Javier Naranjo, nuevo ministro del Medio Ambiente: “Llevamos la batuta a nivel mundial en cambio climático”

Foto: Andres Pérez

El abogado de 38 años, que sucedió en el cargo a Carolina Schmidt, dice en su primera entrevista que uno de los grandes legados medioambientales de la actual administración es la lucha contra el cambio climático, donde suma la Ley de Marco Climático y la realización de la COP25. "Sabemos que nos han criticado harto, pero a nivel mundial fuimos reconocidos en la COP26", asegura.




Dice que ya sabía que la ministra Carolina Schmidt dejaría la cartera del Medio Ambiente. “Tuvimos una reunión intensa esa mañana, cuando ella hizo pública su decisión”, rememora. Lo que no sabía era que sería el nuevo y probablemente último ministro del Medio Ambiente de la administración de Sebastián Piñera.

Recuerda que poco después de que se reveló la salida de su antecesora, lo llamó el presidente. “Estábamos almorzando con la ministra ese mismo día para botar las emociones de la situación, y en ese momento me llamó. Nunca fue mi expectativa ser ministro, el camino se fue dando”, dice ahora en su primera entrevista Javier Ignacio Naranjo Solano (38 años), nuevo titular del Ministerio de Medio Ambiente, el segundo ministro más joven del Gobierno, solamente superado por Julio Isamit, ministro de Bienes Nacionales, con 32 años.

Aclara que no milita en ningún partido político, y señala que es un honor que lo llamen para un cargo de esta envergadura, aunque reconoce cierto nerviosismo. “Había que avisarle a la familia, mi papá es policía en retiro (PDI) -detective-, fue una tremenda novedad, y un orgullo cuando me acompañó a La Moneda para el nombramiento. El presidente en un momento de distensión le dijo a mis papás si les mandaba a pedir unos baberos, fue bonito. Pero acto seguido a trabajar y en eso estamos, en estas dos semanas”.

Fanático del fútbol, y de Colo Colo, entre 2011 y 2014 durante el primer mandato de Sebastián Piñera ejerció como jefe jurídico del Ministerio del Interior y Seguridad Pública en la Región de Aysén.

El 11 de febrero de 2020 fue designado por Piñera como subsecretario del Medio Ambiente, momento en el cual comenzó a trabajar codo a codo con la ahora exministra Carolina Schmidt. En conjunto, fueron los responsables de liderar la COP25 y 26 en representación de Chile.

Carolina Schmidt, president of COP 25 is confronted by Chilean natives of the Council of Atacameños Peoples.
Carolina Schmidt, exministra del Medio Ambiente, lideró a Chile en la COP25 y COP26.

Desde la sede del Ministerio del Medio Ambiente, a pasos de la Casa de Gobierno, analiza cómo fue su llegada, su visión del cambio climático, de la nueva Constitución y de las próximas elecciones.

-¿Su verano será diferente?

Son los últimos tres meses y un par de semanas de Gobierno, y hoy en día tenemos una misión bien importante, tenemos que sacar un par de políticas públicas para llevar adelante, entonces tenemos puestas todas las energías en poder cerrar bien.

-¿Cuáles son sus objetivos en este período?

Los objetivos que nos quedan son varios: tenemos que sacar la Norma de Emisión de Olores para Planteles Porcinos, la nueva Norma Lumínica que se va a establecer para poder proteger los cielos por su calidad astronómica, que es muy relevante en el norte de Chile, y además, vamos a proteger la biodiversidad, que es muy importante ya que algunas aves migratorias se extravían con las luces. También el Archipiélago de Humboldt, las Áreas Marinas Costeras Protegidas de Múltiple Uso y la Ley de Marco Climático.

