Sebastián Sichel y descuelgues de Chile Podemos Más en favor de Kast: “Quiero pedirle a los partidos que se sientan en libertad de acción respecto a sus apoyos”

El candidato de Chile Podemos Más emplazó esta noche a su sector y señaló que “no vamos a aceptar es el chantaje de aquellos que quieren que me transforme en algo que no soy: una persona de extrema derecha, una persona que no es tolerante, que no cree en la diversidad, que no es independiente, que no cree en la ideas de la libertad”. Sus palabras se dan luego de que cinco parlamentarios UDI admitieran este martes que votarán por el abanderado del Partido Republicano, sumándose así a parlamentarios RN y algunos convencionales del sector.




Ya van tres semanas en que la campaña del candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, no logra volver a despegar y aparece cuarto en las últimas encuestas. Además, el posicionamiento de la carta republicana, José Antonio Kast, en el primer lugar de las predicciones, han provocado una serie de desmarques en la coalición oficialista: solo durante la última jornada, cinco representantes de la UDI retiraron su apoyo, para sumar fuerzas ante un eventual triunfo en la primera vuelta del republicano.

En este marco, Sichel emplazó a las colectividades de su pacto: “Quiero pedirle a los partidos de Chile Podemos Más que hagan lo que esa antigua derecha quiere hacer: que les declare la libertad de acción, que vuelvan donde querían estar (...) aquellos que estuvieron acá cuando les convenía y que se dan vuelta hoy día simplemente porque no son capaces de cumplir su palabra”, dijo el ex ministro de Desarrollo Social.

Además, amplió ese llamado a que las colectividades “se sientan en la libertad de acción de tomar la decisión que ellos quieran respecto a sus apoyos partidarios”.

“Nosotros participamos en una primaria y estamos orgullosos de haberla ganado, pero también queremos la libertad que ellos pueden tener de volver a proyectos antiguos, cuando nosotros queremos liderar un nuevo ciclo”, agregó.

Y advirtió que “no vamos a aceptar es el chantaje de aquellos que quieren que me transforme en algo que no soy: una persona de extrema derecha, una persona que no es tolerante, que no cree en la diversidad, que no es independiente, que no cree en la ideas de la libertad. Eso es lo que soy y con orgullo, ese es el proyecto que queremos encabezar”. En la misma línea, rechazó el “chantaje de aquellos que se mueven por conveniencia y se dan vuelta cuando hoy día necesitamos un proyecto diverso”.

También hizo una petición a los chilenos “cansados de políticos que solo están preocupados de su supervivencia electoral” para que sigan “apoyando un proyecto con vocación de mayoría”, y ratificó que “lo único que nos preocupa son las personas y su futuro, no aquellos que se quieren acomodar en el poder”.

“No vamos a sacrificar liderar el nuevo ciclo político para repetir los viejos fracasos de la intolerancia (...) y la polarización que tan mal le ha hecho a Chile. No sacrificaremos el futuro por la falta de sentido de mayoría y de colectivo, no construiremos zanjas donde los chilenos quieren construir puentes y acuerdos”, apuntó Sichel.

Dijo que su trabajo estará puesto en devolver la política a los ciudadanos, con el fin de “tener un país sin conflictos, que soluciona sus problemas en paz y protege a quienes nos cuidan -Carabineros, profesores, mujeres, y que no las deja indefensas-, que defiende a quienes son discriminados y tolera y protege a quienes son tratados mal”. Sobre todo, agregó, busca un país que “no se polariza”.

“Las posiciones extremas solo nos van a llevar al fracaso. Nosotros queremos liderar un nuevo ciclo, y estamos orgullosos de hacerlo mas allá de los acomodos de algunos políticos. Nuestro desafío es interpretar a la gran mayoría de chilenos que son independientes como nosotros”, puntualizó.

Antecedentes

Los esfuerzos de Sichel en los últimos días han estado puestos en diferenciarse del postulante del Frente Social Cristiano, señalando que la polarización podría afectar la gobernabilidad del país. “Si tomamos la ruta de las esquinas, no se logra construir solución al país que estamos construyendo”, sostuvo este lunes en entrevista con La Tercera y Radio Duna.

Durante la misma instancia, había señalado que les cree poco a las encuestas, pero que “estamos en una especie de polarización o de fuerza centrífuga en el sistema político que está levantando las encuestas de aquellos candidatos que están en los polos. Por eso en las encuestas previas a las primarias estaban Jadue y Lavín primeros, y Boric y yo después, y las encuestas tienden a levantar las posturas más polarizadas”. Por esas razones, indicó que “la campaña se va a definir en estos últimos metros”.

Incluso, la semana pasada, en ese esfuerzo de separarse, la jefa programática de su campaña, Victoria Paz, elaboró un documento de cuatro páginas llamado “A 30 días de la elección: Por qué Sichel y Kast no son lo mismo”, donde hacía una comparación de la postura de ambos postulantes de derecha a La Moneda en seis “grandes pilares”: “la necesidad de que el orden público pueda desarrollarse respetando los DDHH a cabalidad; la importancia de insistir en una perspectiva de género y las brechas que deben enfrentar las mujeres; el cambio climático; la ciencia; el respeto a la diversidad; y la necesaria vinculación que tiene un presupuesto responsable con la paz social”.

También ha abordado las diferencias en la franja electoral, como del lunes, donde Sichel relató “este es el GPS de Chile, ¡todo listo! En 200 metros gire a la extrema derecha y llegarás a un país que no cree en el cambio climático ni en las libertades individuales y, más adelante, eliminará el Ministerio de la Mujer. A continuación, la extrema izquierda (...) Recalculando, recalculando”.

Este enfoque confrontacional disgustó en el entorno de UDI y algunos tomaron medidas drásticas. Primero fue el convencional Eduardo Cretton, que informó su decisión apoyar a Kast a través de Twitter, después el senador de la colectividad Claudio Alvarado quien señaló que “el corazón de Chile Vamos está con Kast”. Y durante esta tarde se sumaron los diputados Cristián Labbé, Sergio Bobadilla e Iván Norambuena, quién competirá en por un cupo para el Senado por la región del Biobío. Además, Jorge Alessandri y Celso Morales anunciarían prontamente su apoyo a Kast, según pudo confirmar La Tercera. Ellos se suman a los diputados RN que ya había hecho el mismo anuncio: Miguel Mellado, Camila Flores y Eduardo Durán.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.