Alianza por la carbono neutralidad liderada por Chile suma a cientos de empresas pero solo a 7 países

bosque

Hoy, el "Campeón de Alto Nivel" de la COP25, el chileno Gonzalo Muñoz, anunció la actualización de la lista de países, ciudades y empresas liderados por Chile para la carbono neutralidad. Si bien aumentaron los últimos dos considerablemente, los países involucrados siguen representando el 10,5% de las emisiones globales.




Desde el comienzo de la COP25 que el gobierno tenía preparado un gran anuncio para el 11 de diciembre en materia de ambición climática. En septiembre, en la Cumbre Climática de Nueva York, el presidente Piñera presentó la Alianza por la Ambición Climática, que reunía a aquellos países comprometidos con la carbono neutralidad para 2050.

De los 66 países que eran en septiembre, hoy se anunció que se sumaron siete más: Armenia, Canadá, República Democrática del Congo, Ecuador, Lao, Pakistán, Perú.

"La ciencia ha sido clara, no nos estamos moviendo a la velocidad requerida, necesitamos un cambio de dirección. Necesitamos nuevos actores, actores reales, los ciudadanos, los jóvenes, los emprendedores, las compañías, los gobiernos locales, las ciudades, los alcaldes y los sectores productivos, los necesitamos a todos", aseguró hoy la ministra Carolina Schmidt, en el lanzamiento de la Alianza, solo unos minutos después de que jóvenes realizaran una manifestación denunciando los lentos avances en la cita climática.

La Alianza involucra formalmente a los 73 países que anunciaron actualizar sus NDC para 2020 y con la proyección de ser carbono neutral para 2050. También a 14 regiones, 398 ciudades, 786 empresas y 16 inversores, que se adhirieron a la misma meta. "La Alianza tiene dos patas: Actores estatales y los no estatales, que son los que acá se están arremangándose las mangas y saliendo adelante", asegura Gonzalo Muñoz, el encargado de hacer el anuncio hoy. El "High-level Champion" de la COP25, cuya función es precisamente el involucramiento de privados en el proceso.

Apenas el 10% de las emisiones globales

Cuando el presidente Piñera hizo el anuncio de la Alianza en septiembre, inmediatamente se hizo notar que representaba apenas el 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Ahora, principalmente gracias a la inclusión de Canadá, el grupo representa el 10,5% de las emisiones globales, según reporta el Climate Watch Data del World Resources Institute.

La semana pasada, la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa, aseguró que la "ambición", que tanto se ha repetido en la previa a la COP25, se iba a ver reflejada precisamente en eventos como el de hoy. Desde la semana pasada que se especulaba en Madrid que Chile no lograría sumar a los grandes emisores, pues muchos países miraban con desconfianza este tipo de iniciativas que van por fuera de las negociaciones climáticas.

"Logramos subir el número de países. Es menor, pero estamos subiendo, lo importante es que sumamos a Canadá", dice Muñoz. "Esto lo que hace es acelerar el tranco. La ambición se refleja en cuán rápidamente estamos dispuestos a resolver el problema", agrega.

Para Alden Meyer, asesor de política climática de WWF, "es muy difícil para Chile manejar la crisis que tiene en su país, las negociaciones acá y al mismo tiempo hacer estos esfuerzos diplomáticos para sumar más países a esta alianza. Nos gustaría ver a más países, pero esto es un problema que en verdad vemos en todas las COP, cuando se anuncia una coalición nueva y que desafortunadamente no incluye a los grandes emisores. Es un problema tremendo. Y no es de quien está detrás de la coalición, es de esos países".

La "Coalición por la Alta Ambición", por ejemplo, es un grupo que se lanzó durante la COP21 en París, y que involucraba a más países y más emisiones comprometidas con la meta de carbono neutralidad.

Andrea Meza, directora de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Energía, asegura que "todos estos esfuerzos son positivos, la dimensión de transformación es tan profunda que hoy solo necesitamos sumar, sumar y sumar. Pero claro, uno espera ansiosamente ver a los países grandes comprometidos en esto".

Los ánimos en Madrid no son los mejores, ya que las negociaciones han avanzado poco hasta el momento. Muchos apuntan a la responsabilidad de los países desarrollados, responsables de más del 80% de las emisiones globales. "He venido a las negociaciones climáticas desde que empezaron en 1991. Pero nunca había visto lo que está pasando en Madrid, la total desconexión entre lo que la ciencia requiere, lo que el mundo demanda y lo que las negociaciones climáticas entregan", asegura Alden Meyer, director de la Union of Concerned Scientist. "Los países grandes no se están haciendo cargo de su responsabilidad en aumentar la ambición de sus compromisos", agrega.

Muñoz cree que con las ciudades y empresas que se suman a los compromisos climáticos, "finalmente va a llegar el minuto en que todos los países tendrán que simplemente continuar con lo que ya está ocurriendo".

Comenta