Todas las versiones de Ancalao: cómo cambió sus declaraciones tras la debacle electoral

Foto: Agenciauno

En al menos cinco ocasiones, el otrora abanderado presidencial de la Lista del Pueblo cambió su versión luego de conocerse el rechazo a su candidatura por parte del Servel. Distintos nombres a quien le atribuyó responsabilidad, cuántas notarías estuvieron involucradas y si hubo o no infiltrados fueron algunos de los argumentos que fueron mutando con el paso de las horas.




Activista mapuche y otrora militante de la DC, la IC y la FRVS. Último en inscribir su candidatura presidencial, rodeado de adherentes que afirmaban a viva voz ser la Lista del Pueblo original, Diego Ancalao Gavilán (40) ha estado en el centro de la noticia durante los últimos días.

Dijo que reunió poco más de 35 mil firmas para estar en la papeleta de noviembre, pero el jueves pasado Servicio Electoral echó abajo sus aspiraciones por llegar a La Moneda tras detectar gravísimas irregularidades que detonaron en el rechazo de manera unánime a su candidatura. Según la autoridad, de las rúbricas presentadas por Ancalao, más de 23 mil fueron efectuados ante el Notario Público Patricio Zaldívar Mackenna, quien murió en febrero del presente año y cuya notaría había dejado de funcionar el año 2018.

Desde que estalló el caso, el ahora excandidato debió hacer una serie de cambios a sus declaraciones, luego de una noticia que él mismo calificó como “brutal” y que viene a “asesinar un sueño”.

1. El proyecto continúa

Sólo tres horas después de que el Servel anunciara el rechazo a su candidatura, Ancalao tuvo una entrevista con CNN Chile. Aquí dijo que es una “noticia demoledora”. “Nunca pensamos que las persona que estaban a cargo del trabajo territorial nos iban a hacer algo así”, explicó.

Asumió su responsabilidad, asegurando que él estaba a cargo de la campaña más mediática y la recolección de firmas online para alcanzar los patrocinios que lo llevaron a posicionarse como la carta presidencial de la Lista del Pueblo.

Consultado si esto sería el fin de su carrera política, explicó: “Así es. Es el fin de la carrera política y de muchas otras cosas más. Lo sentimos en el alma. Es muy doloroso. Le pido disculpas a la Lista del Pueblo y a todos quienes nos han patrocinado”.

Sin embargo, tres días después al ser entrevistado en el programa Mesa Central de Canal 13, el otrora candidato presidencial se desdijo y aclaró que “eso lo pensé de manera desproporcionada en ese minuto, porque estaba muy golpeado por la noticia. Pero ahora que tenemos todos los elementos adecuados para poder discernir y tomar decisiones, nosotros concluimos que nuestro proyecto político va a continuar”.

2. La responsabilidad de la Lista del Pueblo

En ese mismo programa, se le consultó por qué cambió de opinión a la hora de definir las responsabilidades sobre lo ocurrido. Esto luego que el jueves, tras la caída de su candidatura, sostuviera que él sólo se dedicó a los patrocinios digitales y que el resto del trabajo lo había hecho la Lista del Pueblo, pero posteriormente emitiera una declaración en la que exculpó al colectivo de “toda responsabilidad” en lo ocurrido.

Cuando me llamaron a mí yo estaba recién enterándome. Es como que te pasó un camión por encima y te llaman y te preguntan: ¿estás vivo? En ese minuto no teníamos los elementos completos para responder y dentro de la premura, lógicamente yo me equivoqué, por eso lo rectifiqué”, acotó en C13.

3. ¿Hubo infiltrados?

Pero Ancalao también levantó sospechas sobre una posible infiltración al interior de su candidatura.

Durante la noche de ese jueves, en el programa Mentiras Verdaderas de La Red, explicó que “creemos que dentro del equipo que tenía funciones de recolectar firmas pudimos haber sido infiltrados y nos informamos y no obtuvimos con la desconfianza, por decirlo así, para averiguar de lo que podía haber ocurrido. Y por eso que estamos tan molestos, porque lo que se hace con estas cosas es asesinar un sueño que nosotros veníamos hace mucho tiempo trabajando”.

El domingo, en Mesa Central, el profesor atenuó sus declaraciones y sostuvo que existían dos hipótesis sobre lo ocurrido. “Nuestra abogada ha hecho la investigación adecuada y a lo menos tenemos dos cosas: La gente a cargo de la recolección de firmas actuó de muy buena fe y creyó en una notaría de la cual se dice que el notario no existía. La segunda opción es que había un grupo de personas que fueron infiltradas y que obedecían a este tipo de trabajo”, añadió el ex candidato presidencial.

Sus palabras las dejó, finalmente en el olvido: en la querella que presentó ayer no mencionó a el o los supuestos infiltrados que habrían saboteado su campaña y apuntó sus dardos hacia Wladimir Iván Rojas Hernández, quien se habría encargado de gestionar la recolección de patrocinios mediante firmas notariales. A él le pagó tres millones de pesos para “agilizar el trámite” sin otorgar recibo ni boleta de honorarios.

4. Cuándo comenzó la recolección

¿Cuándo comenzó la recolección de firmas físicas? En su primera declaración a raíz de lo ocurrido, y en entrevista con CNN Chile, Ancalao aseveró que fue en abril.

“Nosotros nunca lo cuestionamos, porque la recolección de firmas partió en abril. Entonces siempre pensamos que el trabajo se estaba haciendo bien. Y siempre veíamos que no andaba muy rápido, pero resulta que si nosotros hubiésemos sabido que la notaría era de un notario que ya había fallecido, jamás hubiésemos aceptado ese trabajo, nunca hubiésemos presentado las firmas”, dijo.

Hoy la versión es otra. En la querella que presentó Ancalao, explicó que durante los primeros meses él y su jefa de campaña se dedicaron a la recolección de patrocinios virtuales, mediante la página web dispuesta por el Servel, siendo proclamado candidato presidencial el 20 de agosto. “Solo a partir del último periodo se comienzan a reunir firmas físicas ante notario de conformidad a las instrucciones y formularios recibidas del Servel, lo que se materializó en distintas localidades del país”, consignó Ancalao en su querella.

5. ¿Uno o más notarios? ¿Quién recolectó las firmas?

Otro argumento que el exabanderado relativizó fue el del notario.

“Yo siempre pensé que el trabajo era de distintas notarías. La función de revisar eso era de otra persona, pero de todas maneras la responsable recae en mí, porque yo soy el candidato y es una noticia muy bruta”. Esta fue una de las primeras explicaciones que Ancalao dio al respecto, la noche del jueves a CNN.

Al ser consultado sobre quién era el encargado territorial que recolectó las firmas, explicó: “Sé que se llama Walter Leiva y vamos a entregar los antecedentes”.

Pero no habría sido Leiva quien dirigió la recolección de rúbricas, sino que -según consignó en la querella presentara ayer- Wladimir Iván Rojas, quien es sindicado como parte de una banda delictual que se dedicaba a realizar asaltos a la salida de los bancos. A este lo conoció a través de un amigo en común: Pablo Razeto Barry, quien también gestó la reunión en la que Ancalao se conoció con miembros de la Lista del Pueblo en julio.

Este sujeto (Wladimir Iván Rojas), afirmó trabajar con un notario y que por tal razón podría agilizar el trámite para la recolección de firmas. Por dicha gestión cobró la suma de $ 3.000.000, tres millones de pesos, que le fuese enterada en efectivo sin otorgar recibo ni boleta de honorarios”, consignó la acción penal.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.