Encuentre las seis diferencias: equipo de Sichel enfatiza distancia programática con José Antonio Kast

El texto fue elaborado por Victoria Paz, jefa programática del abanderado oficialista y se conoce a un mes de los comicios del 21 de noviembre y frente a la arremetida del líder del Partido Republicano en las distintas encuestas de opinión, donde se ha consolidado en el segundo lugar de las preferencias, relegando a Sichel a un cuarto lugar, por detrás de Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social).




“A 30 días de la elección: Por qué Sichel y Kast no son lo mismo”. Este es el título del documento de 4 páginas que durante los últimos días comenzó a circular en diversos chat de los equipos programáticos del candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel.

El texto fue elaborado por Victoria Paz, jefa programática del abanderado oficialista y se conoce a un mes de los comicios del 21 de noviembre y frente a la arremetida del líder del Partido Republicano, José Antonio Kast, en las distintas encuestas de opinión, donde se ha consolidado en el segundo lugar de las preferencias, relegando a Sichel a un cuarto lugar, por detrás de Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social).

El material es el primero de una serie de escritos que se esperan producir durante estas semanas “destacar las principales diferencias con cada candidatura, para que la comparación sea en base a hechos -e idealmente- permita un diálogo”.

Fuentes del comando explican que la decisión de realizar el escrito se debe a que la gente en la calle le estaba pidiendo al candidato que se diferenciara del resto en diversas temáticas.

De hecho, durante este viernes Sichel en un punto de prensa, marcó sus principales diferencias con Kast, sin mencionarlo directamente.

“También tenemos un proyecto país que propone reformas y cambios, no le tiene miedo a los cambios, que pone el medio ambiente y la sustentabilidad como prioridad, sin poner en duda el cambio climático. Que tiene una convicción profunda en que no hay desarrollo sin sustentabilidad. Que cree profundamente en la tolerancia, que respeta lo que es distinto, que construye puentes y no zanjas, y con convicción profunda en que se necesitan cambios sociales para mejorar la vida de la gente. Mejorando las transferencias directas, garantizando la pensión alimenticia, devolviendo el IVA, protegiendo las pensiones, creando un plan universal de salud, o sea avanzar en cambios que la gente necesita. Y con visión de futuro: nos necesitamos a todos. No tener gobiernos que se extreman que finalmente generan crisis más profundas”, declaró Sichel.

Las seis diferencias

De esta manera el escrito hace una comparación de la postura de ambos postulantes de derecha a La Moneda en 6 “grandes pilares”: “la necesidad de que el orden público pueda desarrollarse respetando los DDHH a cabalidad; la importancia de insistir en una perspectiva de género y las brechas que deben enfrentar las mujeres; el cambio climático; la ciencia; el respeto a la diversidad; y la necesaria vinculación que tiene un presupuesto responsable con la paz social”.

Sobre el primer punto, el documento establece que “el programa de Sebastián Sichel y José Antonio Kast tienen varias concordancias, principalmente en el restablecimiento del Estado de Derecho. En Chile no es posible indultar a delincuentes, es fundamental que la ciudad vuelva a ser de las personas y no un campo de batalla de enfrentamiento y es requisito reconocer que en la Araucanía existe terrorismo y enfrentarlo. ¿Cuál es la diferencia? Tenemos la convicción de que nuestras FFAA y carabineros pueden lograrlo respetando los DDHH, siguiendo protocolos y viendo reforzadas sus capacidades”.

Incluso se sostiene que “la propuesta número 19 del programa de Kast no nos parece adecuada: ‘…Se debe establecer una normativa y protocolos que otorguen certezas que la fuerza empleada para restablecer el orden público…de modo de no ser juzgados por haber hecho un uso excesivo de ella judicial o administrativamente’”.

En materia de género se critica la idea de Kast de eliminar el Ministerio de la Mujer: “Eliminarlo significa dar una cachetada a la deuda histórica que se tiene con las mujeres, a las necesidades particulares de visibilización de sus problemáticas en violencia intrafamiliar, en las brechas de mercado laboral, en las inequidades que viven en distintos ámbitos”, señala el texto.

Ya en materia medioambiental, Paz sostiene que “el programa de Kast es claro en señalar que no cree en el cambio climático (...) La consecuencia de esto no es sólo semántica, tiene implicancias en sus propuestas, entre las que se encuentran seguir con las centrales a carbón”.

Y se agrega: “En esto somos claros: en el equipo de Sichel creemos en la ciencia, que ha demostrado abundantemente el cambio climático, la incidencia del ser humano en él y la urgencia de tomar acciones drásticas para reducir el calentamiento global”. En esa misma línea se marca la diferencia respecto al pase de movilidad, que ha sido criticado por Kast.

Pasando a la temática de diversidad, el equipo programático de Sichel reconoce que “tenemos mayores diferencia” con Kast.

“Creemos fundamentalmente en la igualdad ante la ley independiente de la orientación sexual. En esto Kast ha señalado que “un niño que crece en un hogar homoparental lo hará con inseguridad, angustia y tendrá mal rendimiento escolar, ya que la naturaleza dice que este, para proyectarse, debe tener tanto una imagen paterna como materna”. Sumado a esto, en su programa plantea incentivos para parejas casadas: mejores planes de salud, mejores herencias e incentivos tributarios sólo a aquellos casados legalmente”, dice el documento.

Frente a dicho punto, se sostiene que “en esto diferimos por diversas razones. En primer lugar, por la discriminación que implica para las distintas opciones de vida. En segundo lugar, porque muchísimas madres sacan adelante a sus hijos e hijas solas, por lo que adjudicarle ciertas características a un menor que no tiene una figura materna y paterna tradicionales sólo puede causar estigmatización”.

Finalmente, se califica de “radicales” las medidas económicas del líder de Republicanos y se critica directamente su idea de reducir el IVA, disminuir el impuesto a la renta y disminuir el Estado a la mitad.

“Si bien esto suena atractivo, inevitablemente acarrea la necesidad de cortar múltiples programas sociales, despedir miles de funcionarios (Kast los ha estimado en 30 mil), privilegiar por igual a quienes más y a quienes menos lo necesitan. Compartimos la necesidad de un programa austero y de que los números cuadren. Lo que nos preocupa es la falta de visión respecto de la dificultad que los próximos años acarrean para Chile, donde recuperar la paz social es fundamental para ser el pilar donde el resto de nuestros sueños como país se asienten”, indicaron.

“Esto será imposible descuidando absolutamente las demandas sociales y la necesidad de diferenciar a los funcionarios públicos que día a día cumplen su labor de aquellos operadores políticos que no los representan”, cierra el texto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.