Regulan uso de mascarilla en playas: se podrá quitar para tomar sol cuando exista distanciamiento

En el 5° Sector de Reñaca se delimitaron espacios para acoger a grupos.

Para ello, separación mínima será de dos metros. Quienes transiten o estén sentados deben llevarla. Protocolo del gobierno definió ocho medidas de autocuidado para prevenir contagios por Covid-19.




Son más de 900 las playas que dispone el país en lagos, ríos y a lo largo del litoral. Y con el alza en la temperatura, el fin de las cuarentenas y el permiso a los viajes interregionales, los balnearios se han ido poblando cada vez más.

En ese contexto y para evitar que estos sitios se conviertan en foco de contagios por Covid-19, los ministerios de Salud y Bienes Nacionales crearon una guía de recomendaciones para el uso seguro de las playas, que incluye tres medidas obligatorias y 8 aspectos de autocuidado.

Entre los primeros, junto al lavado frecuente de manos y el distanciamiento -de un metro entre personas de un mismo grupo y de cinco metros respecto de otras personas-, destaca la regulación del uso de mascarilla. Según el protocolo, ésta deberá utilizarse en todo momento, ya sea cuando el visitante esté transitando o bien se haya instalado en la arena, y solo se permitirá removerla en dos ocasiones, momentáneas: para nadar y cuando las personas estén tumbadas tomando sol, siempre y cuando se ubiquen a un mínimo de dos metros del visitante más próximo.

Lo anterior, explica el ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, será fiscalizado por tres vías: la autoridad marítima, la Seremi de Salud y funcionarios municipales.

“Hay que mantener la distancia física, porque en la playa hay mucho viento. Pero si hay algo que hemos aprendido es que nada funciona mejor que el autocuidado, que las propias personas tomen las medidas de resguardo”, destacó la autoridad, quien agregó que se está actualizando la aplicación móvil “Playapp” para incluir un ranking de los balnearios más y menos visitados, “para que la gente se distribuya y no se concentre siempre en los mismos”.

A su vez, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, explicó que la guía identifica acciones de riesgo, como hacer deporte en grupos o arrendar artículos de playa, lo que no está recomendado. Además, destacó como clave que “los equipos que trabajen en la playa estén capacitados frente a las formas de transmisión, síntomas y medidas básicas de prevención del coronavirus. También deben asegurar la sanitización de los insumos y espacios públicos”.

Una figura que están promoviendo las autoridades de Salud y Bienes Nacionales, inédita hasta ahora, es el coordinador o monitor de playas, que estaría encargado de guiar a las personas en la distancia a la que deben ubicarse o insistir en el uso de mascarillas. “Ojalá todos los balnearios tengan monitores y personal entregando indicaciones cuando vean a personas en mayor riesgo y supervigilen la actividad. Eso es una recomendación que se está haciendo”, destacó Daza.

La guía de recomendaciones será lanzada hoy en Reñaca, donde ya se han instalado demarcaciones para alojar a grupos en el 5° Sector. También se impulsó la instalación de una pasarela peatonal y una franja de 10 metros en el borde del mar, como espacio específico para jugar paletas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.