“Pensé que estaba pidiendo prisión preventiva”: la reacción de jueza tras solicitud de arresto domiciliario de fiscal para formalizados por disparos en barrio Meiggs

Durante la audiencia de control de detención de dos imputados por los disparos registrados el domingo en el barrio Meiggs, la magistrada Paulina Moya interrumpió al fiscal Fernando García para confirmar la solicitud del Ministerio Público sobre la medida cautelar para ambos detenidos. Al resolver, la jueza aceptó la solicitud, no sin dejar constancia de que "el tribunal no puede imponer una medida cautelar más intensa, como sería la prisión preventiva, si los intervinientes no la han solicitado”.




El domingo 1 de mayo, mientras se realizaban la marcha Central Clasista de Trabajadores, un grupo de vendedores ambulantes del barrio Meiggs abrió fuego contra manifestantes en el lugar, resultando tres personas heridas, una de ellas de extrema gravedad tras recibir un disparo en el rostro.

Este lunes, en el Sexto Juzgado de Garantía de Santiago, se realizó la audiencia de formalización de dos de los imputados por los hechos, quienes, a petición de la fiscalía y de la parte querellante, quedaron con la medida cautelar de arresto domiciliario total, mientras que el tribunal fijó un plazo de investigación de 90 días.

Los sujetos fueron imputados por el Ministerio Público como autores de los delitos consumados de porte de armas de fuego y disparos injustificado en la vía pública, y debido a la gravedad del caso, se esperaba que el fiscal del caso, Fernando García, solicitara la cautelar de prisión preventiva.

Sin embargo, esto no sucedió así, lo que provocó la reacción de la jueza Paulina Moya, quien interrumpió al persecutor mientras realizaba la solicitud de arresto domiciliario total. En la ocasión se registró el siguiente diálogo:

- “Duda. ¿Dijo que va pedir arresto domiciliario total?”, preguntó la magistrada.

- “Así es”, respondió el fiscal García.

- “Ya..., pensé que estaba pidiendo prisión preventiva”, agregó la jueza Moya.

- “No, estaba justificando, su señoría, los presupuestos materiales, porque evidentemente el arresto domiciliario total es una cautelar bastante intensa. Creemos que por ahora, con esta cautelar en particular se satisface la necesidad de cautela”, señaló el representante del Ministerio Público.

Minutos más tarde, al resolver la petición de la Fiscalía, la magistrada Moya ahondó sobre el tema, al indicar que “el tribunal entiende que son hechos bastante graves, que han causado conmoción en la población; por lo tanto, el tribunal va a acceder a la petición del Ministerio Público y la parte querellante y va a decretar el arresto domiciliario total, haciendo presente que el tribunal no puede imponer una medida cautelar más intensa, como sería la prisión preventiva, si los intervinientes no la han solicitado”.

“Sin perjuicio de aquello, se tiene presente que no fue solicitada la prisión preventiva por haber diligencias investigativas pendientes y alguna eventual formalización por hechos más graves”, añadió.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.