Comisión Investigadora sobre muertes Covid-19 aprueba su informe final: Se responsabiliza a Mañalich, Daza y Zúñiga de “entregar información errónea” y no apegada a recomendaciones de la OMS

DEIS: Fallecidos por coronavirus.

Foto: Agencia Uno.

El documento de 128 páginas fue visado por el voto de los diputados de oposición integrantes de la instancia. Ahora dichas conclusiones de dicha instancia- presidida por Marisela Santibáñez (PC)- deben ser votadas por la sala de la Cámara Baja.




Esta tarde la Comisión Investigadora que fiscalizó los actos de gobierno que pudiesen significar una reducción injustificada de inscripciones de defunciones, a causa del Covid-19, terminó de votar sus conclusiones.

Las que fueron aprobadas con los votos de los diputados de oposición Marisela Santibáñez (PC)-presidenta de la instancia-, Maya Fernández (PS), Alejandra Sepúlveda (FRVS), Marcela Hernando (PR), Miguel Crispi (RD), Fernando Meza (IND) y Gastón Saavedra (PS). Mientras que estuvieron en contra los parlamentarios Karin Luck (RN), Iván Norambuena (UDI) , Gustavo Sanhueza (UDI), Leonidas Romero (RN) y Francisco Eguiguren (RN).

Trabajo parlamentario que quedó plasmado en un documento de 128 páginas -al cual accedió La Tercera y que fue despachado a la sala para su votación-, donde se entregan una serie de conclusiones y recomendaciones respecto al manejo de cifras de fallecidos por la pandemia.

Dentro de lo que establece el texto en sus consideraciones, está que “resulta evidente que el gobierno cometió varios desaciertos comunicacionales, los cuales expresaban mensajes comunicacionales hacia la ciudadanía poco claros, polemizando además, públicamente con las recomendaciones de expertos. El errático y temerario manejo comunicacional del gobierno, particularmente del Presidente de la República, y del ex Ministro de Salud Jaime Mañalich constituyen actos reprochables, puesto que contribuyeron a una mayor desconfianza de la ciudadanía en las medidas adoptadas por las autoridades, y que tenían un impacto en la población, al minimizar los riegos o señalar una menor letalidad, generando en la población conductas de mayor riesgo”.

Sobre el caso específico del registro de muertes en la pandemia la instancia parlamentaria sostuvo en su informe que “se puede concluir que el Ministerio de Salud, en especial el Ex Ministro de Salud Jaime Mañalich, la Subsecretaria de Salud Paula Daza y el Ex Subsecretario de Redes Asistenciales Arturo Zúñiga, no fueron diligentes al adoptar las medidas adecuadas para asegurar la reportabilidad de los datos, por los fallecimientos a causa del COVID-19 y por lo tanto no dieron cabal cumplimiento a sus obligaciones como autoridades a cargo del sistema de vigilancia epidemiológica, siendo los responsables de entregar información errónea a la ciudadanía, no apegada a las recomendaciones de la OMS, siendo que contaban y tenían acceso al Registro de decesos por COVID19 del DEIS, organismo que utiliza los criterios de la OMS y las normas internacionales para el registro de enfermedades”.

Ante lo cual agregaron “que la gravedad de la falta de rigurosidad metodológica, en la entrega de los reportes “erróneos” realizada por la autoridad sanitaria para el registro de fallecidos, bajando la tasa de letalidad del COVID-19 radicó en alterar la percepción de la ciudadanía en torno a la mortalidad de la pandemia en el país y generando una sensación de buen manejo por parte de la autoridad en el control sobre el Virus, de la existencia de una nueva normalidad y de minimizar las realidad sobre una pandemia que hasta el día de hoy está lejos de ser controlada, y que nos tiene al borde de una “segunda ola” de contagios”.

Recomendaciones de la Comisión

Los parlamentarios en su informe final también entregan una serie de recomendaciones para mejorar el manejo de cifras durante la pandemia.

La principal es rediseñar la manera en que se gestiona la pandemia, “permitiendo el fortalecimiento y confiabilidad del sistema estadístico a través de la vinculación temprana, por parte del Ministerio de Salud, de la comunidad científica y académica en la gestión de las estadísticas relacionadas con pandemia, así como seguir las recomendaciones para hacer frente al COVID-19″.

Asimismo, se siguiere que el gobierno “ajuste las cifras de fallecidos comunicadas públicamente igualándolo al registro de fallecidos llevado por el DEIS, considerando por tanto los casos sospechosos y los casos confirmados, tal y como recomienda la OMS y el Colegio Médico. Ante una inminente “Segunda Ola” es necesario que la ciudadanía perciba el riesgo y mortalidad real que implica la pandemia, de manera tal que las medidas adoptadas para contener los contagios sean asumidas de mejor manera por la ciudadanía”.

Reacciones

Tal como se señaló anteriormente, ahora el informe debe ser votado en la sala de la Cámara, para lo cual aún no hay fecha establecida. Sin embargo, ya se definió que sea la presidenta de la instancia, Marisela Santibáñez, la diputada informante.

En sus páginas el documento también cuenta con el informe de minoría propuesto por parlamentarios de Chile Vamos, el cual no fue visado por la instancia.

“Entre las principales conclusiones a las que arribamos está que el exministro Jaime Mañalich y su subsecretaria y el exsubsecretario Arturo Zúñiga, cometieron errores políticos en el control de la pandemia. Perdieron la trazabilidad de los contagios, instalaron el concepto de ‘nueva normalidad’ inexistente al momento en que lo anunciaron”, sostuvo Santibáñez sobre el trabajo realizado.

Para añadir que “en cuanto al registro de muertes, concluimos que bajo la autoridad del exministro Mañalich y sus subsecretarios, se informaron menores cifras de las reales, sin tomar en consideración las recomendaciones de la OMS, ni el registro del Deis”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.