Estas son las siete mejores bebidas sin azúcar añadido para mantenerte hidratado y en forma

Estas son las 7 mejores bebidas sin azúcar añadido para mantenerte hidratado y en forma

Mantenerse hidratado es crucial para el funcionamiento óptimo del cuerpo humano y la mejor forma de hacerlo es a través de las bebidas sin azúcar añadido. Estos refrescos calmarán su sed y lo mantendrán en forma.


Ya sea porque su sabor dulce es más agradable, o por la efervescencia de su gas o porque contiene aditivos que hacen que queramos consumirlos a menudo, las bebidas azucaradas son muy habituales en las dietas de los chilenos.

Una bebida cola, un jugo de frutas o preparaciones con café pueden sonar opciones tentativas para quitar la sed, pero la realidad es que muchas de estas bebidas están cargadas de azúcar agregada, que dificilmente lo hidratarán. Por eso, tres nutricionistas compartieron las 7 mejores bebidas saludables sin azúcar añadido para mantenerte hidratado y en forma.

7 mejores bebidas sin azúcar añadido para mantenerte hidratado y en forma

Mantenerse hidratado es crucial para el funcionamiento óptimo del cuerpo humano. El agua constituye aproximadamente el 60% del peso corporal y es esencial para la realización de múltiples funciones vitales. “Una hidratación adecuada ayuda a mantener el enfoque, la concentración y la función cognitiva general”, dijo la dietista deportiva Amy Goodson, RD , propietaria de The Sports Nutrition Playbook a EatingWell. “La deshidratación puede provocar problemas de memoria, cambios de humor y disminución de la capacidad de atención”, explicó.

Otro beneficio es que el agua es fundamental para la regulación de la temperatura corporal, ya que facilita la transpiración y la evaporación del sudor, ayudando a enfriar el cuerpo durante el ejercicio o en climas cálidos. La hidratación también mantiene las articulaciones correctamente lubricadas y proporciona oxígeno y nutrientes a los músculos. “Esto es crucial para el rendimiento atlético y las actividades físicas cotidianas, ya seas un atleta o un entusiasta del fitness”, afirmó Goodson.

7 mejores bebidas saludables sin azúcar añadido para mantenerte hidratado y en forma

Además, el agua desempeña un papel clave en la digestión y absorción de nutrientes. Ayuda a descomponer los alimentos en el estómago y permite que los nutrientes se disuelvan para ser absorbidos más fácilmente por el torrente sanguíneo. También facilita el tránsito de los alimentos a través del sistema digestivo, previniendo el estreñimiento y promoviendo una digestión saludable.

Las bebidas azucaradas, como los refrescos, las bebidas energéticas y algunos jugos, pueden proporcionar cierta cantidad de hidratación debido a su contenido de agua. Sin embargo, su capacidad para hidratar adecuadamente es menor en comparación con el agua pura o las bebidas sin azúcar añadido. El alto contenido de azúcar en estas bebidas puede tener efectos adversos en el cuerpo, contrarrestando algunos de los beneficios de la hidratación.

Cuando consumes bebidas azucaradas, el cuerpo necesita procesar y metabolizar el azúcar, lo que puede requerir el uso de agua adicional. Esto significa que, aunque estas bebidas aportan agua, también pueden provocar una mayor pérdida de líquidos debido al esfuerzo adicional que el cuerpo necesita para manejar el azúcar. En algunos casos, el consumo excesivo de azúcar puede llevar a la deshidratación.

Además, las bebidas azucaradas a menudo contienen calorías vacías y pueden contribuir al aumento de peso y al riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón.

Dicho esto, elegir correctamente las bebidas puede ser una forma eficaz de reducir su consumo de azúcar añadido y se mantendrá hidratado.

1. Agua de coco

El agua de coco natural no contiene azúcar añadida. Es un líquido claro que se encuentra en el interior de los cocos jóvenes y es conocido por su sabor ligeramente dulce y refrescante. La dulzura del agua de coco proviene de los azúcares naturales que se encuentran en el coco, principalmente fructosa y glucosa.

Es una excelente bebida hidratante. Contiene una buena cantidad de electrolitos esenciales como el potasio, el sodio, el magnesio y el calcio, que ayudan a mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo y son cruciales para la función muscular y nerviosa.

“El agua de coco es una buena fuente de electrolitos que pueden ayudarte a mantenerte hidratado, además de que contiene algunos oligoelementos diferentes como cobre, zinc y manganeso”, afirmó la nutricionista dietista registrada y especialista en microbioma Taylor Berggren, MS, RDN a EatingWell.

Estos electrolitos también hacen que el agua de coco sea una bebida popular entre los deportistas y las personas que necesitan rehidratarse después de la actividad física intensa o de períodos de calor extremo. Tenga en cuenta que, si bien el agua de coco es una buena fuente de potasio, tiene un bajo contenido de sodio. Si bebe agua de coco para hidratarse mientras hace ejercicio, considere agregar un poco de sal a una comida o refrigerio posterior al entrenamiento para reponer el sodio perdido a través del sudor, señaló el portal.

Además de sus propiedades hidratantes, el agua de coco es baja en calorías y grasas, lo que la convierte en una opción saludable para aquellos que buscan mantenerse hidratados sin consumir bebidas azucaradas o calóricas. Sin embargo, es importante verificar las etiquetas al comprar agua de coco envasada, ya que algunas marcas pueden añadir azúcar u otros aditivos para mejorar el sabor.

