Científicos crean pastilla de insulina oral que reemplaza molestas inyecciones que diabéticos deben usar varias veces al día

Imagen referencial.

La píldora puede administrar con éxito la dosis al hígado en lugar de perder algo a medida que viaja por el estómago.


Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia Británica que trabaja en el desarrollo de tabletas de insulina oral como reemplazo de las inyecciones diarias de insulina ha hecho un descubrimiento revolucionario.

Los investigadores han descubierto que ratones absorben la insulina de la última versión de sus tabletas orales de la misma manera que la insulina inyectada.

“Estos emocionantes resultados muestran que estamos en el camino correcto en el desarrollo de una formulación de insulina que ya no necesitará inyectarse antes de cada comida, mejorando la calidad de vida, así como la salud mental, de más de nueve millones de diabéticos tipo 1 en todo el mundo”, dijo en un comunicado el profesor Dr. Anubhav Pratap-Singh, el investigador principal de la Facultad de Sistemas Terrestres y Alimentarios de dicha universidad.

Él explica que la inspiración detrás de la búsqueda de una insulina no inyectable proviene de su padre diabético que se ha estado inyectando insulina 3 o 4 veces al día durante los últimos 15 años.

diabetes

Según el Dr. Alberto Baldelli, miembro sénior del laboratorio del Dr. Pratap-Singh, ahora están viendo que casi el 100 por ciento de la insulina de sus tabletas va directamente al hígado. En intentos anteriores de desarrollar una insulina potable, la mayor parte de la insulina se acumularía en el estómago.

“Incluso después de dos horas de parto, no encontramos insulina en los estómagos de las ratas que analizamos. Todo estaba en el hígado y este es el objetivo ideal para la insulina; es realmente lo que queríamos ver”, dice Yigong Guo, primer autor del estudio y candidato a doctorado que trabaja de cerca en el proyecto.

Cambiar el modo de entrega

Cuando se trata de la administración de insulina, las inyecciones no son las más cómodas ni convenientes para los pacientes con diabetes. Pero con varias otras alternativas de insulina oral que también se están probando y desarrollando, el equipo de UBC trabajó para resolver dónde y cómo facilitar una mayor tasa de absorción.

El equipo de la Dra. Pratap-Singh desarrolló un tipo diferente de tableta que no está hecha para tragar, sino que se disuelve cuando se coloca entre la encía y la mejilla.

Este método utiliza la membrana delgada que se encuentra dentro del revestimiento de la mejilla interna y la parte posterior de los labios (también conocida como mucosa bucal). Entregó toda la insulina al hígado sin desperdiciar ni descomponer la insulina en el camino.

“Para la insulina inyectada, generalmente necesitamos 100 UI por inyección. Otras tabletas que se están desarrollando para tragar y que van al estómago pueden necesitar 500 UI de insulina, que en su mayoría se desperdicia, y ese es un problema importante que hemos estado tratando de solucionar”, dice Yigong.

La mayoría de las tabletas de insulina que se tragan en desarrollo tienden a liberar insulina lentamente durante dos a cuatro horas, mientras que la insulina inyectada de liberación rápida puede liberarse por completo en 30 a 120 minutos.

“Al igual que la inyección de insulina de acción rápida, nuestra tableta de administración oral se absorbe después de media hora y puede durar de dos a cuatro horas”, dice el Dr. Baldelli.

Amplios beneficios potenciales

El estudio aún debe pasar a ensayos en humanos, y para que esto suceda, el Dr. Pratap-Singh dice que requerirán más tiempo, financiación y colaboradores. Pero más allá de los claros beneficios potenciales para los diabéticos, dice que la píldora que están desarrollando también podría ser más sostenible, rentable y accesible.

“Más de 300.000 canadienses tienen que inyectarse insulina varias veces al día”, dice la Dra. Pratap-Singh. “Eso es una gran cantidad de desechos ambientales de las agujas y el plástico de la jeringa que podrían no reciclarse e ir al vertedero, lo que no sería un problema con una tableta oral”.

Él explica que su esperanza es reducir el costo de la insulina por dosis ya que su alternativa oral podría ser más barata y más fácil de hacer. Transportar las tabletas sería más fácil para los diabéticos, que actualmente tienen que pensar en mantener sus dosis frías.

Aunque la píldora está diseñada para pacientes con diabetes tipo 1, muchas personas que sufren de diabetes tipo 2 también deben inyectarse, por lo que se espera que esta pastilla también esté dispobibles para ellos si es que finalmente logra ser comercializada.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.