerca de los estudios que fundamentan su uso. Nuestra postura es que los que tienen aprobación FDA o EMA pueden ser usados, ya que los costos en salud a nivel mundial son un tema serio, pero queremos que la equivalencia sea certificada por entidades de prestigio”, remató.

Al cierre de este artículo no hubo respuesta de parte de Clínica Las Condes (CLC) a las preguntas formuladas. Mientras, la familia del doctor Mario Montoya declinó efectuar comentarios a la espera de una respuesta de la administración de CLC.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.