Arnaldo Zúñiga, jefe de difusión de la Dirección Meteorológica y sus cinco terroríficos días internado en la UTI por coronavirus: “Sí, sentí miedo, no voy a mentir”

El meteorólogo dice que durante su convalecencia, por su edad y su condición de hipertenso, pensó que podría quedar atrapado en el dilema de la última cama.




Arnaldo Zúñiga, meteorólogo y encargado de difusión de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), apenas comenzada la actual crisis sanitaria, sabía que su condición de salud requería ciertas precauciones: es hipertenso, que sumado a sus 61 años, lo llevó a extremar de prevención.

“Debido a una decisión de la Dirección de Aeronáutica (de la que depende la DMC) comenzamos con teletrabajo desde fines de marzo, para prevenir contagios. Incluso monté un estudio, ya que trabajo muchos con medios de comunicación, donde hago cuñas para televisión y redes sociales, y también contestó a la prensa escrita. Yo estaba sano, sin ningún problema en ese entonces”, recuerda hoy Zúñiga.

Coronavirus, Covid-19
A pesar de los cuidados que tuvo, aparentemente un sobrino que vive con él, lo contagió. Foto: Agencia Uno

Vive con tres personas en su casa. “Mi hijo estaba con clases online, estudia odontología, y mi señora también estaba en casa. Además, con nosotros vive un sobrino. Teníamos mucho respeto en relación a los cuidados, salíamos muy poco y cuando lo hacíamos, era con los permisos pertinentes y muy protegidos siempre. Tratando de salir lo menos posible”, añade.

A pesar de los cuidados, Zúñiga terminó contagiado. Cree que el virus provino de su sobrino. “Lamentablemente, mi sobrino tenía que salir a trabajar en una empresa de alimentación, por lo que existe una alta probabilidad de que él nos haya contagiado. Como trabajaba con otra gente, puede que en algún momento haya contraído el virus. Como compartíamos la mesa, comíamos juntos, ahí nos contagiamos seguramente”, recuerda.

Dolor de cabeza, de espalda, cansancio y fiebre

La primera persona en la casa que tuvo síntomas, aproximadamente el 26 de mayo, fue su esposa. “Empezó con mucho dolor de cabeza, una baja de presión muy grande y además perdió el gusto y el olfato. Como mi hija es médico, se preocupó mucho y la llevamos a urgencia, al Hospital Clínico de la Fuerza Aérea, y ahí se le hizo el test. Mi señora le comentó al médico que yo era hipertenso, y como era muy probable de que estuviera contagiado, por seguridad me hice el test. Dos días después nos avisaron que eramos positivos”, explica.

“Ahí empezó todo este calvario”, relata ahora. “Mi señora siguió con síntomas muy fuertes, después yo comencé con dolor de cabeza y dolor de espalda, en la parte lumbar, muy fuerte. Además, cansancio y episodios de fiebre. Me sentí tan mal que me trasladaron a urgencia y quedé hospitalizado. Ya estábamos en la primera semana de junio”, señala Zúñiga.

Estuvo internado en la UTI durante cinco días, ya que habían personas mucho más graves que él, según recuerda. “Si bien estuve en el hospital, y tuve fiebre, gracias a Dios no pasó a mayores. No alcancé a estar intubado”.

Recién esta semana el profesional de la DMC pudo volver a trabajar. "Esto no se acaba de un día para otro", señaló.

Recuerda que se sintió muy mal, sobre todo cuando tuvo episodios de fiebre alta. “Lo menos que quería era contagiarme y terminar en un servicio de urgencia, y la verdad es que sí, sentí miedo, no voy a mentir. Por un lado, porque reunía factores de riesgo como ser hipertenso, además tengo 61 años y estoy en el grupo de riesgo”.

Durante su enfermedad, el dilema de la última cama lo atormentó. “Como veía que esto era muy explosivo, uno se empieza a pasar películas y decía: si llego a urgencia, y está la última cama y hay personas más jóvenes que yo, voy a quedar de lado. Uno ve las noticias y uno piensa que puede pasar”, relata Zúñiga.

Lo dieron de alta, sin estar recuperado en un 100% aún. “Esto no se acabó de un día para otro, seguí con algunos episodios de fiebre. En la casa me seguí recuperando y paulatinamente me fui mejorando. Un día amanecí mucho mejor”, relata el meteorólogo de la DMC, que este lunes volvió a trabajar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.