El Sol, la Luna y una perfecta alineación: Chile vibra con el eclipse

la silla

Imagen del momento máximo del eclipse desde el Observatorio La Silla

Mil personas llegaron al Observatorio La Silla para disfrutar del evento astronómico más importante del último tiempo en Chile.




Emoción. Esa es la palabra que resume el momento que vivieron las poco más de mil personas que llegaron al observatorio La Silla, en la comuna de La Higuera, en la Región de Coquimbo, a disfrutar el eclipse total de Sol. Esta era la llamada "zona cero", el lugar en el que mejor se vería el fenómeno y en el que más duraría la fase total del eclipse.

Este observatorio operado por el Observatorio Europeo Austral (ESO), está ubicado a 2.400 metros de altura y durante varios años se preparó para este evento. Es muy difícil que un eclipse total pase justo sobre un observatorio profesional y además lo haga justo cuando este observatorio cumple 50 años desde su inauguración. Se calcula que el próximo eclipse total de sol para la Región de Coquimbo será en diciembre del año 2132.

Este fue el lugar elegido también por el Presidente de la República Sebastián Piñera, su esposa Cecilia Morel, el ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, y otras autoridades del país para vivir este espectacular evento astronómico.

Muy temprano en la mañana comenzaron a llegar al observatorio los ansiosos turistas, astrónomos para conseguir el mejor lugar. Las autoridades lo hicieron pasadas las dos de la tarde.

En el momento en que la Luna cubrió completamente el Sol, solo hubo silencio. La temperatura bajó varios grados y aunque no se oscureció tanto para que pareciera que la noche había llegado, si se sintió la falta de luz. Unos minutos de silencio, los asistentes extasiado antes tal espectáculo y luego los aplausos y gritos de celebración de todos los que estaban allí mirando.

El ministro Andrés Couve, destacó que "Chile tiene una capacidad telescópica terrestre instalada de aproximadamente el 40% de la capacidad mundial y se están construyendo grandes proyectos observatorios en el norte del país con el que vamos a alcanzar el 70% de la capacidad telescópica terrestre. La astronomía en Chile gracias a estos cielos maravillosos, despejados, con baja humedad y estos observatorios que están en altura, nos ponen en una posición privilegiada para observar el universo". Pero no solo de condiciones naturales del país permiten que sea considerado por la astronomía mundial: "también como Estado hemos tenido políticas muy sostenidas en el tiempo que han incentivado que estos observatorios se instalen en Chile, beneficios tributario, calidad diplomática a los astrónomos, hemos protegido y construido infraestructura cerca de estos observatorio, en los accesos, trabajando en contaminación lumínica... todas estas condiciones las ha mantenido el Estado y dan tranquilidad y seguridad a los grandes observatorios".

El astrónomo y representante de ESO en Chile, Claudio Melo, explicó que el evento desarrollado en La Silla implica más de un año de trabajo. "Imaginamos un poco el número de personas que podríamos alojar y pensamos en dos mil, pero luego bajamos a mil, pero siempre estaba muy claro que la idea hacer no era un evento cerrado, ese fue el desafío, que fuera abierto a la comunidad a turistas, a científicos, a diplomáticos, escolares, autoridades. Estamos muy contentos, trabajamos harto".

Mónica Zalaquett, subsecretaria de Turismo, señaló que Chile ya se está posicionando como un destino astroturístico. "El mundo científico lo ha declarado, Chile es el alma de la astronomía para el mundo", dijo.

El diputado RN, Diputado José Miguel Castro, se comprometió a seguir trabajando desde el parlamento en mociones que protejan los cielos y le den herramientas al país para mejorar aún más su posición en la astronomía mundial.

El clima de este martes fue también el gran protagonista. El cielo despejado, sin nubes, permitió que La Serena y Coquimbo duplicaran los asistentes al eclipse. En el borde costero de La Serena y Coquimbo, se reunieron más de 57 mil personas. En Tongoy fueron más de 2 mil los visitantes, en Guanaqueros mil, en Totoralillo dos mil 500, en la Herradura cerca de mil 200 personas. En el Faro de La Serena, en tanto, el número llegó a las 35 mil personas. Así, las estimaciones iniciales realizadas por las autoridades daban cuenta que unas 45 mil personas verían el fenómeno astronómico en el borde costero, lo que claramente aumentó gracias a las buenas condiciones climáticas.

Los siete experimentos en La Silla

Durante este eclipse, ESO aceptó siete propuestas de observaciones astronómicas o experimentos con finalidades científicas o de divulgación. Algunos grupos utilizaron telescopios preexistentes en La Silla, incluyendo el NTT, ExTrA, TAROT y REM, mientras que otros investigadores construyeron sus propias instalaciones temporales, aprovechando la infraestructura y los recursos de este observatorio.

Además de observar la atmósfera solar y probar la Relatividad General, se observó también (en colaboración con ESA) la exósfera de Mercurio como parte de los experimentos previos para la misión BepiColombo.

También se hicieron observaciones relacionadas con la atmósfera solar y la ionósfera de la Tierra, mediciones espectrográficas de la corona solar, mediciones de la polarización de la corona, imágenes del eclipse con REM en diversas longitudes de onda y situaciones, que se utilizarán para crear conciencia de los telescopios italianos, y una repetición del Experimento de Eddington (relatividad general).

El observatorio La Silla, concentra casi el 45% de la observación astronómica mundial y posee los más potentes telescopios y radiotelescopios del mundo.

Comenta