Comienza la fiebre por el eclipse solar: lentes, telescopios y arriendos comienzan a agotarse

El próximo lunes 14 de diciembre, Chile será testigo de un nuevo eclipse solar total. A medida que el evento se aproxima, artículos como anteojos ya comenzaron su venta, mientras que hoteles y alojamientos ya están casi llenos.




A dos meses y medio para el próximo eclipse solar total, comenzó una pequeña efervescencia por el evento astronómico del año. En redes sociales y el comercio ya se ofrecen los anteojos con filtro para ver el fenómeno, al igual que como sucedió en junio de 2019, unos meses antes del eclipse de La Serena.

En Mercado Libre, la búsqueda “Eclipse Solar 2020″, arroja 115 resultados. De éstos, la mayoría son lentes certificados para poder disfrutar del eclipse. Los precios van desde $500 al por mayor, hasta $5.050.000 un paquete de 10.000 anteojos.

Ignacio Hevia, gerente comercial de Mercado Libre Chile, explica que en cámaras y accesorios, “vemos un aumento de compras de 380% en relación al año anterior en este mismo período. Ahora, si comparamos su desempeño con julio de este mismo año, vemos un incremento de 65%, lo que indica que a partir de este mes se aceleró el interés de los usuarios por productos como telescopios y binoculares. Podríamos intuir que muchos se han estado preparando para este evento con anticipación”.

En Yapo.cl la oferta también es amplia, casi todos con ventas al por mayor. Los precios más bajos se encuentran en $450 cada anteojo, pero pidiendo una compra mínima de 300 unidades ($135.000).

“Asegura ahora tus lentes para el eclipse solar del 14 de diciembre. Lentes con certificación ISO y CE. Solo ventas por mayor desde 300 unidades. No esperes hasta último minuto, envíos gratis a todo Chile. Estaré atento a cualquier consulta”, señala uno de estos avisos.

Foto: Agencia Uno

Todos los productos que se pueden encontrar en el mercado nacional, provienen del extranjero. Al consultar la página china Aliexpress, es posible encontrar los mismos lentes, pero obviamente, a un precio mucho menor.

En la página asiática, es posible comprar lotes de 100 unidades por US$ 44 dólares, es decir, unos $34.000. Si cada anteojo se vende en $2.000 por ejemplo, el día del eclipse, entrega una ganancia de $166.000.

Una opción más didáctica, y a la vez económica, es construir uno mismo los anteojos. Obviamente hay que tomar ciertas precauciones, ya que está en juego la salud de cada persona.

Telescopios y propiedades para el eclipse

Para los que gusten de una experiencia un tanto más profesional o más certera que la que ofrecen los tradicionales lentes certificados, existe la posibilidad de comprar un telescopio. Estos permiten una visualización mucho más detallada del eclipse.

Hay para todos los gustos, desde los más básicos hasta profesionales. Sus precios van desde $6.000 (para niños), $35.000 un telescopio astronómico simple e incluso opciones avanzadas que superan los cinco millones de pesos.

“En nuestro sitio puedes encontrar múltiples artículos relacionados, desde artículos para fotografía, como también celulares y telefonía en caso de querer obtener las mejores imágenes en sus teléfonos personales. Pero sin duda, los más solicitados para ver un eclipse son los telescopios y los binoculares”, señala Hevia.

Por otra parte, también es posible encontrar arriendos y ofertas de propiedades para el día o la semana del evento astronómico. Por ejemplo, una casa en Pucón, amoblada, con 6.000 m2 de superficie, 3.500 m2 construidos, seis piezas, cuatro estacionamientos y ocho camas (12 personas), se arrienda por un monto de 10 UF diarios, es decir, $286.794.

Pucón es uno de los epicentros del eclipse solar 2020.

Los hoteles también cuentan con reservas totales hace ya un par de meses, incluso años, para los denominados cazadores de eclipses, quienes recorren todo el mundo en busca de estos fenómenos.

En Booking, en Pucón existen 11 opciones de alojamiento disponible la noche del domingo (previo al eclipse), desde un hostal por $159.727, hasta el lujoso Villarrica Park Lake por $731.169.

En Villarrica, el escenario es menos favorable. Solo queda una alternativa de alojamiento.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.