Servicio de Salud Central sale a la caza de pacientes en lista de espera

Hospital El Carmen, de Maipú, uno de los recintos que tiene el Servicio de Salud Metropolitano Central.

Entidad contrató a una empresa para ir a domicilio, rastrear y ubicar a cinco mil pacientes que aguardan una consulta de especialidad, para agendarles la postergada atención.

Son pacientes que, hace años, están en lista de espera para recibir una consulta médica de especialidad y que, por diferentes motivos, perdieron contacto con la red asistencial: no fueron ubicados por teléfono, celular, correo electrónico ni carta certificada.

En total, se trata de cinco mil personas que ingresaron a la lista de espera y que no ha sido posible egresar de los registros, pues se desconoce desde su ubicación hasta su real estado de salud, si siguen necesitando la prestación o si la resolvieron por sus propios medios.

Por ello, el Servicio de Salud Metropolitano Central, que está a cargo de los hospitales El Carmen, de Maipú; San Borja Arriarán y la ex Posta Central, lanzó un plan para rastrear y encontrar a estas personas. “Avísale que salimos a buscarlo” es el nombre de la campaña que comenzó en junio y se extenderá por todo este mes.

El rastreo está a cargo de la empresa FastCare -que provee servicios de salud a domicilio- con visitas a las últimas direcciones registradas por los pacientes, en las comunas de Cerrillos, Pedro Aguirre Cerca, Maipú, Estación Central y Santiago.

Del total de pacientes, 2.497 están en la lista de espera desde 2016, otras 791 desde 2015 y 564 se inscribieron en 2014. Las consultas de especialidad que lideran el registro, en tanto, corresponden a traumatología, dermatología y gastroenterología.

En caso de ser localizados por los visitadores, los pacientes deben confirmar si aún necesitan la hora con el especialista y, de ser así, se les agenda una en forma inmediata. Asimismo, se les pide actualizar los datos de contacto para futuros controles y, a objeto de garantizar que se llegó al lugar, se toma una foto de la numeración de la casa.

“Yo llevaba más de un año en la lista de espera y de repente llegaron a mi casa a buscarme. Me atendieron y altiro me agendaron la hora que yo necesitaba, que es para un tratamiento de conducto”, contó Marlene Zavala, de Maipú, quien agrega que “pasó que cambié el teléfono y por eso no me habían podido ubicar del Hospital El Carmen, donde me atiendo”.

Cuando no se logra ubicar a la persona, los visitadores dejan una notificación para que el beneficiario pueda comunicarse con el servicio de salud y agendar la hora pendiente.

“La modalidad de contacto de los pacientes, para informarlos respecto de la cita a atención de consulta de especialidad, es a través de llamadas telefónicas y, en ese contexto, la gran mayoría ha cambiado permanentemente sus números telefónicos, sin actualizarlos posteriormente en los con- sultorios”, explica Paula Jirón, jefa de la Unidad de Gestión de la Demanda del servicio central.

Según datos del Servicio Metropolitano Central, hasta el 31 de julio se habían realizado 3.711 visitas a domicilio, en las cuales el 60% había tenido éxito en la ubicación del paciente. Además, se pudo comprobar que 1.208 personas, es decir el 32,6% de los casos, aún requería la consulta de especialidad por la que estaba en espera, mientras que el resto ya no la consideraba necesaria o la había resuelto por sus propios medios.

Seguir leyendo