Tan grave como la crisis sanitaria: las garantías GES relacionadas con el cáncer aumentaron 81% en un año

De acuerdo a las cifras del Minsal, en 2021 había 8.098 personas esperando ser atendidas, pero este año esa cifra subió a 14.680. Los expertos advierten su gravedad, pues los tumores ya son la primera causa de muerte en el país.


Desde hace meses que las cifras y las autoridades dan cuenta que las listas de espera actuales son las más abultadas en años: las patologías del AUGE/GES son las que más crecieron. De acuerdo al informe que envió el Ministerio de Salud al Congreso, al 30 de septiembre de 2021 la cantidad de tratamientos postergados era de 49.088; al 30 de septiembre de 2022, las garantías retrasadas marcaron 70.363, es decir, en un año se produjo un incremento del 43% (21.275).

Dentro de las patologías retrasadas hay diversos tipos de cáncer, una situación que preocupa a los expertos. De acuerdo a un estudio realizado por el Centro de Políticas Públicas e Innovación en Salud (CIPS) de la Universidad del Desarrollo, a mediados de 2021 había 8.098 personas con esa enfermedad esperando ser atendidas. Esta cifra subió a 14.680, es decir, se configuró un aumento del 81%.

El CIPS también realizó una comparación trimestral durante este año. Al estudiar la cantidad de retrasos de Garantías Explicitas en Salud relacionados con cáncer entre el primer trimestre -acumulados hasta el 30 de marzo- y el tercer trimestre -30 de septiembre- hay un aumento del 34% en el total de retrasos GES asociados a cáncer.

Dentro de los afectados por esta grave enfermedad, hay algunos más perjudicados que otros. Por ejemplo, en 2021 había 959 oportunidades GES retrasadas que correspondían a cáncer gástrico, ahora son 2.180 (aumento de un 127%). Lo mismo con el cáncer de mama: si hace un año había 1.598 pacientes en espera, actualmente son 2.617 (alza de un 63%). Otros que han tenido un incremento importante son el cáncer cervicouterino, con un aumento del 110%, y el cáncer colorrectal de 15 años, con un incremento del 71,3%.

La directora ejecutiva del CIPS, Paula Daza, afirma que este escenario es preocupante, pues los decesos por cáncer ya iban en aumento desde antes de la pandemia. De hecho, según estadísticas Vitales 2019 del INE -el informe más actualizado- por primera vez desde que hay registros en el país, los tumores ocupaban el primer lugar en causas de muerte desplazando a las enfermedades del sistema circulatorio, que estuvieron en ese sitial durante los años anteriores.

Ahora, de acuerdo al último informe publicado por el Minsal, más de 40 mil personas que estuvieron en alguna lista de espera murieron durante este año y 4.385 fallecieron con al menos una garantía GES incumplida. La principal causa de muerte en este grupo son los tumores, pues el 62% tenía algún cáncer diagnosticado.

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, sostiene que hay dos razones que explican el aumento de cáncer en las listas de espera: “Debido a la pandemia de Covid-19 se suspendió el diagnóstico por dos años y la gente está siendo diagnosticada ahora. Entonces, están siendo atendidos los que normalmente se atendían y los que no lo fueron durante dos años. Además, el Estado no tiene muy perfeccionados los mecanismos de derivación al sector privado. Los convenios que tienen son muy incompletos”.

Sánchez insiste en que es importante diagnosticar y tratar a tiempo. Sin embargo, según el análisis del CIPS, de los cinco cánceres con mayor número de retrasos GES, cuatro de ellos evidencian un alza en los días de espera. Los principales se presentan en cáncer gástrico, que aumentó en 23 días (107,6 días en el primer trimestre a 130,5 días), seguido por cáncer de mama, que aumentó en 15 días (73,4 días en el primer trimestre a 88,6 días).

“Hay que tomar medidas”

En este contexto, la exsubsecretaria de Salud explica que “aquí hay medidas macro y micro que se deben hacer respecto al cáncer, en donde debemos colaborar todos juntos: academia, sector público y sector privado. A corto plazo se debe hacer un estudio minucioso de estos retrasos para realizar un plan de acción 2023 contra el cáncer que sea eficiente. El análisis no debe ser sólo en cantidad y día, sino que también en la intervención sanitaria en que cada una de las 17 garantías de cáncer presenta mayor retraso, que puede ser en el diagnóstico, etapificación, tratamiento o seguimiento”.

Por otro lado, Bruno Nervi, presidente de la Comisión Nacional del Cáncer, afirma que esta enfermedad es un problema tan grave como la crisis sanitaria de coronavirus, y por ende hay que tomar medidas de la misma magnitud.

“En el peor momento de la pandemia murieron cerca de 2.000 chilenos de Covid-19. El ministro tomó control y dio lo mismo que una persona estuviera en regiones, tuviera seguridad pública o privada, a nadie le faltó la oportunidad de curarse y a nadie le faltó la oportunidad de un ventilador mecánico. Todos los meses mueren más de 2.500 chilenos de cáncer. Por hora mueren 3 chilenos y uno de ellos, sin haber alcanzado a tener un tratamiento apropiado o en la lista de espera”.

Por esta razón, el especialista agrega que “es muy importante apoyar el plan de nuestra ministra para revertir esta situación. El Presidente Boric se comprometió recientemente a que todos los pacientes que tengan cáncer y requieran una cirugía para poder curarse tendrán esta oportunidad antes de 3 meses. No hay ninguna diferencia en la necesidad de llegar a tiempo cuando podemos curar a un paciente con cáncer, con la urgencia de un ventilador mecánico que el país le aseguró a todos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.