Mañalich afirma que “no vamos a enfrentarnos” al dilema de la “última cama” y apunta a “líderes” que “se esfuerzan por mostrar que el gobierno va a fracasar”

Foto: Mario Téllez

Según el ministro de Salud "nuestra proyección es que, incluso con un volumen muy alto de nuevos contagios todos los días, no vamos a enfrentarnos a esa disyuntiva”.




“Nosotros no esperamos enfrentarnos a ese dilema".

Con estas palabras el ministro de Salud, Jaime Mañalich respondió a la pregunta, que se le efectuó durante el balance diario del Minsal por los nuevos casos de coronavirus, respecto a la posibilidad de que en nuestro país se llegue a la disyuntiva de la “última cama”.

El aumento de casos y muertes por Covid-19 ha llevado a las autoridades y médicos a comenzar a adoptar medidas y a pensar respecto a qué hacer en el caso de que se deba priorizar a un paciente crítico por sobre otro por la falta de ventiladores o camas UCI para su tratamiento.

Este fue un debate que ya se vivió en Europa, donde los médicos debieron hacer frente a esta compleja decisión.

En Chile, en tanto, las cifras dadas a conocer hoy por las autoridades del Minsal, dan cuenta que quedan disponibles 346 ventiladores y 1.841 están ocupados. Sobre las camas UCI no hay cifras oficiales, pero al 13 de mayo pasado, según un reporte de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, la ocupación de estas unidades era del 93% en la Región Metropolitana.

Para evitar tener que enfrentarse a este problema, el gobierno comenzó a aumentar el número de camas UCI en los recintos públicos y privados. Así Mañalich fijó ayer que las clínicas y hospitales deberán tener 4.197 camas críticas al 30 de junio, lo que se traduce que en 40 días tienen que incrementar en 2.253 estas plazas.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, en tanto, informó que a fines de mayo, serán 500 las nuevas camas disponibles que tendrá el sistema.

“Esa es una situación que aún no se ha dado, por lo tanto nosotros no tenemos, en este minuto, un problema que solucionar de acuerdo a la última cama. Existen comités éticos que deben estudiar estas medidas, hay propuestas de la sociedad de medicina. Pero hasta el momento no estamos en esa posición, porque tenemos una planificación de ir aumentando diariamente un número de camas", indicó

Para agregar que "de aquí al 31 de mayo van a ser 500 camas adicionales. Y esas camas, se acuerdo a las estimaciones de contagio, son suficientes para poder seguir dando atención a quien lo requiera, especialmente en las unidades de cuidado intensivo”.

Mañalich también aseguró que nuestro país no se enfrentará a este dilema, porque “a la vez que está ocurriendo un aumento de la demanda por respiradores y camas de intensivo, también está ocurriendo un aumento significativo de la oferta. Y nuestra proyección es que, incluso con un volumen muy alto de nuevos contagios todos los días, no vamos a enfrentarnos a esa disyuntiva”.

El tema también fue abordado en la Mesa Social Covid, donde surgió una propuesta desde la Universidad Católica respecto a cómo enfrentar esta situación en caso de ocurrir, el cual también fue destacado por Mañalich.

Mañalich apunta a cuestionamientos de “líderes”

El titular de Salud también aprovechó su discurso en la cuenta diaria para apuntar a “líderes" que “se esfuerzan por mostrar que el gobierno va a fracasar”, haciendo un llamado a la unidad.

“Insistimos en el llamado lleguemos a acuerdos y trabajemos todos juntos. Y las voces disonantes, sobre todo cuando están basadas en hecho o datos que no son verdaderos, los dejemos de lado. Porque nos requerimos a todos hablando transparentemente, con verdad", indicó.

Para agregar que hay un grupo, afortunadamente pequeño, de personas, que además de no sumar, en realidad se oponen a que este programa, esta lucha que estamos enfrentados como país, tenga éxito. Y hacemos un llamado a esas personas, a abandonar una política, una forma de actuar que es tan dañina para todos, exagerando noticias, transmitiendo noticias falsas, haciéndose eco de situaciones que no obedecen a la realidad y sobre todo alentando conductas y acciones que son contrarias a las políticas a las políticas sanitarias que hemos implementado, produciendo convocatorias de personas y produciendo discursos muy mal intencionados de fracaso, de conflictos, de manera tal de sacar un provecho de esta situación tan sensible”.

Mientras que al ser consultado sobre a qué personas o sectores apuntaba con sus palabras, Mañalich aclaró que “respecto a la intencionalidad, creo que el mundo público, periodístico, entiende perfectamente que hay líderes incluso que se esfuerzan por mostrar que el gobierno va a fracasar. El fracaso del gobierno es el fracaso completo de un país en la lucha más grande que ha tenido que enfrentar en los últimos años”.

Comenta