El regreso de Eric Goles

El Premio Nacional de Ciencias Exactas publicó un nuevo libro que habla de verdad, matemática e Inteligencia Artificial. En conversación con Qué Pasa, el matemático se lamenta por la disminución de recursos para la ciencia en el país, dice que esta por el Apruebo y que aun con Ministerio, esta es la peor época para los científicos en el país.




Una especie de zumbido en la cabeza. De la verdad matemática a la inteligencia artificial”. Así se titula el nuevo libro del matemático, Premio Nacional de Ciencias Exactas, Eric Goles. ¿Por qué zumbido? Cuando se le preguntó a Alan Turing, el matemático que “inventó” el computador, qué es la inteligencia, el hombre en quien Steve Jobs se inspiró para el logo de Apple, respondió “es una especie de zumbido en la cabeza”.

En 262 páginas de divulgación científica, el profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), reflexiona sobre el origen de la verdad, la matemática y la inteligencia artificial. Un libro que le llevó más de 35 años de anotaciones, conversaciones, lecturas y análisis que ahora ve la luz junto a Editorial Planeta.

“Es un libro en el que me entusiasmé mucho, me entretuve. Tiene que ver con mi vida, participé, estuve ahí, es una mirada de primera mano hecha por una persona que entre otras cosas, es matemático”, dice

-¿Cómo define la inteligencia Eric Goles?

La inteligencia, no solo según Eric Goles, sino que en general, es un concepto extremadamente resbaloso y no hay respuesta única. Alan Turing, como digo en el nombre de mi nuevo libro, lo dice casi irónicamente cuando lo están entrevistando, lo del zumbido, lo dice, evidentemente, en broma. ¿Es la inteligencia el QI (CI)? Por supuesto que no. ¿Es la capacidad que tenemos de pasarnos películas, de pensar en los otros, de tener autoconciencia y conciencia de sí? Todo eso es verdad, pero no lo circunscribe ni lo abarca.

Para Goles, la inteligencia está relacionada con planear y prevenir el futuro. Y en esa línea, reconoce que se ha avanzado mucho pero que estamos muy lejos de la Inteligencia Artificial (IA). “Real inteligencia en una máquina va a existir cuando tienes un programa que juega ajedrez y un día enciendes el computador y el programa ya no juega si no que está dedicado a estudiar historia clásica, porque ya no le importa el ajedrez, porque tiene ganas de hacer otra cosa”, explica el académico.

El nuevo libro de Eric Goles.

-¿Desde cuándo venía pensando este libro?

Este libro me está rondando, toreando, hace unos 35 años. Tal vez cuando empecé a estudiar matemática. A a mí me impresionó mucho que la noción de verdad, de que una cosa sea verdad, en general y en particular en matemáticas, tiene que ver con proceso lógico de demostrar, de buscar un conjunto de principios en el que todo el mundo esté de acuerdo y a partir de esos principio decir: yo tengo razón en esto, tú tienes razón en esto, esto es verdadero, esto es falso. Llevado a la matemática, es central. Un matemático es matemático porque tiene metido ya en su piel, la noción de demostración, de buscar la verdad. Y eso empezó con los griegos.

Hace 30 años, Goles hizo el primer curso en la U. de Chile sobre el cálculo y la noción de inteligencia en computadores y máquinas. “Después en la UAI, varias veces he hecho ese curso y en base a ese material escribí el libro, que era una cosa que me angustiaba mucho: cómo una idea filosófica que inventaron los griegos, preguntarse qué es la verdad desde las colonia Jónica, desde Tales en adelante, pasando por grandes filósofos, hasta conseguir que Alan Turing, intente responder matemáticamente decirse qué es verdad o que no a través de un diagrama lógico, del computador como se conoce hoy”.

-Hay personas que creen que la Inteligencia Artificial terminará reemplazando al ser humano en algunas tareas...

La palabra Inteligencia Artificial así larga, a mi no me gusta. Por el momento tenemos programas que emulan comportamientos que creíamos solo hacíamos nosotros, y ahora los pueden hacer máquinas. En mi opinión personal, eso va a progresar todavía muchísimo más, pero no vamos a ser reemplazados sino que ayudados por máquinas en tareas tan importantes como el ajedrez, el hacer cálculos matemáticos, etcétera. Pero, inteligencia propiamente tal tiene para mi asociado un concepto que hasta hoy día estamos a años luz, lejísimos de todo aquello.

