Piñera promulga ley que establece paridad en la convención constitucional

El anuncio fue dado a conocer durante la jornada a través de un comunicado. Ayer los partidos políticos lograron un acuerdo para que el proceso eleccionario, que estaba programado para el 26 de abril, se posponga para el 25 de octubre de 2020 debido a la emergencia por la pandemia del Coronavirus.




Este viernes, el Presidente Sebastián Piñera firmó la promulgación de la ley que establece plena paridad entre mujeres y hombres en caso de que la Convención Constitucional se imponga en el plebiscito por una nueva Constitución.

El anuncio fue dado a conocer durante la jornada a través de un comunicado. Ayer los partidos políticos lograron un acuerdo para que el proceso eleccionario que estaba programado para el 26 de abril se posponga para el 25 de octubre de 2020 debido a la emergencia por la pandemia del Coronavirus.

Piñera aseguró que la paridad constituye "un gran triunfo para las mujeres, pero también un gran triunfo para los hombres” y agregó que el Gobierno y el Presidente tienen "un compromiso de alma y corazón con avanzar con la mayor voluntad y urgencia del mundo hacia un Chile en que mujeres y hombres tengamos los mismos derechos y deberes, y también la misma dignidad y oportunidades”.

El Mandatario sostuvo que espera “que podamos desterrar todo tipo de discriminación arbitraria, y establezcamos y vivamos en una cultura de tolerancia cero contra cualquier forma de violencia, abuso o maltrato a las mujeres. Así, vamos a tener un mejor mundo para las mujeres, para los hombres, para nuestras familias, para nuestros hijos”.

El proyecto de paridad de género en el órgano constituyente fue aprobado el pasado 4 de marzo. La normativa establece un mecanismo de corrección que permitirá que el órgano que redacte una nueva Constitución -en caso de que en el plebiscito de abril triunfe el “apruebo”- tenga una distribución equitativa entre hombres y mujeres.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.