Creemos que la principal inquietud de la humanidad y de Chile es justamente el cambio climático, por lo que para nosotros es un tema muy relevante poder sacar la ley y estamos trabajando fuertemente en eso. Hemos conversado con los parlamentarios y en un acuerdo que se llegó con la Cámara, la próxima semana se votaría el proyecto. Sería una buena noticia. Es un proyecto que hemos trabajado de la mano de la ciencia, que ha generado grandes acuerdos. Logramos trabajar con un equipo importante, nuestros técnicos, los técnicos de los parlamentarios y el mundo de la ciencia, particularmente menciono al (CR)2 de la Universidad de Chile. Lo miramos con harta esperanza y muy buenos ojos.

- ¿Seguirá con el trabajo de Carolina Schmidt? ¿O buscará un nuevo camino?

Como Gobierno el camino es súper claro de que el crecimiento económico es plenamente posible con la protección del medioambiente. Si miras las cifras económicas del país, está creciendo, hemos recuperado el ritmo de crecimiento previo a la pandemia, y hemos tomado opciones concretas y ambiciosas en medioambiente. De hecho, uno de los temas que nos parece muy relevante está asociado a los instrumentos financieros, que es una cuestión más bien novedosa. Hace un par de semanas atrás, la Comisión para el Mercado Financiero sacó un instructivo general para todas las sociedades anónimas para que informen en sus memorias los riesgos climáticos. Nosotros queremos ver ahora como meternos fuertemente en eso y tratar de tener información de las inversiones asociadas a materias ambientales, y de esa manera incorporarlo a todos los sectores de la sociedad, incluido el privado y público.

Javier Naranjo, ministro de Medio Ambiente. Foto: Andres Perez

-¿Cuáles han sido los mayores logros en materia medioambiental del Gobierno de Sebastián Piñera?

Un logro bien importante es que logramos incorporar y cambiar los criterios de una economía lineal a una economía circular, creo que ha sido súper relevante. Para poder reducir los gases de efecto invernadero, un 75% es el cambio de la matriz, y en ese porcentaje, la economía circular toma un rol relevante. ¿Qué hemos hecho? Primero la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), donde tenemos distintos decretos específicos que tienen que ver con cómo los productores se hacen responsables de los residuos, como neumáticos, también envases y embalajes, donde nuestro objetivo es aumentar la tasa de reciclaje a 65%-66%. Y la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos que es súper importante, hoy en día solo se utiliza el 1% y queremos llegar a un 60%.

Otro legado es la acción climática, la principal necesidad del mundo es la acción climática y nosotros hemos sido bien constantes con eso. Marcamos una diferencia, impulsamos una Ley de Marco Climático, presidimos la COP25, sabemos que nos han criticado harto, pero a nivel mundial fuimos reconocidos en la COP26. Además, el Plan Nacional de Humedales, con orgullo podemos decir que hemos sido el Gobierno que más áreas protegidas de suelo ha generado, llevamos 38 áreas protegidas, aproximadamente 300.000 hectáreas. En el último Consejo de Ministros aprobamos dos: uno de ellos donde está la Ranita del Loa, que es una especie en peligro de extinción. Queremos llegar a 40, solo quedan dos, es una meta súper ambiciosa.

- ¿Qué temas considera quedarán pendiente en este mandato?

Haremos todo lo posible para que no quede nada pendiente, es nuestra tarea. Con principio de realidad, estamos haciendo todo lo posible por sacar el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, pero se ve que es una tramitación un poco lenta. No hemos logrado todavía, a pesar de que está con suma urgencia, que podamos tener una tramitación un poco más ágil. Será un poco complejo sacarlo, y a pesar de que estamos haciendo todo el esfuerzo posible, creemos que será muy difícil de poder concretar.

-¿Cuánto afectó el estallido social a la COP25 y el hecho de que no se haya realizado en Chile?

