Sebastián Sichel asume derrota y dice que va a dar un paso al costado de la vida pública

El abanderado oficialista quedó fuera de la carrera por La Moneda y por primera vez, desde 1999, los partidos del bloque que hoy forma Chile Podemos Más no estarán compitiendo en el balotaje. Sichel expresó felicitaciones a José Antonio Kast. "No quiero que gane la extrema izquierda”, dijo y señaló que “cada partido decidirá“ respecto a lo que ocurra el 19 de diciembre.




Faltaban 15 minutos para las 20.00 horas cuando Sebastián Sichel hizo ingreso a la sede de su comando este domingo.

Fue recibido entre aplausos de sus adherentes, en un número muy menor y un ánimo totalmente distinto a la euforia de la jornada de primarias del sector en julio, cuando sorprendió con su triunfo y más de 655.00 mil votos.

El independiente y exmilitante de la Democracia Cristiana no repuntaba en los números que entregaba el Servicio Electoral. Con cerca del 30 % de las mesas escrutadas, su votación lo ubicaba en el quinto lugar de las preferencias, con el candidato del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast liderando.

Sichel asumió su derrota y reiteró que no votará por Gabriel Boric. “No quiero que gane la extrema izquierda”, dijo y señaló que “cada partido decidirá” respecto a lo que ocurra el 19 de diciembre.

“Es evidente que esta campaña y esta candidatura no pasó a la segunda vuelta presidencial”, expresó.

A continuación, planteó que “era bien improbable que alguien como yo, independiente llegará a esta posición, pero nos vamos con la frente en alto reconociendo que hemos hecho todo lo posible por ayudar a Chile. Ya le mandé mis felicitaciones a José Antonio Kast, no voy a votar por Boric, pero estoy dispuesto a conversar con José Antonio Kast”.

El exministro de Desarrollo Social y su comando mantuvieron una relación compleja con el bloque oficialista, que cambió de nombre a Chile Podemos Más, para la presente elección. Por primera vez, desde 1999, un candidato del sector no estará presente en el balotaje presidencial.

A fines de octubre, con los descuelgues de apoyos de varios parlamentarios del sector hacia la candidatura del Partido Republicano, pidió a los partidos “que se sientan en libertad de acción”.

Al asumir su derrota manifestó su intención de dejar atrás su vida política.

“He tomado la decisión dar un paso al costado en mi vida pública, le debo tiempo a mi familia y a mis hijos, lo hemos pasado duro como familia y también hay un tiempo en que uno sabe cuando los ciudadanos te dicen piense, reflexione sobre el futuro”, sostuvo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.