Jack Mosa da un paso más: lleva a grupo Jano ante la FNE y prepara demanda por indemnización de perjuicio

Tras fallo de la Corte Suprema que acreditó que Jano realizó actos de competencia desleal para impedir que Pasmar, holding de Mosa, levantara un mall en Valdivia, ahora ambos se enfrentarían en instancias de libre competencia. En paralelo, Pasmar prepara acción indemnizatoria por los dos años de retraso del proyecto.




Ha sido una historia extensa. Más de una década de conflictos entre dos primos, que están lejos de terminar. El último capítulo se escribió el 31 de agosto pasado: la Corte Suprema le dio la razón a Pasmar.

El máximo tribunal respaldó lo que ya había dicho la Corte de Apelaciones: que el grupo Jano -liderado por Jean Jano Kourou- había cometido conductas de competencia desleal contra el holding de centros comerciales de Jack Mosa, al interponer una serie de acciones judiciales -aseguró el tribunal- tendientes a entorpecer el desarrollo de un mall en Valdivia, bastión de los Jano, que justamente poseen el único shopping de la ciudad, el Mall Plaza de Los Ríos.

En 2004, Mosa empezó a buscar terrenos para levantar el proyecto Mall Paseo Valdivia. Desde esa fecha, acusa, Jano comenzó a comprar terrenos aledaños para evitar que existiera un paño de las superficies necesarias para levantar el centro comercial. De ahí en adelante, luego que Pasmar ya obtuviera el permiso de edificación, el grupo Jano cuestionó su legalidad, su tramitación ambiental, intentó paralizar la obra, etc. En total, impulsaron cerca de 15 acciones judiciales, todas las cuales -dicen en Pasmar- retrasaron en dos años el desarrollo del proyecto.

En 2017, Pasmar contrató a la abogada experta en libre competencia Nicole Nehme, junto a Nicolás Ubilla. Y demandó al grupo Jano por competencia desleal. “Los demandados han usado y abusado de una serie de acciones que han entorpecido la operación de nuestras representadas, todo ello con el fin de impedir, o, al menos retardar el ingreso de nuestras representadas al mercado de los malls en la ciudad de Valdivia”, subrayaron. Y agregaron que ello les habría significado obtener las ventajas económicas que su posición monopólica les permite, impidiendo a los consumidores beneficiarse de las ventajas de la competencia.

Jack Mosa

El máximo tribunal respaldó tales acusaciones. “La Corte Suprema conoció el fallo de la Corte de Apelaciones y lo ratificó en cuanto a que se cumplieron las condiciones de competencia desleal”, asegura el abogado de Pasmar, Nicolás Ubilla.

Pero la historia sigue.

El grupo Jano no sólo debe publicar la sentencia en un diario de circulación nacional, si no que ahora se abren nuevas aristas del proceso.

Los próximos pasos

El artículo 10° de la Ley de Competencia Desleal establece que, si la sentencia determina la existencia de uno o más actos de competencia desleal, el tribunal que la dictó debe remitir todos los antecedentes a la Fiscalía Nacional Económica (FNE). Y este lunes justamente el tribunal le envió todo el expediente al organismo antimonopolio.

La FNE tiene dos años para presentar un requerimiento ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) por competencia desleal. Con el fallo, Pasmar también podría ir directamente al TDLC, aunque la estrategia inicial es que el regulador impulse ese proceso.

En paralelo, avanzan en una demanda de indemnización de perjuicios. “Estamos preparando la acción por indemnización de perjuicios. La ley establece que primero se declare la acción de competencia desleal, lo que acaba de ocurrir, para luego reclamar perjuicios”, indica Ubilla. Agrega que las acciones interpuestas por el grupo Jano retrasaron en al menos dos años el calendario del proyecto. “Junto a economistas y especialistas, estamos haciendo una modelación para cuantificar los daños”, enfatiza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.