El 30 de octubre de 2019 el presidente de la República notificó que la COP no se hacía en Chile. Nos hubiese gustado hacerla acá, trabajamos para eso, estaba todo preparado en Cerrillos, pero lo importante es que el objetivo de la COP25 logramos instalarlo. Y ahí, hay varias cosas importantes, dejamos establecida a la ciencia como base de las decisiones en este país en materia medioambiental. Hoy en día la ciencia nos acompaña a todo. También incorporamos las financias fuertemente, tuvimos que ser ambiciosos. Desde lo anímico nos jugamos con fuerza por hacerlo bien, nos las jugamos con todo. Asumimos la presidencia luego de que Brasil haya declinado en hacerla, y como teníamos un compromiso, dijimos: asumámoslo, y así fue. Aunque se cambió el domicilio, seguimos con todo.

-¿Los resultados le parecieron positivos o insuficientes en algunos ámbitos?

Siempre es importante destacar que en las Conferencia de las Partes (COP) se requiere el acuerdo unánime de las partes, y si un país no forma parte de este acuerdo, no hay acuerdo. Eso pasó en la COP25 y también en la COP26. Trabajamos para que así no sea. Pero me tengo que quedar con lo positivo, me siento orgulloso que logramos que la COP25 haya sido la COP de Latinoamérica. Llevamos la batuta a nivel mundial en cambio climático. Nos sirvió para iniciar el liderazgo y se consolidó con la COP26. Chile es uno de los países líderes en cambio climático, lo han reconocido líderes, la ONU y diferentes estudios. Son reconocimientos internacionales, tenemos que sentirnos orgullosos. Estamos tranquilos de que hemos hecho un buen trabajo.

-¿Qué le pareció lo sucedido en la última COP26? ¿Se lograron avances concretos?

Se repite el mismo fenómeno, a uno le gustaría que los resultados fueran un poco más ambiciosos. Sin embargo, hubo varias cosas bien importantes, como el acuerdo por protección de las turberas, el compromiso de Chile a los automóviles eléctricos, y logramos hacer que esto fuera una cuestión transversal de todo el Estado de Chile. Por otro lado, que Estados Unidos haya decidido y tenido la voluntad de sentarse a conversar con China y ver cómo podíamos avanzar es una tremenda señal para el mundo. Son las dos principales potencias que dicen sentémonos a retomar el avance, porque la ciencia nos está demostrando empíricamente que tenemos que ponernos las pilas o sino la meta de 1,5°C que hoy está en riesgo, efectivamente no se va a cumplir.

-Con respecto a la descarbonización, ¿en qué punto nos encontramos actualmente? ¿Ve posible adelantar los planes o fechas establecidas?

La descarbonización es una política pública muy relevante que ha liderado fuertemente el Ministerio de Energía, tratando de sacar las centrales de energía mientras inyectamos energías renovables no convencionales como la solar o la eólica. Ahí lo que hemos tratado de hacer es que esta política pública sea lo más seria posible, porque tenemos que tener energía para poder realizar todos los cambios que necesitamos. Es una política que cumplirá los plazos de la manera más seria posible y destaco la labor que ha cumplido el ministro Juan Carlos Jobet.

Javier Naranjo. Foto: Andres Pérez

-¿Cómo es la relación con los demás ministerios, como el de Ciencia, Energía y Agricultura?

Tenemos una excelente coordinación con ellos y con todo el Gabinete. Nuestras políticas públicas afectan a distintos sectores, y ellos velan por los intereses de sus propios sectores productivos, por lo que tenemos que hacer las respectivas sinergias para que las normas sean lo más efectivas desde el punto de vista ambiental, pero que sean cumplibles. De lo contrario son puros titulares.

-¿Qué opina del proyecto Dominga?

Del Proyecto Dominga, como ahora me toca presidir el Comité de Ministros, no me puedo pronunciar respecto a su detalle, lo único que te puedo decir es que hay recursos de casación pendientes en la Corte Suprema. Hoy se está a la espera de la decisión judicial.

-¿Recibió alguna instrucción de La Moneda de cómo referirse al proyecto?