Para este científico, la inteligencia tiene que ver con la capacidad de tener voluntad y de elegir qué hacer. “Ninguna máquina elige, nosotros las programamos. Hacemos programas para que aprendan, nos sorprenden cómo aprenden pero es el programador, el científico, el matemático, el informático el que creó esa máquina y ese código para que esa máquina aprendiera. Por lo tanto, inteligencia artificial a mi juicio no hay", dice tajante.

inteligencia-artificial

A su juicio, el concepto está sobredimensionado, incluso por la publicidad que a todos los productos les agrega el apellido de “inteligente”, refrigeradores, aspiradoras, pero él insiste: “Cuando la aspiradora, ese bicho redondo que anda por ahí, decida ponerse en huelga o quedarse en un lugar porque le gustó, ahí yo me voy a ir de traste. Eso no ha ocurrido, estamos en la punta de una araucaria, pero queremos llegar a la luna. Esa es la diferencia que nos falta”, agrega.

Pese a creer que aún no existe inteligencia artificial como tal, el expresidente de Conicyt, dice que es necesario que los países trabajen desde ya en una legislación que proteja a las personas y a la sociedad de la acción invasiva de los programas, redes y máquinas. “Hoy día, a partir de tus clics, de lo que a ti te gusta, que haces un like en alguna parte, cuando compraste un libro, cuando diste tu número, prácticamente ya no tienes privacidad. Lo que es bueno y malo, no tengo privacidad , la he perdido, todo eso exige una legislación”. Pero, también advierte que hay otra parte que tiene que ver con la ciencia ficción: cuando las máquinas tengan voluntad, hay que legislar también. “Mañana cuando tengamos objetos inteligentes con voluntad, cuáles van a ser sus derechos maquinales, cuáles serán sus derechos de compartir la vida con nosotros”, se pregunta Goles.

En su reflexión y análisis de verdad, el matemático y académico de la UAI también revisa la actualidad nacional. Y su análisis no es favorable.

¿Cuál es el balance que hace hoy de la ciencia en Chile, cómo la potenciamos si en pleno periodo de pandemia se habla de la importancia de los científicos, pero por otro lado, anuncian el fin de las Becas Chile'

Tengo una opinión extremadamente dura, triste de mi parte. Primero, hoy estamos en una pandemia mundial, antes fue un volcán, un tsunami, un terremoto, un accidente aéreo, cada vez que ocurre una catástrofe, salen voces en todas partes diciendo que se requiere más conocimiento, más ciencia. No sabemos como resolver lo del covirus (coronavirus), tenemos que resolverlo en tiempo real de aquí a mañana, ‘oye hay que invertir dinero para estudiar las vacunas’... bla, bla, bla, siempre lo contingente. Pero en la medida en que un país esté atrapado en su conocimiento científico, humanista por la contingencia, lo digo en buen chileno, ese país está jodido.

FOTO: PATRICIO FUENTES

Según Goles, es clave invertir en la ciencia, pero en lugar de eso, disminuyen los aportes. “Lo que está haciendo nuestro país, lo contingente con el desarrollo de la ciencia, es nefasto”, reclama.

“Hipotecar la poca plata, un epsilon de las Becas Chile, de nuestro jóvenes... un país se define a futuro por la capacidad de los jóvenes para conocer el mundo, viendo lo que está ocurriendo, si no apostamos por eso, mal podemos definirnos como país”, señala.

Respecto del trabajo que ha realizado el Ministerio de Ciencia, Goles dice claramente que “lo ha hecho pésimo” y que “se rindió” ante el Ministerio de Hacienda y el Presidente de la República. Si hay que hacer cambios al sistema de becas se debe conversar con los científicos, pero en ningún caso, recortar los recursos, algo que según él, evidentemente no “no es una decisión iluminada", sino por el contrario, “es el peor error que he escuchado en los últimos 50 años”.

Está molesto, porque dice que hoy, como país, estamos en el peor momento de la historia del país desde la ciencia, aun cuando por primera vez, existe un Ministerio.

-¿Está de acuerdo en que es necesario redactar otra Constitución? ¿Se puede incluir la necesidad de hacer ciencia en el país?

Por supuesto que sí, más allá que ninguna Constitución no es un Mentholatum. Voto por la redacción de una nueva Constitución, es un rayado de cancha, no resuelve problemas. La Constitución que tenemos la hizo un Gobierno Militar eso es inconcebible, aunque tenga parches, hay que hacer una nueva. Ojalá la mayoría pueda ir a votar, es parte del ser ciudadano, tener una cancha más o menos clara para poder jugar, para pensar un país. Cualquier Constitución debe tener claro cuáles son sus derechos ciudadanos y humanos y un derecho humano más, es el derecho a crear y eso debiera estar. Se puede crear en ciencia, en artes, en humanidades, artesanía, el derecho a crear tiene que estar en la Constitución.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.