Un problema de elenco: la difícil búsqueda oficialista de cartas competitivas para la parlamentaria

En Chile Vamos y La Moneda algunos reconocen que de cara a las elecciones de noviembre existen complejidades para encontrar perfiles más jóvenes e independientes que puedan ser atractivos para la ciudadanía, sobre todo luego de la derrota electoral del pasado 15 y 16 de mayo. Además, admiten que hay problemas para cumplir con la cuota de género. No obstante, en el oficialismo defienden que recién inician el trabajo y que aún resta tiempo.




−Gonzalo no quiere, está difícil convencerlo.

El comentario lo hizo en tono distendido el Presidente Sebastián Piñera el martes en la tarde en una reunión que encabezó en La Moneda con los presidentes de los partidos de Chile Vamos. Ahí, el Jefe de Estado pidió a los dirigentes acelerar el trabajo parlamentario del bloque de cara a los comicios de noviembre y preguntó cuáles eran los candidatos que tenían como cartas para el Senado.

En la cita repasaron todas las regiones en que se disputarán escaños en la Cámara Alta. Fue en ese momento en que el presidente de Evópoli, Andrés Molina, mencionó como alternativa al exministro del Interior Gonzalo Blumel, a quien han estado intentando convencer de asumir un nuevo desafío electoral tras la derrota que tuvo en la elección de constituyentes el pasado 15 y 16 de mayo. Con su intervención, el Mandatario refrendó que su exministro del Interior no tiene interés (hasta ahora) en postular en la parlamentaria.

En la reunión con el Mandatario se hizo un check list de todos los que suenan como eventuales cartas al Senado, como el diputado Javier Macaya (UDI), que podría competir en Rancagua; la excandidata a gobernadora María José Gatica (RN) para Los Ríos; la diputada María José Hoffmann (UDI) para la Región Metropolitana y el exdiputado Miodrag Marinovic (ind.) para Magallanes. Esto, considerando que para noviembre hay senatoriales en las regiones Metropolitana, Coquimbo, O’Higgins, Magallanes, Biobío, Ñuble, Antofagasta, Los Ríos, y Los Lagos, mientras que otras regiones se disputarán el 2026, como el Maule, La Araucanía, Valparaíso, Aysén, Tarapacá, Arica y Atacama.

Actualmente, el bloque cuenta con 71 diputados -más Ignacio Urrutia, quien ahora pertenece al Partido Republicano- y 19 senadores. En este escenario, en el oficialismo aspiran a mantener, al menos en la Cámara Baja, el mismo número de parlamentarios.

Tras el encuentro hubo una conclusión compartida: que en Chile Vamos hay escasez de elenco de candidatos de cara a las parlamentarias. Un problema serio que amenaza al bloque, ya que sufrió dos derrotas consecutivas en la elección de convencionales constituyentes y de gobernadores, donde solo logró un triunfo en La Araucanía.

“Nuevos estilos de liderazgo”

Esta no es la primera vez que Chile Vamos enfrenta un conflicto para encontrar candidatos. De hecho, el año pasado fue compleja la búsqueda de cartas para la Convención Constituyente y el proceso terminó con una derrota, pues el bloque solo logró 37 convencionales electos, lejos del tercio de los integrantes del órgano al que aspiraban.

Si bien en Chile Vamos y en La Moneda sostienen que esta vez hay alternativas de nombres sobre la mesa, son varios los que transmiten que luego de la derrota electoral del 15 y 16 de mayo y en la segunda vuelta de gobernadores regionales, el perfil de los candidatos debe ser distinto: jóvenes, independientes y que representen alguna causa en su localidad. Esto, porque sostienen que la lógica con que tradicionalmente la centroderecha escogía a sus candidatos, por ejemplo, “ser el hijo de” cambió y ya no es bien recibido por la ciudadanía.

En ese sentido, en el sector agregan que hay una falta de “liderazgos” potentes con esas características y que, en parte, eso ocurrió porque muchos alcaldes que no pudieron ir a la reelección quedaron por ley inhabilitados para competir por escaños en el Congreso y lo mismo ocurre en el caso de varias autoridades de gobierno.

En Palacio, según fuentes de gobierno, ministros del comité político han sostenido conversaciones con dirigentes de los partidos para abordar el tema parlamentario y varios reconocen que existe una “búsqueda activa” de posibles candidatos por todo Chile.

