Chile tendrá su propia “Nasa”: el próximo año comenzará a funcionar el Centro Espacial Nacional (CEN) en el que el país fabricará sus propios satélites

Centro contará con cuatro áreas: un laboratorio para fabricar satélites y cargas útiles; un Centro de Control de Misión Espacial; un Centro de Análisis y Procesamiento de Información Geoespacial y un Centro de Emprendimiento e Innovación Espacial. El Laboratorio de Construcción de Satélites y de Desarrollo de Tecnologías Espaciales, estará abierto al mundo de la academia, la industria aeroespacial y el emprendimiento nacional.




Fotografías de la planta fotovoltaica Cerro Dominador fueron las primeras imágenes descargadas desde el Servicio Aerofotogramétrico de la Fuerza Aérea de Chile (SAF), Grupo 10 de la FACh. El servicio forma parte del Sistema Nacional Satelital (SNSat), una constelación internacional de más de 250 satélites en órbita a los que Chile tiene acceso y desde el cual este lunes se dieron a conocer las primeras imágenes espaciales obtenidas desde esta herramienta.

El objetivo de esta servicio no es solo de observación, sino que tendrán un beneficio directo en la agricultura, recursos hídricos, gestión de riesgos, medioambiente, minería, entre otros.

La descarga de las imágenes contó con la presencia de los ministros de Defensa Nacional, Baldo Prokurica; de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve; de Agricultura; María Emilia Undurraga; de Obras Públicas, Alfredo Moreno, y de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet, además del Comandante en Jefe de la FACh, general Arturo Merino.

Couve señaló que la descarga de la primera imagen satelital (fotografía principal) que el SNSat proveerá al Sistema Nacional Espacial marca un importante avance para nuestro país. “El acceso a estas constelaciones de satélites nos dota de una nueva capacidad estratégica de observación de la Tierra con imágenes en el rango infrarrojo, multiespectrales, hiperespectrales y radáricas”.

Además de Cerro Dominador, se dieron a conocer imágenes de la Base Presidente Eduardo Frei Montalva en la Antártica, de la Minera Collahuasi y del glaciar Juncal Olivares, entre otras.

El procesamiento de los datos geoespaciales nos permitirá expandir el uso de esta información más allá de la seguridad y soberanía, abriendo nuevas aplicaciones de la mano del conocimiento. “Por ejemplo, para enfrentar desafíos como la sequía, desarrollo urbano o predicción de incendios forestales. Además, con estas nuevas capacidades podremos tomar mejores decisiones para la acción climática y disponer esta información para la comunidad científica mediante el Observatorio de Cambio Climático”, explicó Couve.

Prokurica destacó que los beneficios de disponer de nuestras propias capacidades satelitales son enormes, “no solo en Defensa, sino que también en materia de medio ambiente, hídrica, minera, agrícola, de planificación urbana y la explotación de nuestros recursos naturales, entre otros usos. Para qué decir en materia de comunicaciones, de búsqueda y rescate o ayuda a la población en caso de desastres o emergencias”.

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile, Andrés Couve, junto a Alfredo Moreno, titular de Obras Públicas.

Entre los 250 satélites a los que Chile accede en el Sistema Nacional Satelital (SNSat), 10 serán de propiedad del país y que incluye el reemplazo del satélite FaSat-Charlie, actualmente en órbita y que hace más de cuatro años cumplió su vida útil. La instauración de estos diez satélites se desarrollará entre 2021 y 2025, y en ellos se considera tres minisatélites similares, de menos de 100 kilos cada uno y siete microsatélites de hasta 20 kilos. De los 10 satélites, ocho serán construidos 100% en Chile.

Los tres minisatélites (Fasat Delta, Fasat Echo 1 y Fasat Echo 2) serán lanzados entre 2021 y 2024 por la empresa Space X. Los siete microsatélites (sin nombre aún) serán construidos en Chile, en conjunto con las universidades chilenas y su lanzamiento está programado de acuerdo a lo siguiente: uno en 2023, tres en 2024 y tres en 2025, también con la empresa Space X.

Para alcanzar este objetivo, en 2022 se inaugurará el Centro Espacial Nacional (CEN) que contará con cuatro áreas: Un laboratorio para fabricar satélites y cargas útiles; un centro de control de misión espacial; un centro de análisis y procesamiento de información geoespacial y un Centro de Emprendimiento e Innovación Espacial. El Laboratorio de Construcción de Satélites y de Desarrollo de Tecnologías Espaciales, estará abierto al mundo de la academia, la industria aeroespacial y el emprendimiento nacional, además estará coordinado con los ministerios de Defensa y de Ciencia y Tecnología.

Couve estableció que la medida se trata de un salto hacia el futuro. “Avanzamos hacia una sociedad del conocimiento, donde la información y los datos son fundamentales para el desarrollo social y económico de nuestro país. Y así, insertarnos en lo que llamamos la cuarta revolución tecnológica. También es importante mencionar cómo esto va a beneficiar a las personas. Los satélites sirven para muchas cosas: planificación territorial, manejo hídrico, de incendios forestales, para el monitoreo de la seguridad, para trabajar en biodiversidad”.

