Reforma a Educación Superior agudiza críticas de la oposición por rol del TC

Autor: Isabel Caro

Inminente fallo sobre prohibición del lucro para los controladores de las universidades reabrió el debate en torno a las atribuciones del organismo. Parlamentarios piden terminar con control preventivo de constitucionalidad.


Impulsar reformas que limiten el rol del Tribunal Constitucional. Esa fue la petición que hicieron ayer parlamentarios de oposición al gobierno del Presidente Sebastián Piñera, luego de que se conociera que dicho organismo fallará hoy en contra del artículo que establece la prohibición de lucrar para los controladores de las universidades, el que forma parte esencial de la reforma emblemática de la administración de Michelle Bachelet.

Esto, porque -como adelantó La Tercera- durante la discusión del proyecto de ley que consagra la gratuidad, la mayoría de los ministros que integran el tribunal estarían por calificar como norma de rango constitucional el Artículo 63 de la iniciativa, a diferencia de la consideración de la cámara remisora, que lo aprobó con una votación menor a la requerida en esos casos, quedando así finalmente invalidada “por forma”.

El hecho reabrió el debate en torno a las atribuciones que tiene el organismo, el que ha sido fuertemente cuestionado por, en la práctica, asumir una especie de rol “colegislador”.

Los primeros en salir a cuestionar la decisión que será dada a conocer hoy fueron los diputados que integraron la comisión de Educación durante el período anterior, Camila Vallejo (PC) y Giorgio Jackson (RD), y el actual presidente de la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Hugo Gutiérrez (PC). Los parlamentarios emplazaron al Ejecutivo a poner urgencia a un proyecto que hoy se encuentra en la Cámara Baja y que busca limitar las atribuciones del tribunal , terminando con el control preventivo de constitucionalidad.

Ofensiva opositora

“Nos parece grave que otra de las posibles sentencias del TC atenten no solamente contra la democracia y el poder deliberativo del Congreso Nacional, sino también en contra de los propios estudiantes. Estamos hablando de abrir la ventana, lamentablemente, al lucro en la educación superior respecto a lo que se había establecido en la reforma”, sostuvo Camila Vallejo.

Mientras que Gutiérrez señaló que “resulta que el TC con su control preventivo lo que hace es legislar junto con las cámaras y se transforma no un ente jurídico sino que político, que resuelve de acuerdo a su ideología. Eso es inadecuado, es incorrecto en una democracia”.

En la misma línea, el diputado socialista e integrante de la Comisión de Constitución de la Cámara, Leonardo Soto, anunció que junto a su bancada presentarán una moción para limitar las funciones del organismo.

“En el último tiempo el TC ha ido adoptando decisiones respecto de declarar inconstitucionales aspectos esenciales de diversos proyectos de ley, que han tenido una larga tramitación en ambas cámaras, con votaciones particularmente altas, muchas de ellas con quórum calificado. Y el TC ha ido cercenando y mutilando estos proyectos de ley, transformándolos en proyectos inconexos e incoherentes”, dijo.

Desde el Senado, en tanto, el PPD Felipe Harboe advirtió que “la calificación del carácter orgánico o no de una norma y, por tanto, los quórums que se deben exigir para su aprobación no corresponden al TC, corresponde a las mesas del Senado y la Cámara de Diputados. En consecuencia, más allá del fondo, me parece que nuevamente el TC están excediendo sus funciones lo que nos parece inaceptable”.

Y agregó: “Por eso, le estamos pidiendo al Presidente Sesbastián Piñera que envíe con urgencia un proyecto de reforma para limitar las atribuciones del TC, el que le está haciendo un daño gravísimo a la institucionalidad”.

En esa línea, el senador Alfonso de Urresti, señaló que esta es una “nueva demostración de que el control preventivo del Tribunal Constitucional es una formula consignada en la carta magna sólo para sustentar el modelo neoliberal”.

Seguir leyendo