Asimismo, dicen que hay funcionarios de gobierno que no tienen inhabilidades, por ejemplo, los seremis que podrían, si es que los partidos quieren, ponerse a disposición para ser candidatos.

Falta de mujeres

En la UDI hay visiones distintas respecto de si es que hay o no escasez de nombres. Si bien algunos parlamentarios transmiten que sí la hay, en el comité electoral del gremialismo -integrado por Javier Macaya, María José Hoffmann, Jacqueline van Rysselberghe, Juan Antonio Coloma Correa, Isabel Plá, Daniela Peñaloza, Álvaro Pillado y Katherine Montealegre- hay posturas distintas.

Ahí, algunos transmiten que cuentan con gente que renunció a cargos de gobierno y también con algunos candidatos a gobernadores que perdieron en esos comicios pero que quedaron “bien aspectados”. Por ejemplo, en Coquimbo, Marco Antonio Sulantay obtuvo una muy buena votación e iría como diputado en el cupo de Sergio Gahona, quien postularía al Senado.

Asimismo, las mismas fuentes dicen tener varios nombres de constituyentes con buen desempeño en los comicios de mayo, pero que no resultaron electos porque la lista no fue lo suficientemente potente. En ese sentido, aseguran que no les preocupa tanto el elenco, sino que la dificultad está en el cumplimiento de la cuota de género, sobre todo para la Cámara Alta.

También en la UDI tienen que resolver en qué lugares abrir espacios a personas más jóvenes para poder proyectarlas y no contar con una mayoría de candidatos que van por tercera o cuarta vez a una elección.

De todas formas, en el comité electoral de la UDI -el que ha sesionado en dos ocasiones (14 y 22 de junio)- hay quienes admiten dificultades para encontrar candidatos, sobre todo para la Región Metropolitana. En todo caso, recalcan que aún es pronto para sacar conclusiones, porque continúan en la revisión de distritos y circunscripciones.

Un caso menos dramático es el que ven en Evópoli, ya que es un partido que solo tiene un representante en el Senado y seis en la Cámara Baja, por lo que disminuye la cantidad de cupos que se les da en el pacto, ya que la UDI y RN tienen mayor representación de legisladores, por lo que se quedan con la mayor cantidad de postulantes.

La secretaria general, Luz Poblete, dice que el desafío es “tratar de entender cuál es la expectativa de entender qué es lo que está buscando la ciudadanía en un candidato. Es una dificultad, porque hoy no es atractiva la política, las personas no están buscando ser candidatos al Parlamento, que está tremendamente desprestigiado, y los partidos políticos que están en el suelo. No es fácil ir a invitar a esa próxima elección”.

El senador y encargado de buscar candidatos de Evópoli, Felipe Kast, le resta dramatismo y sostiene que la estrategia del partido será, “al igual como lo hicimos en el pasado (elección de constituyentes), poder invitar a personas independientes a que puedan sumarse al desafío”.

En RN, en tanto, si bien dicen que la mayoría de sus diputados va a la reelección y, por ende, cuentan con cartas, reconocen que también tienen dificultades para encontrar mujeres y cumplir con la cuota de género. Asimismo, también admiten que hay temor porque en las zonas donde parlamentarios no van a la reelección no sean lo suficientemente competitivos.

De todas formas, al igual que la UDI, en ese partido transmiten que también mirarán cartas que fueron a la elección de constituyentes y que no ganaron, pero obtuvieron buena votación o que ya cuentan con trabajo en terreno, por ejemplo, como el caso de Eleonora Espinoza y Karina Torres.

En la colectividad, en todo caso, sostienen que no han iniciado un trabajo en profundidad sobre el tema debido a que estaban a la espera de las elecciones internas del partido, donde finalmente se impuso el senador Francisco Chahuán.

El PRI, por su parte, también aspira a que les den cupos parlamentarios y competir por algunos escaños tanto en la Cámara como en el Senado.

En el bloque, además, deben resolver si es que pactarán con el Partido Republicano, liderado por José Antonio Kast. Como sea, hasta ahora, cada colectividad ha trabajado de manera individual y esperan comenzar a trabajar como bloque a partir de la próxima semana, debido a que la inscripción de los pactos es en agosto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.