Ejecutivo ingresa al Congreso petición para renovar estado de excepción por 90 días

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El estado de excepción vigente, que comenzó a regir desde el 18 de marzo de 2020 a partir de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus, ya requirió la aprobación del Legislativo el pasado 10 de marzo. El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, justifico esta jornada la medida indicando que "por más que las curvas estén a la baja (...) la pandemia obliga a tener medidas en tiempo real".




Ante la llegada del coronavirus a Chile en marzo de 2020, y por ende la expansión de la crisis sanitaria clasificada como pandemia por la OMS, el gobierno resolvió decretar estado de excepción constitucional a contar del 18 de marzo de dicho año.

Una herramienta que, de acuerdo a la Constitución, puede ser declarada en situaciones de calamidad pública como terremotos, avalanchas y epidemias, y permite -entre otras atribuciones-, restringir las libertades de locomoción y reunión y adoptar las medidas extraordinarias de carácter administrativo que sean necesarias para el pronto restablecimiento de la normalidad.

A una semana del vencimiento de la extensión -30 de junio- visada por el Congreso el pasado 10 de marzo de 2021, el Ejecutivo ingresó este miércoles al Legislativo una segunda petición de extensión del estado de excepción por un período de 90 días.

Si bien el Ejecutivo inicialmente estaba inclinado por un escenario en que se dieran señales de normalidad, finalmente la cantidad de contagios -este martes el ministerio de Salud reportó 45 fallecidos y 3.464 nuevos casos-, junto al alto nivel de ocupación de camas UCI, motivaron a que se optara nuevamente por la extensión, a fin de contar con las facultades propias de esta herramienta constitucional.

En el documento ingresado esta tarde, firmado por el Presidente Sebastián Piñera y dirigido a los timoneles del Senado, Yasna Provoste, y de la Cámara Baja, Diego Paulsen, se fundamenta esta nueva petición indicando que “desde el comienzo de la pandemia, el Gobierno ha asumido como principal misión, desde una perspectiva de Estado, resguardar y proteger la vida y la salud de las personas, y mitigar la propagación del virus en el país, así como sus efectos sociales y económicos. Para ello, el estado de excepción constitucional de catástrofe resulta fundamental”.

Esto, ya que, según se afirma en el texto, la aplicación de ésta ha permitido llevar a cabo las medidas dictadas por la autoridad sanitaria en el marco de la pandemia, que incluyen, entre otras, “evitar el contagio de las personas, limitando la interacción entre ellas”.

Asimismo, aunque destaca el avance en el plan de vacunación en el país, en la misiva el Presidente Piñera destaca que otras medidas como la aplicación de cuarentenas, toque de queda y prohibición de traslado interregional han sido necesarias para enfrentar el avance de la pandemia, y que “la adopción y eliminación de medidas de estas características requieren de una cierta gradualidad, lo que supone la continuación del estado de excepción”.

Horas antes en el día, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado señaló que “por más que los números estén mejorando, por más que las curvas estén a la baja y la vacunación avance a paso firme, la pandemia sigue todavía entre nosotros (...) Esta caja de herramientas que se requiere es importante, porque así como hay países en el mundo, bastante desarrollados en esta materia, como en Europa, que semanas atrás celebraban las reaperturas, el no uso de elementos de seguridad como las mascarillas o la apertura de locales nocturnos, etc., hoy día están retrocediendo porque esta pandemia obliga a tener medidas en tiempo real, día a día, semana a semana, y tomar medidas que son estratégicas para poder controlarla. Por lo tanto, es muy necesario tener esta caja de herramientas, aún cuando las herramientas puedan utilizarse de manera diferida o no con la frecuencia o no de la forma que se estaban utilizando hasta ahora”.

Por su parte, Máximo Pavez, subsecretario de la Segpres, destacó que “durante la jornada de hoy estamos ingresando el oficio en virtud del cual se le solicita al honorable Congreso Nacional se pueda servir prorrogar el Estado de Excepción por tres meses, donde evidentemente el Ejecutivo está revisando la profundidad y la entidad de las medidas sanitarias, donde el Ejecutivo entiende que ésta no es la misma situación que hace un año atrás, donde tenemos un esquema de vacunación mucho más robusto que ha ido avanzando y que, por lo tanto, estamos en condiciones de poder en los próximos días proponer algunas alternativas que vayan flexibilizando algunas medidas, conversando políticamente algunas de ellas (…) y donde esperamos que el Congreso Nacional entienda la importancia que significa para el manejo de la pandemia el poder contar con esta herramienta.

