Gobierno pedirá esta semana al Congreso renovar estado de excepción

Presidente Sebastián Piñera.

El vocero de gobierno, Jaime Bellolio, confirmó durante la tarde el envío, pero agregó que “no implica que vayamos a seguir haciendo exactamente las mismas cosas que hemos hecho hasta ahora”. Sobre el toque de queda, cuya continuidad ha generado críticas desde distintos sectores, planteó: “imaginémonos que este proyecto es como una caja de herramientas, en donde hay varias cosas que se pueden hacer, pero no necesariamente uno tiene que utilizarlas. Entre ellas está, por ejemplo, el toque de queda”. Hace algunas semanas la UDI amenazó con rechazar la extensión del Estado de Excepción Constitucional del Catástrofe.


Hasta el 30 de junio está vigente el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe que comenzó a regir el 18 de marzo de 2020, decretado a partir de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus.

Un plazo que el Ejecutivo pretende ampliar, ya que esta semana el gobierno enviará al Congreso la solicitud para prolongarlo. Se trata de la segunda extensión que debería generarse con la aprobación de ambas cámaras. Ya en marzo pasado, al cumplirse un año de la medida, el Presidente Sebastián Piñera había solicitado al Parlamento una extensión, la que fue visada por los parlamentarios.

De acuerdo a la Constitución, el estado de Catástrofe, que puede ser declarado en situaciones de calamidad pública como terremotos, avalanchas y epidemias, permite -entre otras atribuciones-, restringir las libertades de locomoción y reunión y adoptar las medidas extraordinarias de carácter administrativo que sean necesarias para el pronto restablecimiento de la normalidad.

Durante la tarde, el ministro vocero de gobierno, Jaime Bellolio, confirmó que se enviará el proyecto y defendió la necesidad del estado de excepción, argumentando que con esa herramienta “se pueden hacer medidas sanitarias que son muy importantes: la primera y más relevante, o la más conocida, es poder hacer cuarentenas comunales”.

Sin embargo, agregó que “no implica que vayamos a seguir haciendo exactamente las mismas cosas que hemos hecho hasta ahora”. Sobre el toque de queda, cuya continuidad ha generado críticas desde distintos sectores políticos, planteó: “imaginémonos que este proyecto es como una caja de herramientas, en donde hay varias cosas que se pueden hacer, pero no necesariamente uno tiene que utilizarlas. Entre ellas está, por ejemplo, el toque de queda”.

En esa línea agregó que “lo que hace el Congreso es aprobar o no este estado y después es la autoridad sanitaria más la autoridad de Defensa, en este caso, la que toma la decisión de si es necesario o no un toque de queda”.

Si bien el Ejecutivo inicialmente estaba inclinado por un escenario en que se dieran señales de normalidad, finalmente la cantidad de contagios -este martes el ministerio de Salud reportó 45 fallecidos y 3.464 nuevos casos-, junto al alto nivel de ocupación de camas UCI, motivaron a que se optara nuevamente por la extensión, a fin de contar con las facultades propias de esta herramienta constitucional.

A diferencia de marzo, esta vez el gobierno podría enfrentar complicaciones para que el Congreso apruebe su solicitud.

El pasado jueves 10 de junio, luego que las autoridades sanitarias anunciaran que toda la Región Metropolitana retrocedería a Fase 1 (Cuarentena), personeros de Chile Vamos y Republicanos se expresaron en contra de la medida, llamando a revaluar las cuarentenas -ya que consideran que “no son efectivas”- y desde la UDI incluso amenazaron con rechazar una solicitud de extensión del Estado de Excepción.

“Estamos seriamente considerando rechazar la extensión del Estado de Excepción Constitucional porque nos parece que los chilenos no pueden seguir encerrados”, afirmó el presidente de la UDI, Javier Macaya, tras una declaración de la tienda proponiendo una serie de medidas para modificar las condiciones de confinamiento.

El líder de Republicanos, José Antonio Kast, por su parte, manifestó que “llegó la hora de terminar con esta verdadera dictadura sanitaria que está ahogando el emprendimiento, liquidando negocios, impidiendo los aprendizajes y estancando el país”.

Desde Evópoli y Renovación Nacional (RN), en tanto, concuerdan en la necesidad de modificar las cuarentenas, pero difieren respecto a la posibilidad de rechazar la extensión del Estado de Excepción.

El presidente de Evópoli, Andrés Molina, aseguró a La Tercera en esa oportunidad que el Estado de Excepción “es la única herramienta que existe para limitar la movilidad (...) son herramientas necesarias para el control sanitario, son esenciales. Con las condiciones sanitarias actuales, no es posible que no renovemos el estado de excepción”.

Este martes, por parte, la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), se refirió la solicitud que realizará el Ejecutivo. Al respecto, aseguró: “este proyecto lo vamos a abordar, lo vamos a dialogar, no conozco la postura mayoritaria de la oposición. Mi postura personal es que manteniéndose esta situación sanitaria como está, yo al menos no voy a tener dificultad para apoyar esta iniciativa.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.