Scotiabank recibe la última aprobación y se prepara para la fusión con BBVA

scotiabank

El banco esperaba que la aprobación de la Super de Bancos llegara en la primera veintena de agosto, pues la entidad necesita tiempo para poder distribuir los dividendos acordados en la última junta de accionistas.




Scotiabank recibió la aprobación de la Superintendencia de Bancos (SBIF) para poder concretar la fusión con BBVA. De este modo, logró el último visto bueno que necesitaba para avanzar hacia la fusión legal y comenzar a funcionar con un solo RUT, lo que se llama el Legal Day One.

Con este telón de fondo, ahora Scotiabank se prepara para poder concretar la fusión en el plazo que se autoimpuso, es decir, apenas inicie septiembre.

Justamente el banco esperaba que la aprobación de la SBIF llegara en la primera veintena de agosto, pues la entidad necesita tiempo para poder distribuir los dividendos acordados en la última junta de accionistas de Scotiabank y BBVA, instancia que también entregará dividendos a la familia Said, los cuales serán usados para lograr la participación de 24,2% que definieron alcanzarían en el banco fusionado.

Según el acuerdo de fusión aprobado por ambas entidades accionistas, dichos recursos, con cargo a utilidades retenidas, deben ser pagados antes de la fecha efectiva de la fusión. Por ello, recién después de que se distribuyan, podrán alcanzar el Legal Day One.

Así, ahora el banco usará estas semanas para que puedan concretar este proceso. Ello considerando, además, que dos bancos no pueden fusionarse en cualquier fecha, sino más bien, el primer día que inicia un mes, por lo que septiembre se posiciona como el mes idóneo, ya que tiene varios días feriados gracias a las fiestas patrias, según comentó en marzo de este año el mismo gerente general de Scotiabank, Francisco Sardón.

Los plazos que se ha puesto Scotiabank para concretar la fusión son ambiciosos. De hecho, fuentes cercanas a la entidad señalan que el timonel de Scotiabank Chile planteó que una de sus metas es hacer la fusión más rápida que se ha visto en la industria local: en caso de concretarse en septiembre, serían nueve meses.

Pero esa no es la única meta que Sardón ha comunicado al banco, también hay otros dos objetivos a cumplir: no tener attrition, es decir, cero pérdida de clientes, y no perder talentos, aunque tienen claro que tendrán que dejar ir a algunos ejecutivos donde existen cargos duplicados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.