Para la operación del Centro Espacial Nacional, se equiparán tres Estaciones Terrenas Satelitales de monitoreo; en Punta Arenas, Santiago y Antofagasta, que permitirán controlar los satélites de la constelación nacional, además de descargar imágenes en tiempo real. La información autónoma que entregarán estos satélites se complementará con el acceso preferencial a otras constelaciones satelitales internacionales, lo que permitirá contar con una mayor gama de imágenes recibidas con mayor frecuencia y a un menor costo. Se enfocarán, por ejemplo, en brindar alertas para los Sistemas de Búsqueda y Rescate (SAR), así como la vigilancia y monitoreo marítimo.

En las ciudades donde se emplazarán las Estaciones Terrenas Satelitales, se están desarrollando e implementarán Programas Espaciales Regionales con proyectos educativos, de investigación y desarrollo de tecnologías, transformándose en un punto de generación de capital humano, apoyando la retención de talentos en las regiones y de la misma forma, produciendo un polo de generación de servicios espaciales.

Estamos poniendo en marcha un Observatorio de Cambio Climático junto al Ministerio del Medioambiente y de Relaciones Exteriores, señala Couve. “Y lanzamos una política de inteligencia artificial, que pone los datos al centro de nuestro desarrollo“, agrega el ministro.

La captación de imágenes satelitales permitirá obtener diferentes beneficios. En la imagen, una muestra de éstas.

El SNSat hará énfasis en la distribución y acceso expedito a información geoespacial. Contará con un Geoportal web que permitirá la visualización y descarga de gran información e imágenes satélites y además, con una aplicación que permitirá acceso y distribución expedita a esos datos a quienes tengan relación con el manejo y administración de situaciones como control de inundaciones, planificación territorial, incendios forestales, desarrollo de cultivos agrícolas, estudios mineros e hídricos, etc. Para ello se habilitará, como parte del Centro Espacial Nacional, un Centro de Procesamiento Avanzado de Data Geoespacial, que contará con los más avanzados computadores de alto rendimiento que tendrá el país y que estarán ubicados en Punta Arenas y Santiago.

Junto con el SNSat, se está avanzando en el desarrollo de la estructura administrativa para el Sistema Espacial Nacional, que incorporará una nueva institucionalidad que permita una coordinación e integración efectiva entre distintos servicios públicos y la participación permanente del mundo académico y el emprendimiento nacional en materias espaciales.

Su puesta en marcha es un pilar dentro de un objetivo más amplio: materializar un Sistema Nacional Espacial (SNE) que, junto con avanzar en la capacidad satelital, sea un aporte al desarrollo científico y tecnológico nacional, la Defensa y la sociedad civil, basado en cuatro ejes principales: Formación de Capital Humano, desarrollo de Tecnologías, generación de Conocimiento y creación de Equipos Multidisciplinarios (Team Building).

Espacio como laboratorio natural

La posición estratégica de Chile en el cono sur; su clima propicio para la astronomía; y la abundancia de recursos naturales, son ventajas comparativas que convierten al país en un polo regional de desarrollo de tecnología y de generación de conocimiento para el ámbito espacial. Desde el punto de vista de los recursos naturales, el país es considerado un verdadero laboratorio natural, con características únicas e irrepetibles en otras partes del mundo.

Con la descarga de imágenes satelitales el país contará con capacidades para otorgar valor agregado al uso de estos recursos espaciales y permitirá transformar los datos obtenidos desde la naturaleza en información de capital natural, aportando al país y a la sociedad desarrollo, tecnología y una fuente de trabajo de alto nivel de preparación profesional en el rubro espacial.

Cuando hablamos de un Sistema Nacional Satelital, “no solamente hablamos de lo que está en el espacio, también lo hacemos de lo que está en la Tierra. En ese sentido, este sistema contempla una nueva estación terrena en Santiago, en Antofagasta y Punta Arenas”, revela Couve.

Con la descarga de imágenes satelitales el país contará con capacidades para otorgar valor agregado al uso de estos recursos espaciales y permitirá transformar los datos obtenidos desde la naturaleza en información de capital natural.

Prueba de ello es la implementación de estrategias sustentables como el desarrollo del hidrógeno verde o la energía solar o eólica, cuya factibilidad depende de la información que entrega el espacio. De esta misma forma, rubros como la minería se verán dotados de aplicaciones que otorga la tecnología espacial con el propósito de permitir un valor sostenible en su operación.

A partir de ahora, la descarga, catalogación y disponibilización de las imágenes satelitales permitirá una mayor resolución de la imagen, aumento en la cantidad de información y rapidez en la obtención de datos, lo que beneficiará a una mayor cantidad personas, entidades y rubros que pueden acceder a esta información.

Va a tener relación con todo lo relacionado con gestión de territorio desde agricultura, minería, pesca, medioambiente, gestión de desastre, planificación de territorio en términos generales.

Estas primeras imágenes satelitales descargadas mostrarán diferentes hechos desde el punto de vista medioambiental, como por ejemplo la crítica situación de glaciares y el aumento de la cota de agua y su evolución hacia el año 2050, entre otros.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.