¿Reactivar Avanza Chile y “defender su legado”? Los planes de Piñera tras dejar La Moneda

Presidentes se refiera a la organización de la COP por parte de España

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El Mandatario ha comentado a algunos personeros de su círculo de confianza que una de las opciones que baraja es reflotar nuevamente la fundación que creó en 2014 tras el término de su primer gobierno. Otra de las ideas es intentar cultivar su perfil en el exterior.




Aunque no ha sido un tema central en su agenda, el Presidente Sebastián Piñera ya ha comenzado a abordar sus planes para cuando deje La Moneda, el próximo 11 de marzo. Así, el Mandatario ha tenido algunas conversaciones al respecto con algunos personeros de su círculo más íntimo. De acuerdo con fuentes de gobierno, el jefe de Estado evalúa distintos ejes para lo que resta de su mandato y lo que vendrá después de que le entregue la banda presidencial a Gabriel Boric, uno de sus principales opositores.

En su círculo dicen que la primera prioridad para Piñera es terminar de la mejor manera su administración e intentar dejar plasmado lo que será su “legado”, el que busca recoger a través de unas memorias que se están elaborando en áreas como salud, medioambiente, entre otros.

Eso sí, apuntan a que también el legado debería ser, aunque no está escrito, relevar la “salida democrática” respecto del estallido social de 2019 y el manejo en la pandemia, especialmente el plan de vacunación. Todas estas materias siempre han sido motivo de preocupación para Piñera, según comentan en Palacio, debido a que le inquieta el “qué dirán” respecto de lo que fue su gestión. Según la encuesta CEP de septiembre, el 68% desaprueba su gestión, mientras que el último sondeo de Cadem de comienzos de diciembre reveló que el 22% aprueba su gobierno.

El presidente recibe a representantes de la Asociación Chilena de Municipalidades
FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Una vez que deje La Moneda, una de sus ideas es invitar a sus ministros a un paseo al Parque Tantauco, en Chiloé, que es administrado por una de sus fundaciones. El objetivo ahí, dicen algunos en el Ejecutivo, es tener una instancia distendida, replicando lo que hizo una vez que concluyó su primera administración en 2014, y analizar también cuál será el rol que tendrán en un futuro él y algunos de quienes fueron sus autoridades.

Otra de las ideas que baraja Piñera -y que ya ha conversado con personeros de su círculo más cercano-, es reactivar la Fundación Avanza Chile, ubicada en Apoquindo 3000, la que fue creada en 2014 tras el término de su primer gobierno y que le sirvió como plataforma para hacer oposición a la administración de Michelle Bachelet y para pavimentar, posteriormente, su segundo arribo a La Moneda.

El estado de esa fundación, de acuerdo al Registro Civil, sigue vigente (nunca se cerró) y hasta ahora cuenta con el mismo equipo directivo elegido en 2016, el que está integrado por el propio Piñera; la actual ministra de Deportes, Cecilia Pérez; el jefe del Segundo Piso, Cristián Larroulet; el exministro Andrés Chadwick; la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, y figuras como Joaquín Lavín, entre otros. La página web de la fundación, de hecho, estuvo caída harto tiempo y hace algunos meses volvió a reactivarse. Eso sí, su última publicación sigue siendo de abril de 2017.

Como sea, en Palacio dicen que el Mandatario analiza la opción de reimpulsar esa fundación y elegir un nuevo directorio. Para ese objetivo, agregan las mismas fuentes, estaría buscando algunas cartas que podrían asumir ese rol. Algunos deslizan que podría ser el actual ministro de la Segegob, Jaime Bellolio, quien asuma el liderazgo de presidir esa fundación. En todo caso, en el entorno del secretario de Estado comentan que aún no tiene decidido cuál será su futuro tras el término del gobierno.

Foto: Marcelo Segura

Como sea, hay autoridades de gobierno que dicen que el Mandatario no tiene una decisión tomada al respecto, que aún tiene que conversarlo con su familia, la cual querría que Piñera no tuviera un rol tan público una vez que deje La Moneda.

Desde los días previos a las elecciones presidenciales, en Palacio dicen que la fundación tendría mayor relevancia si es que Gabriel Boric resulta electo presidente -cosa que efectivamente ocurrió- debido a que con un gobierno de oposición estarán más expuestos a críticas y, por lo mismo, es más relevante, agregan, “defender lo que se hizo”. Otros, en tanto, dicen que algunos creen que no sería una buena idea reactivar la fundación.

Como sea, varios ministros transmiten que su labor no terminará inmediatamente al concluir el gobierno porque, recalcan, tendrán que tener algún tipo de rol para “defender” lo que hicieron, sobre todo si es que la nueva administración quiere cuestionarlos.

Foco en el exterior

Otras de las cosas que el Presidente ha comentado que le gustaría llevar a cabo una vez que deje La Moneda es cultivar su “liderazgo internacional”, por ejemplo, viajando y dando charlas. De hecho, durante los primeros años de su administración, Piñera intentó desarrollar una estrategia para potenciar su figura a nivel internacional. En ese sentido, durante 2018 el Mandatario se enfocó principalmente en buscar construir un liderazgo al interior de América Latina. Su principal tema durante casi todo ese año fue levantar una ofensiva para que Nicolás Maduro dejara el poder en Venezuela, cosa que no ocurrió.

Luego, Piñera intentó liderar una segunda etapa en su despliegue, que inició a fines de 2018, con su participación en el G20 en Buenos Aires. Ahí comenzó a enfocarse en temas globales, como el cambio climático y la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Este diseño se aplicó en sus encuentros en el G20 de ese año en Osaka y en la cumbre del G7 en Francia.

Posteriormente, la apuesta del gobernante fue mostrar una buena gestión y liderazgo para la COP25 y el encuentro Apec, cumbres que se iban a realizar en Chile y que se tuvieron que cancelar debido al estallido social, frustrando la estrategia de Piñera.

Este año, en tanto, Piñera volvió a intentar retomar su agenda en el exterior y viajó en septiembre a Europa y a algunas naciones sudamericanas. De hecho, se estaba evaluando que tuviese nuevas giras, aunque no tiene nada confirmado por el momento. Como sea, los planes a futuro del jefe de Estado, de 72 años, están en fase de diseño, porque algunos creen que podría volver a retomar también sus negocios.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.