El viejo Hyundai Tucson y el Peugeot 208 argentino provocan otro desastre en Latin NCAP

Mientras el hatchback Mercosur consiguió apenas dos estrellas, el SUV surcoreano se quedó en 0.




Este viernes Latin NCAP volvió a publicar una nueva tanda de pruebas de seguridad, después de que hace una semana evaluara al Volkswagen Taos y a los hermanos Fiat Argo y Cronos. Ahora fue turno de los populares Peugeot 208 y del familiar Hyundai Tucson, que, lamentablemente, no salieron bien parados en resultados.

El hatcback argentino anotó dos estrellas y el SUV asiático ni siquiera consiguió una, poniéndose en la lista de los autos tristemente conocidos por contar (o no) con cero estrellas.

Respecto del ensayo al 208, Latin NCAP especifica que corresponde a la versión fabricada en Argentina, equipada con dos bolsas de aire frontales y dos bolsas de aire laterales de cuerpo, y control electrónico de estabilidad (ESC) como equipamiento estándar.

Las dos estrellas se certifican debido a que alcanzó “51.53% en Protección Ocupante Adulto, 54.92% en Protección Ocupante Infantil, 54.13% en Protección a Peatones y Usuarios Vulnerables de las Vías y 55.81% en Sistemas de Asistencia a la Seguridad”.

El 208 fue evaluado en impacto frontal, impacto lateral, latigazo cervical (whiplash), protección a peatones, ESC, test del alce (moose test) y Sistema de Asistencia a la Velocidad (SAS), mostrando un desempeño aceptable en el impacto frontal, bueno en impacto lateral y buena contra el latigazo cervical, sin embargo, la entidad señaló que “debido a la estructura del habitáculo y la del área de los pies fue considerada como inestable. La falta de bolsas de aire laterales estándar para la cabeza limitó la puntuación del vehículo. Para sumar puntos de AEB, los modelos necesitan protección pasiva total y sin las bolsas de aire laterales de cortina el 208 no pudo sumar puntos de AEB”. A esto, se suma que la protección para ocupante infantil estuvo por debajo de las expectativas.

Latin NCAP señaló que es probable que con protección lateral para cabeza estándar el resultado general mejoraría drásticamente, por lo mismo, le ofreció a Peugeot evaluar versiones mejor equipadas del 208, pero el fabricante rechazó la oferta.

Sobre los resultados, Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP dijo que “es sorprendente que una plataforma global relevante como la del 208 haya eliminando un equipamiento de seguridad estándar tan importante de su versión original como las bolsas de aire laterales de cabeza. Latin NCAP exhorta a Peugeot a actualizar el equipamiento del vehículo para ofrecerlos de serie lo antes posible y luego volver a evaluarlo para demostrar sus beneficios a los consumidores”.

Los problemas con el viejo Tucson

La versión de Tucson evaluada por Latin NCAP es la que pertenece a la generación anterior a la que se comercializa en Chile.

Según el organismo, se adquirió la unidad evaluada en febrero de 2021 tras consultar a representaciones oficiales de la marca en 3 países diferentes, los cuales confirmaron que faltaban al menos 2 años para que llegara la nueva Tucson a América Latina.

Pero los tiempos se desarrollaron de manera diferente y la nueva Tucson llegó a América Latina durante 2021. Eso sí, esa situación no invalida el resultado, ya que existen muchas Tucson “viejas” todavía disponibles como vehículos nuevos o de segunda mano que los consumidores pueden adquirir.

Considerando ese punto, el Hyundai Tucson fabricado en Corea del Sur con dos airbags frontales y sin ESC estándar, obtuvo cero estrellas bajo el último protocolo de Latin NCAP, alcanzando 51,21% en Protección Ocupante Adulto; 4,37% en Protección Ocupante Infantil; 49,85% en Protección a Peatones y Usuarios Vulnerables de las Vías y 6,98% en Sistemas de Asistencia a la Seguridad.

Aunque las evaluaciones fueron buenas en impacto frontal, lateral, latigazo cervical (whiplash) y protección a peatones, sin embargo, la falta de airbags laterales de cabeza estándar limitó la puntuación.

El desempeño de la seguridad infantil fue otro ítem pobre, porque el Tucson sorprendentemente tiene como estándar un cinturón de dos puntas en la posición del asiento trasero central y además, porque Hyundai se negó a recomendar los Sistemas de Retención Infantil (SRI) para las pruebas.

La protección para los peatones en general fue promedio, con protección pobre para la pierna superior y baja protección para la cabeza.

El vehículo no tiene Frenado Autónomo de Emergencia para Usuarios Vulnerables de las Vías para compensar la protección a peatones descrita anteriormente, mitigar o eventualmente prevenir el contacto con peatones.

De Sistemas de Asistencia a la Seguridad, solo obtuvo puntos por el Sistema de Aviso de Cinturón de Seguridad (SBR). El vehículo no ofrece ESC estándar ni otras tecnologías relevantes.

Los elementos opcionales de seguridad ofrecerían mejor protección a los ocupantes. Latin NCAP le ofreció a Hyundai evaluar la nueva versión del Tucson, pero el fabricante también rechazó la oferta, al igual que lo hizo Peugeot.

Sobre los resultados del SUV coreano, en Latin NCAP precisaron que están “nuevamente decepcionados con la actitud de Hyundai hacia la salud y seguridad de los consumidores latinoamericanos. Es increíble que un SUV como el Tucson no ofrezca protección lateral y ESC estándar. Es preocupante el retraso inusualmente largo en la entrega de los repuestos originales. Hacemos un llamado urgente a Hyundai para que realice un cambio importante en la estrategia básica de seguridad en América Latina y el Caribe y nivele con su política en Europa, Australia y EE. UU. entre otros”.

Stephan Brodziak, Presidente de la Comisión Directiva de Latin NCAP, también mostró su disconformidad y señaló que “lamentamos la des-especificación que realiza Peugeot en su modelo 208 al quitar las bolsas de aire de cabeza para los mercados latinoamericanos. Hyundai nos da una desagradable sorpresa al ver que uno de sus modelos más populares en la región, el Hyundai Tucson, que ha tenido importantes ventas en nuestros países, obtenga 0 estrellas de seguridad. Esto es una muestra más de la discriminación en seguridad vehicular que los habitantes de la región tenemos que sufrir de parte de algunos fabricantes de autos que utilizan nuestra región como un mercado sub-estándar para maximizar sus ganancias. Exigimos que tanto Peugeot como Hyundai implementen de manera urgente los estándares de seguridad necesarios para ofrecer una protección adecuada a los consumidores y usuarios de la vía en todos su modelos. América Latina y el Caribe no sólo merecen una mejor seguridad vehicular, la necesitan ya”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.