2. Jugo de naranja

El jugo de naranja 100% natural está lleno de propiedades y es una excelente fuente de hidratación. “Si bien todos los jugos contribuyen a la ingesta de líquidos y pueden tener un sabor más refrescante que el agua en ocasiones, un estudio anterior demostró que el jugo de naranja ocupaba un lugar más alto que muchas otras bebidas en las medidas de hidratación”, explicó la dietista deportiva Kelly Jones, MS, RD , propietaria de Kelly Jones Nutrition a EatingWell.

Otro estudio mostró que un vaso de jugo de naranja antes de una comida rica en calorías ayuda a comer menos, por su capacidad saciante, y a controlar mejor la glicemia durante el día. Además, puede servir como un medio conveniente para cumplir con las recomendaciones diarias de frutas y ofrece muchos de los nutrientes que se encuentran en la fruta entera, incluidas vitaminas, antioxidantes y polifenoles esenciales que pueden contribuir a un patrón dietético saludable. Al elegir una botella, busque una que diga 100% jugo de naranja en la etiqueta para evitar cualquier azúcar agregada.

3. Jugo de granada

El jugo de granada natural puede contribuir a la hidratación debido a su alto contenido de agua. Además, es una fuente rica en antioxidantes, vitaminas y minerales, como la vitamina C, el potasio y el ácido fólico, que pueden proporcionar beneficios adicionales para la salud.

“Siempre es bueno obtener más beneficios de tu bebida cuando intentas hidratarte. El jugo de granada 100% prensado en su totalidad es una excelente manera de hacerlo porque el jugo de granada contiene potentes polifenoles que pueden actuar como antioxidantes en tu cuerpo”, explicó Berggren.

Los antioxidantes en el jugo de granada, como los polifenoles, han sido asociados con efectos antiinflamatorios y pueden ayudar a proteger las células del daño oxidativo. Un vaso de jugo de granada también es una buena fuente de potasio, que es un electrolito que favorece la hidratación.

4. Agua de limón

El agua de limón es una excelente opción de hidratación, especialmente cuando se prepara sin azúcar añadida. El limón aporta una cantidad mínima de calorías y algunos nutrientes como la vitamina C, que tiene propiedades antioxidantes y puede ayudar a reforzar el sistema inmunológico. La base de agua de esta bebida ayuda a mantener el cuerpo hidratado y puede ser una alternativa más sabrosa al agua pura, animando a las personas a beber más líquidos.

El agua de limón sin azúcar añadida puede ser tan hidratante como el agua pura, proporcionando beneficios adicionales debido a la presencia de antioxidantes y vitaminas. “A veces, las cosas más simples son las mejores”, dice Berggren, que recomienda el agua con limón como una opción de bebida hidratante sin azúcar agregada.

5. Caldo

El caldo natural puede ser una buena opción para hidratarse, especialmente cuando se busca algo más sustancial que el agua. Los caldos hechos en casa, a base de verduras, pollo, res o pescado, no solo contienen agua, sino también una variedad de nutrientes que pueden beneficiar la salud.

Los caldos naturales suelen contener electrolitos como el sodio, el potasio y el magnesio, que son esenciales para mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo. Estos electrolitos son particularmente importantes para la hidratación, especialmente después de actividades físicas intensas o en condiciones de calor extremo, donde se pierden a través del sudor.

Además de los electrolitos, los caldos naturales pueden proporcionar aminoácidos, vitaminas y minerales provenientes de los ingredientes utilizados en su preparación. Los caldos de huesos, por ejemplo, son conocidos por contener colágeno y otros compuestos que pueden ser beneficiosos para la salud de las articulaciones y la piel.

“Muchas personas disfrutan bebiendo caldo de huesos, que no solo aporta líquidos y electrolitos, sino también proteínas”, dijo Jones. Sin embargo, es importante tener en cuenta el contenido de sodio en los caldos. Los caldos comerciales o incluso los preparados en casa pueden tener altos niveles de sal, lo que puede no ser ideal para todas las personas, especialmente aquellas con hipertensión o problemas de retención de líquidos. Por esta razón, es recomendable controlar la cantidad de sal añadida y optar por caldos bajos en sodio si se compran pre-hechos.

6. Kefir

El kéfir es una bebida fermentada que se elabora a partir de leche o agua, y su contenido de azúcar añadida puede variar dependiendo de la preparación y el producto específico. El kéfir de leche, por ejemplo, contiene lactosa, el azúcar natural de la leche, pero generalmente no se le añade azúcar adicional durante el proceso de fermentación.

Contiene probióticos, que son microorganismos beneficiosos para la salud digestiva. Estos probióticos pueden ayudar a mantener un equilibrio saludable de bacterias en el intestino, lo que a su vez puede mejorar la digestión y la absorción de nutrientes. Cada taza también aporta una excelente fuente de calcio (otro electrolito hidratante) y 9 gramos de proteína.

7. Agua fresca

El agua fresca es una bebida tradicional de México y otros países de América Latina, que se elabora mezclando agua con frutas frescas, flores, semillas o granos. Las aguas frescas más comunes incluyen sabores como jamaica (hibisco), horchata (arroz y canela), tamarindo, limón, y diversas frutas como mango, piña y sandía.

“Si estás cansado del agua sola y no tienes ganas de tomar un vaso de jugo, las aguas frescas pueden ser refrescantes y favorecer la hidratación”, dijo Jones. Aunque a menudo se le añade azúcar, siempre se puede pedir sin azúcar y aprovechar las propiedades del agua fresca.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.