Ninguna.

-¿Cómo resguardar a especies que habitan en el lugar? Como el caso del Pingüino de Humboldt, donde un 80% de su población mundial vive en La Higuera

En 2018, tres o cuatro días antes de que se acabe el Gobierno de Michelle Bachelet, el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad no aprobó las Áreas Marinas y Costeras Protegidas de Múltiples Usos (AMCP-MU), lo que sí hizo fue mandatarlo al próximo Gobierno y es lo que hemos estado haciendo. A propósito de la COP25, conformamos una mesa de trabajo con Surpesca, Turismo y nosotros, que de vez en cuando fuimos asesorados por el Ministerio de Defensa.

-Desde el punto de vista de la flora y fauna, ¿cómo se asegura que no se vean mayormente afectadas esta y otras especies?

Con la aprobación de estas áreas, que es lo que estamos trabajando. Con aquello, estableces objetos de conservación, que son los objetos primarios para proteger un área. Lo importante es la biodiversidad como el caso del Pingüino de Humboldt, o podría ser una especie de algún cetáceo. Es lo que definen los equipos técnicos.

-¿Cómo evalúa el escenario política actual del país?

Efectivamente en la segunda vuelta Chile se juega dos modelos de desarrollo de país completamente distintos, y nosotros, defendemos la idea de la libertad. Desde el punto de vista del medioambiente creemos y afirmamos fuertemente, que el desarrollo económico es plenamente posible con el cuidado y protección de éste.

-¿Tiene una postura clara en relación a la segunda vuelta de la elecciones presidenciales?

Por supuesto, pero como ministro, tengo que mantener la prescindencia, pero te puedo decir que defendemos las ideas de la libertad.

-¿Qué le han parecido las propuestas en materia medioambiental de los candidatos?

En segunda vuelta aún no hemos visto ningún debate, parece que uno de los candidatos se ha negado a asistir a éstos. Entrar en el detalle de las propuestas de los candidatos no sé si es lo más adecuado, lo importante creo yo, es que la ciudadanía revise las propuestas en concreto y no los titulares. Suele pasar que hay grandes dilocuencias y poco contenido.

-El trabajo que han realizado, eventualmente podría perderse, ¿cómo lograr que perdure en el tiempo?

La Estrategia Climática de Largo Plazo (ECLP) es un tremendo ejemplo de por qué nos hemos preocupado de hacer políticas de Estado, y no de Gobierno. Cuando la hicimos, involucramos a sectores políticos de la derecha e izquierda, al mundo científico y académico, sin distinción, con participación ciudadana, donde opina cualquier persona de Arica a Punta Arenas, generando un instrumento robusto y transversal, asegurando la seriedad del documento y que justamente no se pierda porque compromete a Chile hacia el año 2050. Por eso nos preocupa tanto la aprobación de la Ley de Marco Climático, porque se establece por ley la obligación de que Chile tiene que alcanzar la carbononeutralidad a más tardar en 2050. Por eso la urgencia de que sea aprobada a la brevedad.

-Con respecto a la nueva Constitución, en materia medioambiental, ¿les preocupa que se dejen de lado ciertas materias?

Nos gustaría que nos hubiesen invitado a exponer nuestra visión del medioambiente, pero no hemos sido invitados. No nos han llamado. Nos gustaría porque somos los que llevamos la política pública en el país. Lo único que nos importa es que en la Constitución se garantice adecuadamente y de manera correcta, la protección de los derechos y con la garantía de éstos, y que lo hagamos de manera seria. Creemos que es posible, y que también no nos quedemos en el slogan y propongamos contenido concreto.

-¿Aceptaría el llamado de uno de los dos candidatos para sumarse a su equipo de trabajo?

A mí me nombró ministro el Presidente de la República, Sebastián Piñera, así que yo soy ministro de Estado hasta que el presidente así lo decida.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.