La mafia de Estación Central: quiénes están tras los violentos episodios del 1 de mayo

Batallas campales se vivieron este domingo en la zona de Estación Central.

Barrio Meiggs ha sido escenario de otros hechos policiales complejos, además de lo ocurrido ayer, en marzo pasado un grupo de vendedores ambulantes hirió de gravedad a estudiantes que se manifestaban en el lugar. Pero tras este comercio ilegal, estarían bandas dedicadas al arriendo del espacio público, grupos denominados "los toldos azules". El líder de una de estas agrupaciones fue asesinado a sangre fría hace un par de semanas, en plena vía pública.


Durante la jornada de ayer domingo 1 de mayo, en el marco de las marchas conmemorativas del Día Internacional del Trabajador, cuatro personas resultaron heridas -una de ellas de gravedad- luego de un enfrentamiento entre manifestantes y vendedores ambulantes del Barrio Meiggs, en Estación Central. Hechos que se enmarcan en medio de una compleja situación delictual de la zona, que se está acostumbrando a ser un escenario de situaciones de violencia extrema y uso ilegal de armas de fogueo y de fuego.

Dos fueron las marchas convocadas y que se realizaron este domingo 1 de mayo. La primera de ellas era la convocada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la que comenzó en inmediaciones de Plaza Baquedano. La segunda fue la convocada por la Central Clasista de Trabajadores, la cual iba desde calle Brasil en dirección al poniente. Esta fue la protesta que terminó con mayores hechos delictuales: en las inmediaciones del sector hubo saqueos a locales comerciales, además de enfrentamientos con Carabineros. Pero el episodio más grave se vivió cuando Francisca Sandoval, periodista del medio Señal 3 La Victoria, fue herida producto de un disparo en su rostro y hasta ahora se mantiene en estado de gravedad y con riesgo vital, hospitalizada en la Posta Central.

La intersección de calle Exposición con la Alameda Libertador Bernardo O’Higgins fue el escenario de los mayores incidentes. En ese lugar, y según las primeras diligencias de las policías y el Ministerio Público, fue el epicentro donde un grupo de vendedores ambulantes comenzó a disparar contra los manifestantes quienes realizaban desordenes. En Redes Sociales circulan una serie de imágenes que dan cuenta del uso indiscriminado de pistolas, alguna de las cuales eran a fogueo y otras verdaderas, tanto así que cuatro personas fueron lesionadas. La gravedad de la situación motivó al Gobierno a anunciar la presentación de una querella para perseguir la responsabilidad penal de quienes protagonizaron estos delitos.

Otra de las personas que resultó herida es una reportera de Radio 7 de Puente Alto, quien recibió un disparo en el hombro. Matías Bumiller, otro de los asistentes a la marcha, resultó lesionado en su pierna izquierda. Finalmente, otro hombre -aún no identificado- recibió un piedrazo que lo llevó hasta la atención pública. Estos tres heridos fueron dados de alta horas más tarde desde la Posta Central en Santiago.

El fiscal Centro Norte, Fernando Ruiz, dio cuenta de que en el sitio del suceso se encontraron diversas municiones, entre ellos una bala calibre 9 milímetros, y otro calibre 40. Fuentes al interior de la investigación, según pudo recabar La Tercera PM, sostienen que en la calle Exposición -donde se detuvo a los únicos dos sospechosos de disparos- solo se encontraron municiones de armas de fogueo. Además, la bala que habría herido a la periodista del Canal de La Victoria sería de calibre 40 y provendría de quienes estaban apostados en calle San Alfonso, quienes aún no han sido identificados ni detenidos por la policía.

Todos estos hechos quedaron registrados en fotografía y videos de otros manifestantes, quienes denunciaron que los que disparaban lo hicieron en presencia de Carabineros, e incluso, mantuvieron contacto con los uniformados. Producto de estas denuncias, el subsecretario de Interior, Manuel Monsalve anunció una investigación interna que permita esclarecer si estas acusaciones son verdaderas.

“Los toldos azules”

Los dos detenidos este domingo son Yonaiker Fuenmayor Rondón, venezolano de 22 años y Luis Flores Salazar, colombiano de 31. En su declaración ante la policía, ambos sostuvieron que desempeñaban labores de seguridad en los locales comerciales de ese barrio, pero que habrían utilizado armas de fogueo. Los sujetos quedaron con la medida cautelar de arresto domiciliario, tras haber sido formalizados por porte ilegal de armas de fuego. A ninguno se le atribuyó participación alguna en el hecho más grave registrado, el disparo a Francisca Sandoval que la mantiene el riesgo vital.

Estos hechos, según autoridades, revelan una realidad mucho más compleja en el Barrio Meiggs, y que no es nueva, sino que viene presentándose desde hace tiempo. Según el alcalde de Estación Central, Felipe Muñoz, en el sector operan bandas dedicadas al control territorial. La autoridad explica, que quienes controlan estos grupos “colocan toldos, los arriendan, disponen también de estos sectores, entregan también la mercadería”.

El jefe comunal explica que, al menos en Estación Central, “el 80% de las personas que ejercen este tipo de actividad son personas migrantes, que hoy día no pueden trabajar en otra cosa más que esto”. Uno de los líderes de estos grupos denominados los “toldos azules” era Rodolfo Aguilera Arce (41), alias “El Porteño”. Registros policiales dan cuentan que fue asesinado el pasado 10 de marzo en plena vía pública, tras recibir cuatro disparos. Tenía nueve condenas, 16 detenciones y 46 infracciones en su extracto de filiación.

El pasado viernes 29 de abril, personal de Carabineros del OS-9 detuvo a un sujeto de 32 años quien, según la investigación, fue quien dio muerte a “El Porteño” debido a disputas por el territorio, ya que este también dirigiría una banda dedicada a arrendar el espacio público. Es decir, cobrar dinero por que comerciantes ambulantes puedan ocupar la vereda para vender sus productos, fuera de toda legalidad.

Una investigación de Canal 13 vinculó a otras personas en el dominio territorial del lugar. Entre ellos está Rubén Catalán (37), alias “El Marcelo” quien ha sido nueve veces detenido y tiene cuatro condenas anteriores. Otro de los sujetos es Wilson Cifuentes López (43), quien tiene 29 detenciones y una condena por homicidio.

Un barrio complejo

El sector, que es parte de las comunas de Estación Central y Santiago, es escenario recurrente de procedimientos policiales, debido a diferentes hechos que ahí se suscitan. Según cifras del Sistema Táctico de Operación Policial de Carabineros (STOP), solo en el cuadrante entre la Alameda, General Velásquez, 5 de abril y calle Exposición, se han registrado 628 casos policiales en lo que va del año. En todo el 2021 hubo 437 procedimientos policiales en el lugar.

En lo que va de 2022, en ese cuadrante han ocurrido tres homicidios, además de dos denuncias de violaciones y 296 robos, de los cuales 228 son con violencia. Solo durante la última semana han ocurrido 20 hechos policiales de estas características.

Pero el delito que más ha aumentado en ese sector es el de lesiones, en lo que va del año se han adoptado 60 procedimientos por hechos de estas características, lo que refleja un aumento del 100% respecto al año anterior. Lo que se relacionaría a los conflictos en el lugar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.