Aguas Andinas modifica convenio con Alto Maipo y aumentará reservas de agua cruda para evitar cortes por eventos de turbiedades en río Maipo

Imagenes de la construccion de la central hidroelectrica Alto Maipo (torres alta Tension, energia, electricidad, cables) en el sector del Manzano Cajon del Maipo. Foto Andres Perez

La compañía agregó que las nuevas condiciones le permitirán contar con soporte adicional de agua cruda hasta marzo del 2023, el que es necesario para superar el déficit hídrico por la gran escasez de agua que afecta a la cuenca de la Región Metropolitana.




Este viernes Aguas Andinas informó, a través de un hechos esencial enviado a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), que con fecha 15 de diciembre suscribió con la empresa Alto Maipo SpA, perteneciente a AES Gener, una modificación al Convenio firmado el 6 de junio de 2011, que regula la relación de las partes respecto al proyecto hidroeléctrico Alto Maipo.

La compañía detalló que en el instrumento ambas partes asumieron obligaciones y reconocieron derechos en forma recíproca, y regularon la utilización de derechos de aprovechamiento de aguas por parte de ambas partes, quedando clara la utilización de los derechos de agua y embalse El Yeso con preferencia para el abastecimiento de agua potable para los clientes de Santiago.

Aguas Andinas afirmó que la modificación del convenio contempla una serie de acuerdos que, una vez que las centrales generadoras de Alto Maipo SpA hayan entrado en operación comercial, le permitirán conectar sus instalaciones a la descarga del Proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo.

De esta forma, la empresa de suministro de agua precisó que conseguirá “aumentar su capacidad de reserva de agua cruda susceptible de potabilizar a un total de 48 horas, lo que significará superar definitivamente las situaciones de corte de suministro de agua potable derivados de eventos de turbiedades en el río Maipo”.

Además, la compañía expresó que esto le permitirá contar con soporte adicional de agua cruda hasta marzo del 2023, el que es necesario para superar el déficit hídrico producto de la gran escasez de agua que afecta a la cuenca de la Región Metropolitana, hasta empalmar con otras obras de resiliencia y seguridad hídrica que actualmente construye.

En esta línea, Aguas Andinas afirmó que “la suscripción de este acuerdo responde a la intención de aumentar la cantidad y calidad de los recursos hídricos e infraestructura disponible para asegurar de la mejor manera posible la prestación continua de los servicios públicos de producción y distribución de agua potable para el Gran Santiago”.

Por último, la empresa manifestó que la solución fue validada por la Superintendencia de Servicios Sanitarios y que la modificación del contrato fue aprobada por el Directorio de Aguas Andinas S.A. en sesión ordinaria el 25 de noviembre de 2020 y firmada el 15 de diciembre de 2020. Sin embargo, estaba condicionada a aprobaciones de terceros, que recién se terminaron de materializar durante la jornada de este viernes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.