El anuncio

Ayer martes el ministro vocero de gobierno, Jaime Bellolio, había confirmado el envío del proyecto y argumentó en favor de su aprobación, al señalar que que con esa herramienta “se pueden hacer medidas sanitarias que son muy importantes: la primera y más relevante, o la más conocida, es poder hacer cuarentenas comunales”.

Por otro lado, y ante las críticas que han surgido, incluso, desde el oficialismo agregó que “no implica que vayamos a seguir haciendo exactamente las mismas cosas que hemos hecho hasta ahora”.

De hecho, respecto al toque de queda, cuya continuidad ha generado críticas desde distintos sectores políticos, planteó: “imaginémonos que este proyecto es como una caja de herramientas, en donde hay varias cosas que se pueden hacer, pero no necesariamente uno tiene que utilizarlas. Entre ellas está, por ejemplo, el toque de queda”.

El ministro Segpres, Juan José Ossa, añadió horas más tarde que “no es que queramos en caso alguno que los próximos días sean especialmente restrictivos, al contrario, queremos ir abriendo, queremos que los niños vayan al colegio, pero al mismo tiempo necesitamos renovar esta herramienta”.

“La prórroga va a ser por 90 días, pero como le digo, nosotros vemos una luz al final del túnel, vemos que avanza el proceso de vacunación, vemos que han disminuido los contagios y quiero insistir en que no buscamos más restricciones, buscamos más libertades”, agregó para finalmente enfatizar que el estado de excepción es necesario “dado el dinamismo de la pandemia”.

El exministro de Salud, Jaime Mañalich, dijo a través de Twitter, que es necesaria la prolongación de la medida, y calificó de “discutible” el toque de queda: “Imprescindible extender Estado de Catástrofe. Sin él, no se cuenta con la contribución de las Fuerzas Armadas, no hay red integrada de salud, no hay confinamientos selectivos. ¿Toque de queda? Discutible. ¿Pase de movilidad con mayores libertades incluyendo a recuperados? Obvio”.

Un escenario adverso

El Ejecutivo se enfrenta a circunstancias diferentes a las que vieron la aprobación de las cámaras en marzo de este año, ya que desde su misma coalición han surgido amenazas de rechazo a la prolongación del estado de excepción.

Así lo expresó la UDI, tienda que, tanto el pasado jueves 10 de junio, luego que las autoridades sanitarias anunciaran que toda la Región Metropolitana retrocedería a Fase 1 (Cuarentena), así como en horas de este miércoles; se expresó en contra de la medida, llamando a revaluar las cuarentenas -ya que consideran que “no son efectivas”- y manifestaron directamente: “Estamos seriamente considerando rechazar la extensión del estado de excepción constitucional porque nos parece que los chilenos no pueden seguir encerrados”.

Tras al reunión que esta mañana sostuvo el presidente de la UDI, Javier Macaya, junto a la secretaria general del partido, María José Hoffmann, con el ministro del Interior, Rodrigo Delgado; el timonel dijo que “mantuvieron una postura de que, para nosotros, el estado de excepción como se está llevando hasta el día de hoy con cuarentenas rígidas, sin libre movilidad para los vacunados, sin medidas especiales para las pymes, especialmente del rubro gastronómico no lo vamos a aceptar, nosotros lo vamos a rechazar”.

Una posición diferente a la manifestada por la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), quien dijo que han conversado al interior de la oposición, y dieron con un denominador común entre los senadores y senadoras de la coalición: “Para todos es importante que antes de discutir respecto al estado de excepción, el gobierno tiene que comparecer en el Senado con el ministro de Interior y de Salud. Tienen que dar cuenta de lo que se ha hecho y lo que se quiere hacer con esta prórroga. Solo a partir de eso vamos a tomar una decisión como oposición”.

“Si nos aprueban la extensión, tendremos que sentarnos a conversar cuáles son esas consideraciones”, dijo el ministro Delgado, con anterioridad en la jornada. “El llamado es que, tal como el gobierno está dispuesto a escuchar a los partidos y necesidades de la gente, los partidos deben entender que el gobierno debe cuidar la salud de las personas, y hay que lograr los equilibrios necesarios. (...) No se puede aprobar un estado de excepción constitucional con requisitos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.