Viruela del mono: Los reparos que agrupaciones LGBTIQ+ le plantearon al Minsal para una campaña comunicacional

La investigación epidemiológica del ministerio señala que el 100% de los casos en Chile corresponde a hombres que han tenido contacto sexual reciente con una nueva o múltiples parejas del mismo sexo. En ese escenario, Salud encabezó reuniones donde las organizaciones han solicitado que todos los mensajes de precaución se den sin discriminar ni estigmatizar a un grupo en particular, pues cualquiera se puede contagiar. Al mismo tiempo, insisten que hay que fortalecer las medidas ante la rápida propagación registrada en las últimas semanas.


La viruela del mono no es una enfermedad nueva, el primer caso humano confirmado se registró en 1970. Pero hoy el mundo mira con preocupación la rápida propagación de este virus, que llevó incluso a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a darle el pasado 23 de julio el estatus de “emergencia de salud pública de interés internacional” (PHEIC, por sus siglas en inglés), que es el nivel más alto de alerta de la organización y el mismo que actualmente tiene el Covid y que equivale al de pandemia.

Tras su reaparición y propagación a partir de mayo en Europa, sólo era cosa de tiempo para que se detectara un caso en Chile. Eso ocurrió el 17 de junio, cuando el Ministerio de Salud informó del primer afectado por la enfermedad en la Región Metropolitana. Desde entonces, el país ya suma 91 casos confirmados.

Por esta razón, varias agrupaciones le han manifestado su preocupación a la ministra de Salud, Begoña Yarza. Hace una semana, el Colegio Médico le envió una carta a la jefa de la cartera sanitaria, donde el gremio mostraba su preocupación por la propagación de la enfermedad a nivel nacional y le solicitaba información sobre el plan de inmunización que proyecta el Minsal y las gestiones que se realizan para asegurar la vacuna, pues la producción a nivel mundial no es masiva.

Además, otras organizaciones también se han acercado a la cartera para solicitar una campaña comunicacional sin estigmas hacia la comunidad homosexual.

Debate sobre la comunicación de riesgo

El Minsal invitó el martes pasado a organizaciones LGBTIQ+ a la reunión mensual del Centro Regional de Información y Apoyo para la Prevención del VIH/SIDA (CRIAPS). En la instancia, donde estuvo el Seremi de Salud RM, Gonzalo Soto, y parte del equipo comunicacional del Minsal, las autoridades entregaron a las agrupaciones un balance nacional sobre la enfermedad y les preguntaron cómo se podría alertar a la comunidad sobre el virus.

Isabel Amor, directora ejecutiva de Fundación Iguales, afirma que hay que tomar las precauciones necesarias, pero sin estigmatizar:No hay que ser ciegos frente a que la mayoría de los contagiados son hombres que tienen sexo con hombres. Entonces, hay que hacer una comunicación de riesgo que sea efectiva para toda la población y al mismo tiempo, enfocar el mensaje a los grupos que ahora se están contagiando más”.

Según la investigación epidemiológica del Minsal, el 100% de los casos corresponden a hombres entre los 18 a los 58 años. Asimismo, el 20% de los casos presenta como factor de exposición el haber realizado un viaje internacional durante los últimos 21 días, mientras que en un 16% se logró determinar su nexo epidemiológico. El resto se encuentra en investigación para determinar el lugar de exposición.

El informe de la cartera sanitaria señala que “entre otros antecedentes, se observa que el 100% de los casos corresponde a hombres que han tenido contacto sexual reciente con una nueva o múltiples parejas masculinas”.

En la reunión del CRIAPS también estuvo el Movilh, pero la organización también se juntó con la ministra Yarza este lunes a través de la Ley de Lobby. En la instancia, la agrupación aprovechó de insistir en una campaña, pero sin apuntar negativamente a un grupo específico de la población.

“Le solicitamos a la ministra que los mensajes que elabore el ministerio no estigmaticen. Ella se mostró en completa sintonía respecto a que no hay grupos de riesgo, sino que conductas de riesgo. Y asumió el compromiso de que todo mensaje preventivo no vaya a estigmatizar a la población que tiene sexo con hombres. Estigmatizar tampoco ayuda a la prevención, pues da a entender que otros grupos no se podrían contagiar”, explica el encargado de DDHH del Movilh, Ramón Gómez.

Aunque las agrupaciones rescatan la voluntad de las autoridades sanitarias, insisten que aún falta más presión y sienten que el ministerio no ha sido tan enfático con los mensajes de precaución.

Aldo Puel, encargado del equipo de salud del Movimiento por la Diversidad Sexual (MUMS), sostiene que la reunión del martes pasado dejó una impresión buena y mala al mismo tiempo: “Al fin nos dieron una bajada con la información, desde el ministerio hacia los miembros de la sociedad civil que trabajan con la diversidad sexual. Pero, no abordaron la temática completa y no dijeron cómo se va a trabajar”.

La dirigente de Iguales coincide: “Me parece clave que el vínculo sea con las organizaciones de la sociedad civil, pues está más que comprobado que para el éxito de la comunicación y de las estrategias hay que hablar con la gente afectada, pero me parece que estamos muy sobre el límite, hace más de un mes estamos con alerta sanitaria. No sé qué estamos esperando para ser un poco más agresivos sobre cómo enfrentar esta situación”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.